*Acupuntura intradérmica (hinaishin)



Las agujas intradérmicas son dispositivos de mínimo grosor y longitud, empleadas para producir un estímulo permanente de media-baja intensidad. La técnica de hinaishin consiste en insertar una o más agujas  bajo la piel en puntos dolorosos que el paciente indica al terapeuta. Su efecto es analgésico y terapéutico.

Las agujas intradérmicas se dejan inmovilizadas en la piel del paciente, a fin de que se produzca el efecto terapéutico, durante un periodo de tiempo que oscilará desde unos días hasta 2 semanas.

El  tratamiento con acupuntura intradérmica no produce dolor, ni puede ocasionar ningún tipo de riesgo o efectos adversos para el paciente. 




Pasos para la aplicación de hinaishin:



1. Localizar el punto de acupuntura a tratar según la disfunción y conforme a los meridianos del cuerpo.



2. Escoger la aguja a emplear y ubicarla de forma intradérmica.



3. Aspecto final: la aguja queda inmovilizada y protegida en la zona de aplicación.





Mostrando 0 elementos
Extension
Ordenar 
 
Extension
Mostrando 0 elementos
Comments