La mejor óptica del mundo

El treinta por ciento de los escolares padece disfunciones visuales que pueden provocar en inconvenientes en el desempeño académico. La lectura es un proceso de aprendizaje que se empieza en la edad preescolar y prosigue alén de la etapa académica del humano. A lo largo de este proceso el pequeño emplea el sistema visual para transportar al cerebro toda la información de lo que lee, con lo que, la primera cosa que debe hacer un pequeño a lo largo de la educación es ver bien.

Una buena visión binocular puede ser clave entre el éxito y el descalabro escolar.

Inconvenientes prismáticos - 2Tanto progenitores como maestros juegan un papel inicial fundamental para reconocer si puede existir algún inconveniente visual, solo tienen que prestar atención a determinados comportamientos del pequeño, por ejemplo: si el pequeño se aproxima demasiado a los libros o bien T.V., si se distrae de manera continua, si no entiende lo leído, si tiene una mala escritura a mano, si entrecierra los ojos para fijarse en detalles, si adopta situaciones de torticolis para leer y hacer los deberes, si tiene malestar y fatiga visual con frecuencia…y evidentemente, si su desempeño escolar es bajo.

Ahora que los estudiantes han regresado a las salas es esencial que su visión sea perfecta, para lo que es indispensable que a todos y cada uno de los pequeños en edad escolar se les realice un examen visual completo por la parte de profesionales ópticos-optometristas, especialistas sanitarios de atención primaria de la salud visual, con la meta de descartar defectos refractivos como la miopía, hipermetropía, astigmatismo y esencialmente las disfunciones prismáticos. Estas anomalías pueden llegar a inutilizar al escolar para fusionar las imágenes de los dos ojos y poder conseguir una imagen única y tridimensional, con lo que puede dar sitio a fatiga visual, malestar y afectar a la eficiencia de la lectura y la educación.

Es fundamental que estos inconvenientes se adviertan a tiempo, pues va a ser más simple revertirlos cuanto más joven sea el pequeño. Hasta los ocho-nueve años el sistema visual es muy plástico, lo que quiere decir que vamos a tener mejor pronóstico con estos inconvenientes visuales. Un tratamiento concreto como la terapia visual, llevado a cabo y controlado por un óptico-optometrista puede dar unos resultados muy eficientes, de ahí que, ¡ataja el inconveniente visual de tus hijos lo antes posible!

Élia Gândara, responsabe técnico optométrico de Medical Óptica Audición, nos da unas recomendaciones en lentes de sol por edades:

Infantiles y cadetes: deben usar lentes de sol no únicamente en verano, sino más bien asimismo en primavera y en otoño. La inclinación del sol, y como consecuencia sus reflejos, pueden ser en esas temporadas más perjudiciales que en verano en tanto que el sol está más vertical. Además de esto es conveniente que las lentes de sol sean bastante cerradas para eludir incidencia de la luz lateralmente.
lentes de sol


Adultos de más de cincuenta y cinco años: al tener un grado de opacificación del cristalino (principio de cataratas), una parte de la radiación UV es absorbida o bien filtrada por el amarilleamiento del mismo y esta no llega tan intensamente a la retina, situación que se marcha agrandando con el tiempo. La luz perceptible por contra, padece distorsiones, reflejos, deslumbramientos y baja la sensibilidad al contraste.

Operados de cataratas: con o bien sin lente intra-ocular, deben hacer singular hincapié en la protección tras la cirugía, puesto que al recobrar la estimulación luminosa de cuajo en la retina puede favorecer o bien provocar una degeneración macular asociada a la edad por agobio.

Los conductores de motos o bien ciclomotores deben llevar lentes de sol que sean suficientemente envolventes para impedir que las partículas de polvo o bien otros cuerpos extraños penetren en los ojos, con el peligro que eso acarrea.

No se deben usar lentes de sol para conducir de noche, salvo las de categoría 0.

Si utilizas lentes graduadas, no olvides graduar tus lentes de sol, sobre todo para conducir.

VER TAMBIÉN: Consejos para conducir al amanecer y atardecer

La edad sí importa

No todas y cada una de las lentes de sol son iguales


De la misma manera que cada persona tiene un modo de vida diferente, las lentes de sol deben amoldarse a diferentes necesidades de protección ocular. Estos 3 puntos son indispensables en el momento de adquirir una gafa de sol:

Han de estar homologadas por la Unión Europea
Deben resguardar del cien por ciento de la radiación ultravioleta
La montura debe ajustarse bien a nuestro semblante

Comprar unas gafas de sol oscuras en una tienda online que absorban la radiación UV pueden ser aun mejor que no llevarlas, puesto que al reducir la iluminación y dilatarse por esta razón más la pupila, la entrada al ojo de radiación dañina puede ser más alta que sin ellas.

Las mejores monturas son Rayba, Oakley y Prada.

De ahí que resulta indispensable el asesoramiento de un profesional de la salud ocular que nos va a ayudar a elegir el género de lentes de sol más conveniente en función de nuestras actividades rutinarias y aficiones.
No dar relevancia al color del cristal
lentes de sol


El óptico-optometrista señalará el tono de las lentes en función de las necesidades de cada usuario:

El verde deja una percepción de colores con poquísimas perturbaciones. Reduce la luz perceptible sin interferir en la claridad de la visión. Es conveniente para deportes náuticos y también hipermetropía.

El cobrizo filtra las radiaciones azules y aumenta el contraste y la profundidad de campo. Este color es el indicado para los deportes al aire libre y las personas miopes.

El gris transmite uniformemente la luz a través del fantasma y respeta mejor los colores naturales, con lo que es buena elección para la conducción.

El amarillo no es conveniente para conducir en días radiantes, puesto que puede provocar fallos en la percepción de las luces de los semáforos. No obstante, mejora el contrate en días nublados, nublosos y con bruma.

El naranja es el color más conveniente en condiciones de baja iluminación, como la conducción nocturna o bien con bruma, puesto que aumenta los niveles de contraste, mas no es capaz para el empleo solar.

No tener en consideración los filtros concretos

Existen filtros concretos para situaciones singulares que requieren una investigación más completo de la vista y de de qué forma interfiere la luz.

Específicamente, estos son los 3 más esenciales y que se aplican en las situaciones comunes:

Filtro fotocromático. Responde a la intensidad de la luz y suprime la radiación ultravioleta mudando su intensidad de clara a obscura. Por esta razón, está singularmente recomendado para personas con un iris claro y para conducir.

Filtro espejado. Ofrece una protección máxima en frente de los rayos UVA. Está en especial recomendado para personas que practiquen el esquí o bien la escalada. Su primordial inconveniente es que se raya con sencillez.

Filtro polarizado. Su ventaja más resaltable es que minimiza los deslumbramientos al proyectar cara fuera los destellos más potentes. Los especialistas lo aconsejan a apasionados a deportes como la pesca y otros deportes acuáticos y para las personas que se exponen a superficies reflectantes.


No cualquier gafa de sol sirve para conducir

Las lentes de sol más aconsejables para la conducción son las que tienen un filtro solar de categoría inferior a cuatro.

El color preferible para los cristales es el gris, en tanto que transmite uniformemente la luz a través del fantasma y respeta mejor los colores naturales.

El cristal polarizado evita los reflejos más molestos del sol.