¿Cúal es la edad más adecuada para llevar al niño a la guardería?

Según el famoso Pediatra Pedro Barrera, quien trabaja en un programa televisivo chileno sobre niños llamado: “Buenos días a todos” y tiene una Web que os recomiendo: http://www.pediatraldia.cl/ , la edad más adecuada para que el niño vaya a la guardería es a los dos años, momento en que ya ha adquirido suficiente autonomía para desenvolverse por sí mismo, anda, se inicia con el habla, etc. Muchos psicólogos coinciden en que el niño debe estar en el ambiente familiar como mínimo el primer año de vida, comentan que la edad adecuada para ir a la guardería está entre el año y medio y los dos años, aunque si por necesidad tuviese que ir a corta edad, es preferible que sea antes de los 8 meses, ya que de esta forma es más facil su adaptación.

En algunos países no tienen problemas para llevar al niño a partir del año de edad. En Suecia, por ejemplo, ha subido notablemente la natalidad, pues el padre o madre (según decida la pareja), tiene un largo permiso para quedarse al cuidado de sus hijos, manteniendo su puesto de trabajo y percibiendo casi la totalidad de su sueldo. Véase artículo sobre este tema pinchando aqui

Desgraciadamente, en España la mujer lo sigue teniendo bien difícil. Si difícil es encontrar un empleo, mayor aún es tener que separarse de su hijo a tan corta edad, menos de cuatro meses (16 semanas), duración de la baja maternal. Las madres que tienen que trabajar y no tienen la posibilidad de que algún familiar cuide de sus hijos (cosa muy habitual hoy en día dada la necesidad de movilidad geográfica para optar a un buen puesto de trabajo) tienen dos opciones: contratar a una persona que los cuide en casa o llevarlo a una guardería. Normalmente, se deciden por la guardería, ya que, entre otras cosas, la primera opción es mucho más cara.

Los padres desde marzo del 2007 tienen un permiso de paternidad de 15 días, pero sólo el 46%  los disfrutan. Véase artículo pinchando aquí

Una vez llevan al niño al centro, las madres se sienten culpables de dejarlo sin su cuidado desde tan pequeños e inseguras de no haber elegido la guardería adecuada. Algunas hasta lloran de frustración en la puerta del centro el primer día y transmiten ese estado al bebé, que llora también.

¿Guardería pública o privada?

A la hora de elegir guardería, nos encontramos con las públicas y las privadas.

Las públicas están mejor dotadas en cuanto a espacio, materiales y personal. Además, al ser públicas, tienes la garantía de que cumplen unos requisitos mínimos en cuanto a titulación de las educadoras, número de niños por aula, personal de apoyo...

Las privadas tiene mayor amplitud y flexibilidad de horario, pero no olvidemos que son empresas y, por tanto, “negocio”. Normalmente, te encuentras con más niños por educadora, la comida suele ser de peor calidad, los precios son más elevados... En este caso, pagar más no es indicativo de mayor calidad. Además, sólo algunas admiten bebes desde los cuatro meses de edad.

Triste realidad es el hecho de que en España no disponemos de guarderías públicas para todos y mucho menos gratuitas. Las pocas plazas disponibles suelen ser ocupadas por hijos de familias con dificultades y el precio se estipula en función de los ingresos de cada una. De todos modos nunca se debe perder la esperanza, así que es conveniente saber que el plazo de prescripción es en torno a Marzo-Abril, sin olvidar reservar también plaza en la privada que ¡ojo! abren el plazo cuando lo estiman conveniente y pagas la matricula por adelantado, perdiendo el dinero en caso de obtener plaza en la pública. Para colmo, las guarderías privadas que ofrecen mejor servicio suelen estar completas y a veces no queda más remedio que conformarse con la que queda, sin olvidar que tendremos que pagar aproximadamente la cuarta parte de nuestro sueldo, si hablamos de un sueldo decente.

Criterios para elegir bien una guardería privada

La elección de la guardería no es tarea fácil, de ello depende el bienestar de los hijos. Además, esta tarea no acaba una vez escogido el centro, es entonces cuando más debes cerciorarte de que todo es correcto, pues, no es oro todo lo que reluce y rectificar es de sabios.

Lo que se ofrece a continuación son una serie de consejos y advertencias para elegir bien una guardería, comprobando que todo esté en orden no sólo antes sino "durante" la estancia de su hijo en la misma.

Independientemente de si la guardería está cerca o no del trabajo o casa, si hay aparcamientos en los alrededores, si los horarios nos vienen bien, si tiene comedor (en caso de necesitarlo) y de los precios, hay muchos factores que a veces se nos van de las manos a la hora de elegir una guardería, como por ejemplo, el número de niños por aula, la cualificación del personal, etc. En breve, vamos a ver cada punto paso a paso.

¿Cómo preparar al niño para la guardería? Pincha aquí