Mayores

El Grupo de "mayores", insertado en la dimensión caritativa, como pastoral de enfermos realiza una

gran tarea en la parroquia:

La parroquia está dividida en zonas, asignando una zona a cada voluntario que participa en las reuniones del grupo de mayores, distribuye la información sobre el novenario de difuntos y cartas a las familias, a sí como las Felicitaciones de Navidad.

Prepara y realiza la fiesta de la Unción de enfermos comunitaria  con invitación  a un encuentro festivo.

Hace visitas a domicilios (llevar la comunión) y hospitales o residencias.

Se coordina con acogida (siempre atentos a las necesidades).

Asiste a los Cursos de Pastoral de Enfermos.

Y, aunque tiene vida propia, participa en todas las actividades de Cáritas y de la parroquia.


1. El análisis


Llaranes tiene una población muy envejecida y las Ayudas para la Dependencia no cubren las necesidades reales.

No suele haber problemas económicos pero sí a veces de información de recursos. En algunos casos: soledad.

En muchos casos hay un alto nivel de creencia, con limitaciones para la práctica religiosa.

Para llevar una tarea coordinada y armónica es imprescindible la vida del equipo de mayores, en lo que a veces se falla.

Es necesario estar atentos a las personas que están envejeciendo y, siendo practicantes, ya no pueden acudir a la Iglesia.

 

2. Los Objetivos.


 “Estar pendientes de las situaciones de soledad y/o abandono para ayudarles en sus limitaciones de comunicación, de conocimiento de los recursos y de ayuda y apoyo humano y espiritual”

“Sensibilizar a la comunidad sobre la vejez y la enfermedad” .

Incorporar algún miembro al grupo y no trabajar en solitario.

Tener en cuenta nuevos casos de personas enfermas e incorporarlas al listado.

Formación permanente.

Incidir en la asistencia a las reuniones mensuales.

Orar e invitar a las familias y ofrecer la misa sabatina por los fallecidos durante la semana.