¿Qué es la orientación?

"[...] tenemos que prevenirnos contra quienes predican a los jóvenes el éxito, en el sentido habitual, como objetivo de la vida. [...]  El valor de un hombre debería juzgarse en función de lo que da y no de lo que recibe. La motivación más gratificante del trabajo, en la escuela, en la vida, es el placer que proporciona el trabajo mismo, el que ofrecen sus resultados y la certeza del valor que tienen estos logros para la comunidad. Para mí la tarea decisiva de la enseñanza es despertar y fortalecer estas fuerzas psicológicas en el joven."

Albert Einstein, Mis creencias

Orientación es un término tomado de la astronomía y la navegación, de exploradores y aventureros. El oriente fue desde siempre la dirección que daba sentido a la dirección de los viajes inciertos.
relojes para el blog plantillas curriculum vitae word
Orientar significa dar pautas para saber adónde dirigirnos o conocer diversos caminos que podemos tomar. Pero la orientación educativa no dice lo que hay que hacer. Sería absurdo e injusto asumir una autoridad que nadie tiene derecho a usurpar a ningún individuo. Por otro lado, el proceso de convertirse en persona, de alcanzar la autonomía, no se resuelve simplemente rechazando normas, costumbres e influencias; es imposible ser autónomo sin referencias, normas e imposiciones. Sin socialización no puede haber individualización, es decir, únicamente se es libre después de haber pasado por la experiencia de una cierta imposición.

Ahora parece que redescubrimos el valor de las obligaciones, del fracaso, incluso de las frustraciones (
Javier Urra). El error posee un valor formativo de primer orden y sin límites nos dirigimos al abismo. Ahora bien, cada persona tiene la responsabilidad individual y moral de trazar su propio camino, una 
construcción que nadie debería demoler. Este es el sentido que ha de tener la acción educativa de la orientación de profesores y padres.
                                                                            

“La sociedad se ha preocupado por crecer económicamente, pero se ha descuidado el orientar a la juventud y dar pautas de conducta y finalidades constructivas y duraderas, no efímeras. Por esta razón echamos de menos una educación orientada a ser buenos ciudadanos.” (Victoria Camps)