Cordón umbilical
 
 

Limpieza:

El cordón umbilical debe permanecer siempre seco. Se debe limpiar y desinfectar aplicádole unas gotas de alcohol rebajado (70º) o bien un antiseptico que no contenga yodo, como por ejemplo: cristalmina, aunque es mejor el alcohol porque seca más. Una vez  desinfectado, se debe cubrir con una gasa esterilizada, preferiblemente en envases de 1 o 2 unidades para evitar su contaminación al tenerlas almacenadas. Estos cuidados deben continuarse una vez desprendido el cordón, hasta que el muñón (ombligo) esté completamente cicatrizado. Se puede mojar durante el baño, pero siempre secándolo muy bien.

La frecuencia de su limpieza varía si se trata de niño o niña. El niño a veces hace pis hacia arriba mojando el cordón, por lo que necesita mayor higiene. Se recomienda su limpieza 4 veces diarias, mientras que para la niña es suficiente con 2 veces diarias.

Hay que observar si tiene mal olor, sangrado o si desprende un liquido blancuzco o amarillento ( o algún otro tipo de secreción) y, si es así, consultar al pediatra.

¿Cuándo se cae?

Tarda aproximadamente una semana en caerse. Depende de si es niño o niña, por los motivos comentados anteriormente, y del peso del bebé, a mayor peso, mayor tiempo en caerse. Cuando se cae, queda una pequeña herida, que puede sangrar un poco.

Si a los 10 días no se ha desprendido consultar al pediatra.