Necrópolis Medieval

NECRÓPOLIS MEDIEVAL

  

LA NECRÓPOLIS DE SAN LORENZO DE CORTINA (LLARANES VIEJO) AVILÉS.

(Excavaciones arqueológicas realizadas por la empresa L’ Azagaya.

Arqueólogas: Paula Bartolomé Ovejero  y Catalina Yánez Solís)

(Diciembre 2002/abril 2003)

  

1.  SITUACIÓN GEOGRÁFICA Y CONTEXTO DEL YACIMIENTO:

(LOCALIZACIÓN DE LA EXCAVACIÓN)

 El yacimiento de la ermita de San Lorenzo de Cortina se ubica en el poblado de Llaranes Viejo, en Avilés, Asturias.

•    Referencias arqueológicas documentales cercanas al edificio:

–    Poblamiento desde el Paleolítico Medio

–    Numerario romano.

•    Toponimia en relación al mundo romano.

•    Ventana geminada del edificio.

•    La ermita de San Lorenzo de Cortina es un edificio de planta rectangular de nueva construcción (11m x 7m), que conserva en la fachada una ventana geminada contextualizada por César García de Castro en torno al S. X, y que se corresponde con alguna edificación anterior.

•    Con la excavación arqueológica se ha documentado la existencia de ese edifico anterior, del que se conserva la zapata de cimentación, sobre el que se levanta el actual.

•    Además, la excavación reveló una necrópolis y una sacristía que sufrió remodelación, y posteriormente se destruyó, anexa al edificio ritual en la zona sur.

 

2. INTERVENCIÓN ARQUEOLÓGICA

 

•    Objetivo:

–    Obtener datos sobre la fecha de fundación del edificio.

–    Relación de este edificio con posibles estructuras arquitectónicas o construcciones anteriores.

•    El Ayuntamiento de Avilés encargó la excavación arqueológica

•    Comenzó el día 12 y terminó el 29 de diciembre de 2002.

 

3. DESCRIPCIÓN DEL YACIMIENTO

 

•    Zapata de cimentación de un edificio anterior.

•    La zapata de cimentación del edificio actual.

•    Una necrópolis o cementerio: sepulturas en fosa y en lajas.

•    Una sacristía que se remodeló y posteriormente se destruyó.

•    Cronología relativa y absoluta.

 

4. SECUENCIA ESTRATIGRÁFICA. CONTEXTO DE LOS ENTERRAMIENTOS

 

•    No existe un inventario específico.

•    En general hay ausencia de ajuares o  son de gran pobreza.

•    Su cronología es muy amplia.

•    Con gran variedad de tipos.

•    Ausencia casi total de dataciones absolutas.

•    Repartidas por toda Asturias.

•    Las que están en relación a un templo suelen estar en el exterior.

 

5. ENTERRAMIENTOS DOCUMENTADOS

Los enterramientos excavados han sido 8: Dos de ellos en lajas, y el resto en fosa.

•    Enterramientos en fosa

 - Aparecen tanto por encima  como por  debajo de las tumbas de lajas.

–    Disposición,  cubito supino.

–    Manos sobre la pelvis.                                                   

–    Orientación E-W.

•    Enterramientos en laja.                                                                                    

–    Han sido 2.

–    No están completos.

–    Fueron destruidos parcialmente.

- Todos parecen tener orientación E-W, con la cabeza hacia el oeste, lo que corresponde a un ritual de enterramiento típicamente cristiano.

 

6. MATERIALES DOCUMENTADOS

 

•    Ausencia de ajuares y los escasos restos cerámicos.

•    Dificultad para evaluar la necrópolis.

•    Son sólo significativos tres fragmentos cerámicos.

•    Uno de los enterramientos se dató a mediados del siglo XIII (Muerto 7), otros dos del siglo XIV (Muerto 1 y Muerto 5), y uno de comienzos del siglo XV.

 

7. DATACIONES ABSOLUTAS

 

•    Se realizaron por carbono 14. Es una técnica que mide los isótopos de C14 y C12.

•    Se recogieron muestras de cuatro individuos

•    Tres de ellos pertenecían a enterramiento en fosa, y uno en lajas

•    Los resultados muy positivos, confirman los restos más antiguos de mediados del siglo XIII, y los más recientes del siglo XV.

 

CONCLUSIONES

 

•    La existencia de una primitiva zapata de cimentación revela la presencia de un edificio anterior (quizá en relación con la ventana geminada que hoy se conserva en la fachada del edificio)

•    Se revela la presencia de un edificio anterior sobre el que se levanta el actual.

•    La necrópolis se sitúa en la zona sur de la ermita, patrón que es frecuente en el ritual cristiano asturiano, y que se encuentra complementada por la construcción de una sacristías anexa al lado sur del edificio.

•    Completada por la construcción de una sacristía anexa en el lado sur.

•    Uso diferencial de los espacios: lado sur para las inhumaciones, dado que en la zona norte no aparece ninguna estructura o enterramiento.

•    Una ocupación intensa lo que revela una reserva espacial diacrónica para este uso.

•    Las correlaciones de la necrópolis de San Lorenzo de Cortina, con otras asturianas, revelan que los tipos de enterramientos documentados se corresponden con los patrones de sepultura de época medieval en las iglesias y monasterios cristianos.

•    Las tumbas en lajas parecen estar mejor fechadas, y suelen situarse entre los siglos X- XIV, con una ocupación preferente en el tramo del S. XII al XIV, mientras que las tumbas en fosa se generalizan a partir de la Edad Media y de uso frecuente en la Edad Moderna.

•     Las tumbas en fosa de San Lorenzo de Cortina están tanto por debajo como por encima de las tumbas en laja.

•    La necrópolis medieval  de San Lorenzo de Cortina está funcionando entre los siglos XII y XVII

 •    Esta necrópolis ha sido datada por medio del procedimiento del C14 por la universidad de Barcelona, como primera necrópolis medieval de Asturias, datada por este procedimiento.

 

II FASE DE EXCAVACIONES

 •    Se pretenden realizar dentro y fuera de la ermita.

•    Los objetivos son:

–    Encontrar restos del edificio anterior

–    Documentar material que permita saber la cronología

–    Saber si también hay enterramientos en el interior de la ermita y en la parte de la cabecera.

 

CRONOGRAMA Y BASES DE LA RESTAURACIÓN

FELIGRESES, VECINOS Y AMIGOS DE SAN LORENZO DE CORTINA:

 Nuestra primera Iglesia Parroquial (San Lorenzo de Cortina) merece y necesita una restauración integral. Según el Plan Director elaborado por el arquitecto D. Jorge Hevia Blanco, el coste total asciende a 93.151 €. Realizar la obra de inmediato es impensable pero sí se puede realizar por fases y en años sucesivos, teniendo en cuenta que nos podemos acoger a subvenciones institucionales.

PLAN DE ACTUACIÓN PROGRESIVO:

Año 2010:

Segundas Excavaciones Arqueológicas. El coste total asciende a 9.887,92 €, financiado íntegramente por el 

Ayuntamiento de Avilés.

Elaboración del Proyecto Integral. Coste: 6.725,68 €. La Consejería de Cultura nos aportará 2.911,15 €. Nosotros hemos de abonar: 3.814,51 €

 

 

RESUMEN DE PRENSA JULIO 2010

 

AVILES

El Ayuntamiento destina 10.000 euros al sondeo arqueológico de Llaranes

20.07.2010 -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento aprobó ayer destinar cerca de 10.000 euros para la excavación arqueológica prevista en el entorno de la ermita de San Lorenzo de Cortina, en Llaranes.

La aportación municipal asciende a un total de 9.887,92 euros que serán aportados en forma de subvención a la parroquia de Santa Bárbara de Llaranes para la realización de las excavaciones arqueológicas.

Las nuevas prospecciones se vendrán a sumar a la realizadas hace siete años, y que situaron el origen del templo en el siglo XII, lo que le convierte en una de las edificaciones más antiguas de las que se tiene constancia en el municipio.

Junto a las excavaciones que ahora se prevé iniciar en Llaranes, el Ayuntamiento ha expresado su intención de afrontar estudios similares en otros de los templos y espacios más emblemáticos del casco antiguo de la ciudad, como es el entorno de la iglesia vieja de Sabugo. Esos estudios se sumarán a los que ya se están ejecutando en el entorno de la iglesia de los Padres Franciscanos, cuyo origen también se sitúa en el siglo XII.

AVILES (24/7/10)

Las excavaciones buscarán una posible base prerrománica en la capilla de San Lorenzo

Los trabajos arqueológicos en el templo ubicado en Llaranes durarán un mes

24.07.2010 - RAFA BALBUENA

AVILÉS.

«Tenemos la hipótesis de que bajo esta ermita podrían encontrarse los restos de un templo prerrománico, y por eso emprendemos estos trabajos arqueológicos». Con estas palabras resumía ayer el concejal de Cultura, Román Antonio Álvarez, los objetivos propuestos para las excavaciones que tendrán lugar en agosto en la capilla de San Lorenzo de Llaranes.

La idea es sugestiva, ya que, según el edil, «hay dos templos citados en un documento medieval, la donación de Alfonso III, que no hemos podido ubicar en el espacio; uno de ellos podría encontrarse aquí». A eso contribuye «el hallazgo de una zapata (una pieza constructiva) más antigua que el resto del templo», que refuerza la teoría apuntada «por la presencia de una ventana geminada del frontispicio del templo, cuya pertenencia a un templo prerrománico está demostrada». Ahora «se trata de contextualizar este elemento, del siglo XI, con el resto del edificio, que es del siglo XIV», señaló Álvarez, quien además cree que «no sería disparatado encontrar aquí restos romanos, aunque es difícil y hay que encontrar pruebas fehacientes». De esa labor se encargará la arqueóloga Catalina Yáñez, que trabajará con el arquitecto Jorge Hevia en unas excavaciones a las que sólo resta para acometerlas el permiso de la Consejería de Cultura, para unos trabajos cuya duración previsible no excede de las cinco semanas. «Entonces, una vez publicada la memoria, sabremos qué esconde la capilla de San Lorenzo», resumió el edil.

Por su parte, el párroco de Llaranes, José María Murias González, se congratuló de este proyecto, que define como «el primer paso en una renovación integral de este pequeño templo». Así, a los 9.887 euros destinados íntegramente por el Ayuntamiento para estas excavaciones, se le irán sumando una serie de actuaciones destinadas a recuperar el entorno del edificio, desde el cementerio, el suelo original y las pinturas murales, que se encuentran bajo una capa de cal en el interior. Y después, recuperar la techumbre original y la mampostería de las paredes. Todo ello supondrá un montante de 93.000 euros que el párroco estima ocuparán «unos tres o cuatro años de obras».

En todo caso, el de 2010 está siendo un verano de oro para la arqueología avilesina, ya que a estas excavaciones se les suman los trabajos similares en la iglesia 'vieja' de Sabugo y la capilla de Los Alas, cuyos resultados serán publicados en breve, según avanzó Román Álvarez.

Lne.es » Avilés (24/7/10)

 Llaranes, con el pasado bajo tierra

Una campaña arqueológica buscará vestigios romanos en la capilla de San Lorenzo de Llaranes y tratará de recuperar elementos decorativos anteriores al siglo XVIII

Vanessa PARAPAR
«Investigar en la historia de los pueblos es algo muy importante ya que es el esqueleto de las sociedades», sentenció ayer el concejal de Cultura avilesino, Román Antonio Álvarez, durante la presentación del plan de excavaciones arqueológicas que se ejecutará el mes de agosto en la capilla de San Lorenzo de Llaranes.

El objetivo del estudio, según explicó, es determinar si en la zona de la iglesia existen restos de un asentamiento de la época romana. Además se buscará averiguar si hubo elementos decorativos anteriores al barroco dentro de la ermita. Álvarez recalcó: «Queremos continuar con la hipótesis de que existió un asentamiento de la época romana».

Según el párroco, José María Murias, en 2002 ya se hicieron trabajos de investigación que aclararon que la capilla tiene influencias de diferentes épocas. «Se descubrió, gracias a una zapata de la ermita, que San Lorenzo estaba datada en el siglo VIII pero posteriormente averiguamos que se había hecho una restauración durante el barroco que no dejó la Iglesia como se construyó inicialmente», aclaró. En este momento, gracias a una subvención de Ayuntamiento de Avilés, se quiere estudiar si existen pinturas geométricas y elementos decorativos anteriores al siglo XVIII, según los expertos época en la que se pudo modificar la ermita.

Según Jorge Hevia, arquitecto encargado de la reconstrucción de la capilla, San Lorenzo tiene un origen medieval que ha sufrido alteraciones con el paso del tiempo. «Una vez que se hayan hecho las excavaciones se intentarán descubrir las pinturas», avanzó Hevia. Y añadió que el objetivo de todo el proyecto es conseguir que los elementos más representativos de San Lorenzo sean los nuevos protagonistas de la capilla, dejando atrás todas las modificaciones que han dejado los siglos.

La restauración de la capilla de Llaranes comenzará en el mes de agosto y supondrá un gasto de 9.887 euros financiados íntegramente por el Ayuntamiento de Avilés. Dentro de esa partida se incluyen las actuaciones arqueológicas, la reconstrucción del tejado y la consolidación de los muros.

Asimismo, según el párroco de Llaranes, la consejería de Cultura del Principado y la parroquia llevarán a cabo un plan de actuación para años venideros y que supondrá un gasto de 6.500 euros. Según Murias, esta partida implicará un gran esfuerzo para la parroquia. «Con esta propuesta, llevaremos a cabo la elaboración del proyecto para, en años futuros, realizar una restauración completa del tejado, la estructura, limpieza y fortalecimiento de los muros», manifestó.