Otras Enfermedades

Otras Enfermedades


Tabique Desviado
 

El tabique nasal (o septum nasal según la terminología médica) es una pared de cartílago y hueso que separa un orificio nasal del otro desde adelante hasta donde termina la fosa nasal en la faringe. Normalmente esta estructura es recta y permite dos cavidades nasales simétricas para el paso normal del aire por la nariz.

El término tabique es utilizado indistintamente por la gente y por los médicos para denominar dos elementos un poco diferentes. uno es el dorso nasal que lo podemos palpar llevando el dedo hacia la nariz. El septum o tabique que referimos los otorrinolaringólogos no tiene mucho que ver con el que se ve, sino que es interno y no puede ser visualizado a simple vista, se requieren estudios como rinoscopía o rinofibroscopía o tomografía computada.

 El desvio de tabique implica que una fosa nasal se encuentra parcialmente obliterada por la proyección del tabique, con implicancias en la respiración nasal.

La nariz puede estar derecha vista desde el exterior, pero el septum igualmente estar desviado, no hay correlación entre nariz derecha con tabique derecho. Sin embargo, cuando la nariz está torcida vista desde afuera, seguramente todo el septum también se encuentre desviado.

     

 

 

Cirugía quirúrgica del tímpano  (Timpanoplastia )

 

El término timpanoplastia implica reconstrucción del mecanismo auditivo del oído medio, bien sea  que se efectúe o no un injerto de la membrana timpánica.La timpanoplastia es una operación que permite reparar un tímpano dañado, detener una infección y mejorar la audición. La reparación  de la membrana timpánica se denomina generalmente miringoplastia o timpanoplastia tipo I (1).

Con el paciente bajo anestesia general, el

otorrinolaringólogo injerta en el tímpano una pequeña porción de tejido sacado de una vena o una fascia (cubierta muscular) para reparar la ruptura.

En caso de problemas con los huesecillos (osículos), el cirujano utilizará un microscopio quirúrgico para inspeccionar y reparar esta cadena de huesecillos, utilizando dispositivos plásticos u osículos de un donante. Los resultados generalmente son muy satisfactorios, logrando  una mejoría auditiva y control o prevención  de la infección.   

     
 
 
 

Cáncer de garganta o laringe

El cáncer de garganta, laringe o supraglótico es una lesión que afecta las cuerdas vocales y/o las zonas cercanas a estas (como la faringe), en dicho lugar las células cancerosas se enquistan formando un bulto conteniendo liquido en su interior, afectando una de las dos cuerdas vocales y produciendo disfonía al impedir la vibración normal de la misma.

En general, los más predispuestos al cáncer de garganta, laringe o supraglótico son los pacientes fumadores y los bebedores, dichos hábitos pueden transformar las células de la garganta, laringe o supraglótico en células cancerosas. Así mismo existen pacientes con tumores de garganta, laringe o supraglótico que nunca han bebido ni fumado ni un cigarrillo.

Síntomas

  • Ronquera que no desaparece en 1 ó 2 semanas
  • Irritación de garganta que no se resuelve en una a dos semanas, incluso con antibióticos
  • Dolor en el cuello
  • Dificultad en la deglución
  • Hinchazón en el cuello
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Tos
  • Tos con sangre
  • Sonidos respiratorios anormales (sonidos chillones) 

El objetivo del tratamiento es destruir el cáncer y evitar que se disemine a otras partes del organismo.

Cuando el tumor es pequeño, se puede utilizar ya sea la cirugía o la radioterapia solas para eliminarlo, pero cuando el tumor es grande o se ha diseminado a los ganglios linfáticos cervicales, a menudo se utiliza una combinación de radioterapia y quimioterapia para preservar la laringe, procedimiento éste con el que se tiene éxito en la mayoría de los casos.

En algunos casos, se puede requerir la extirpación quirúrgica del tumor, incluyendo todas o parte de las cuerdas vocales (laringectomía).

   

 

 
 
Volver al incio                                                                     Anterior
Comments