Orfanatos Niños Ciegos

Orphanage Morning Star
 La Asociación                     Proyectos                 Orfanatos Niños Ciegos                 Colabora              Nuestro Blog

En agosto de 2007, tuvimos la ocasión de conocer un colegio de niños ciegos en Mungod, (cerca de la población de Hubli, estado de Karnataka), que nos dejó fuertemente impactados por la situación general: precaria estructura todavía en peores condiciones que cuando comenzamos a ayudar al Orfanato Estrella de la Mañana, zona muy pobre de India, algunos niños tienen otros problemas asociados además de su ceguera, en fin pobreza extrema y tremenda dificultad de integración y socialización.  Este orfanato, que al tiempo es el propio colegio de los niños, fue creado a impulso y está a cargo directo de un monje budista, quién los ha ido rescatando de situaciones límite y tratando de mantenerlos con los escasísimos recursos de los que puede disponer; por lo que se planteó como otro objetivo de nuestro viaje el conseguir más información y realizar un informe para poder evaluar y ampliar la ayuda de la Asociación a ellos.

A raíz de nuestro apoyo, el mismo monje budista del monasterio Gaden Shartse llamado Ghese Dorje, está trabajando en un nuevo proyecto; ha acogido  niños ciegos de otra zona próxima en Haveri, y ya tiene un principio de  otro orfanato-colegio, que tenemos proyectado convertir en una escuela para llegar a estudios de nivel superior para niños ciegos.

En la actualidad, tras empezar  la ayuda de la Asociación, hay atendidos 60 niños ciegos, de ellos 45 están en la casa de Mungod y 15 están en la de Haveri, que se creó en septiembre de 2.007. Ambos están directamente controlados por Geshe Lobsang Dorje con ayuda de un nativo de Mungod, al margen del profesorado y personal. El orfanato de Mungod, al ser más antiguo, está más consolidado que el de Haveri, habiéndose contratado a tres profesores ciegos y uno vidente, comprado un ordenador específico, así como la contratación de una señora que está a cargo de limpieza, cocina, aseo, etc.

En el de Haveri se ha contratado a un profesor ciego y una señora que les limpia y cocina. La casa donde viven está arrendada, pero ya hemos iniciado las gestiones para conseguir un terreno para poder edificar y trasladarse. Así mismo, se han realizado revisiones médicas a todos los niños, (sólo uno es operable y se está en ello), y se les está apoyando con una cuota mensual de 400 euros para ambos orfanatos; es decir, estamos apoyando con 6,66 €/mes por cada niño, lo que significa que hay que hacerles mayor aportación.

Todos los profesores viven con los niños. Y en el plazo de seis meses se ha pasado de unos niños que carecían de tono vital e interés alguno, huidizos, temerosos, con la cabeza hundida en sí mismos y sin articular apenas palabra, con poca higiene y un trapo por ropa, etc. a una situación en la que su tono vital ha subido espectacularmente, son participativos, se relacionan y ayudan entre ellos, sonríen, han adquirido confianza, se interesan por su entorno y las actividades y se esfuerzan en seguir a sus profesores. Todo ello ha sido posible por la ayuda que se les ha prestado desde la Asociación, al poder darles una alimentación mejor y continua, así como sentirse protegidos y atendidos; por lo que no podemos fallarles.  

La música es el principal elemento de atención. Se les ha llevado flautas, armónicas, castañuelas, panderetas, guitarras, etc. y se está en proceso de encontrar el material didáctico y juegos que mejor se les ajuste a su situación y entorno.  

Se ha previsto que en Haveri se adquiera un ordenador con software acústico para ciegos, (igual al de Mungod) para que aprendan el uso de herramientas informáticas, así como instrumentos musicales, braille, dos mesas y sillas, para su distribución en dos clases de distinto nivel.

Todo lo expuesto anteriormente es aplicable a  este nuevo proyecto, pero con la carga añadida propia de la fase inicial.