El Rosario‎ > ‎

Reflexiones Mensuales

MISTERIOS GOZOSOS

 

1.  LA ANUNCIACIÓN 

El primer misterio de gozo es la encarnación, La encarnación es el  gran misterio con el cual Dios mismo se hace hombre, para salvarnos, para enseñarnos su reino; Es tan sublime ver como la misma divinidad tomo la forma humana, para poder comunicarse de manera más clara y entendible a nosotros; Conocer  esto  es quizá lo más maravilloso que  Dios  el todopoderoso nos ha permitido , pues  el no quebranto nuestra humanidad, pudiéndose  valer de cosas sobrenaturales ,  no lo hizo, sino que al contrario se mostro desde nuestra condición y  utilizo nuestro propio lenguaje; prácticamente vino a nosotros tomando  la iniciativa, se encarno para hacerse igual y desde ahí enseñarnos su reino y encaminarnos hacia él  movidos por su gran amor.

 

4.  LA PRESENTACIÓN DEL NIÑO JESÚS EN EL TEMPLO

Jesús jamás fue un personaje oculto, esto visto desde dos perspectivas: una que es aquella  que lo muestra, en está ocasión ante el templo y los hombres, porque de seguro que no era el único niño que iba a ser presentado y la otra sobre la fuente de tensión que supone que el mensaje de Cristo, el mensaje del amor es algo escondido, que se impone a la perseverancia del hombre en el amor de Dios. Ha girado nuestro año litúrgico y de nuevo empieza la experiencia de Dios desde el principio con Jesús como verbo, como dice el Evangelio de Juan, pero no es tumbar y volver a construir, sino más bien un año más de grandeza y desarrollo, para algunos “árboles” tal vez ya sea tiempo del fruto, otros aunque no son tan vivaces,  van por ese camino con fuerza de perseverancia y perseverancia no significa de ninguna forma volver a empezar. Pero si no has empezado, empieza y no esperes el giro del tiempo.

 

5.  LA PÉRDIDA Y HALLAZGO DEL NIÑO JESÚS EN EL TEMPLO

Qué bueno reflexionar sobre este misterio en este tiempo de preparación a la navidad o mejor al nacimiento de nuestro Salvador Jesucristo.

Quiero que tomemos dos palabras: la primera es “preocupación”, ejemplo claro y visible del hogar de Nazaret cuando no encuentran a su hijo y  comienzan a buscarlo incansablemente hasta que lo hallan, la segunda es “obediencia”, demostrada en el regreso de Jesús para su casa con sus padres donde vivió cumpliendo las enseñanza de su Madre.

Estas dos palabras y ejemplos de Jesús, María y José que acabamos de referenciar hoy las debemos traer a nuestras vidas y especialmente a nuestros hogares para que desde el niño hasta el adulto sea capaz de manejar su propia vida e historia con una plena responsabilidad y compromiso para el bien de todos los que lo rodean. Que el buen Dios les regale el amor y la obediencia en esta navidad.

 

 

MISTERIOS LUMINOSOS

 

1. EL BAUTISMO DE JESÚS

Nuestro Señor Jesucristo con su bautizo, nos hace partícipe de su misión salvífica, nos comparte el hecho de ser sacerdote, rey y profeta de su Reino.

Es por ello que todo bautizado está llamado a extender el mensaje de Jesús, el mensaje de salvación. El bautismo es purificación aunque Jesús no necesitaba purificarse, pero si es necesario pasar por un bautismo o purificación para obtener un corazón limpio y un espíritu nuevo para así realizar con perfección nuestro apostolado junto al prójimo.

 

2. LA AUTORREVELACIÓN EN LAS BODAS DE CANÁ

Jesús se da a conocer a sus discípulos en el milagro de las bodas de Caná, gracias a  la intervención de su madre María, transforma el agua en vino, el vino del amor, en este gesto sorprendente,  es el compartir  la alegría  humana en un banquete de bodas.

Con el bautismo Jesús  en el rio Jordán comienza su vida pública, con la transformación  de agua en vino en las bodas de Caná comienza los milagros y signos eficaces  a favor  de los hombres. María dice  la los sirvientes “haced lo que el os diga”,  María conoce el corazón de su hijo y sabe que no le negara el favor que le pide, no le negara nada, conoce la fe y la misión de su hijo le ofrece la oportunidad para que revele su gloria y su poder.

 

4. LA TRANSFIGURACIÓN 

En este misterio vemos a Jesús con Elías y Moisés, rodeado de toda la gloria que del padre procede. Esta gloria es muy propicia para el ambiente de adviento que viviremos, cuando conmemoramos no sola la primera venida del señor, sino la esperanza de la segunda venida en donde se mostrara su gloria y su poderío, tal como se mostro a Pedro, Santiago y Juan. Que este tiempo de adviento y esta celebración de la navidad aumente el perfeccionamiento de la vida cristiana, para que gocemos de la gloria de Dios en Cielo.

 

5. LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA

El sacramente que Jesús instituyo la víspera de su pasión se llama Eucaristía,  que es acción de gracias al Dios todo poderoso y   que se hace alrededor de la mesa; la eucaristía es las primicias del banquete del reino celestial para nosotros los cristianos, donde recordamos el sacrificio del señor Jesús;  sacrificio de salvación, donde él se nos da como alimento,  a través de su cuerpo y su sangre,  dándonos toda la fuerza , el poder ,la alegría y la voluntad necesarias, para seguir en la brecha de la vida el camino que conduce al reino de Dios.

 

 

MISTERIOS DOLOROSOS

 

1. LA ORACIÓN DE NUESTRO SEÑOR EN EL HUERTO

Este misterio ubicado dentro de los misterios de Dolor, es quizás el menos reflexionado y tenido en cuenta, porque no nos parece tan doloroso en comparación a los otros, pero, sin saberlo nosotros, es el que más se comparte hoy en nuestra sociedad y esto podemos notarlo al preguntarnos qué fue lo que motivó a Jesús a ir aquel lugar a orar. ¿No fue acaso el reconocimiento de su impotencia ante la obra del Padre? ¿o su miedo de muerte? ¿o el no poder cumplir la voluntad de Dios que lo dirigió hasta allí? Pues bien, estos mismos sentimientos son los que llevan a muchos en nuestra sociedad al borde del suicidio, de la desesperación, de los vicios y otras innumerables situaciones, pero hoy al borde de esas situaciones podemos decir a Dios en grito, desde nuestro dolor, ¡Dios, si quieres aparta de mí este cáliz de amargura, pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya!

 

2. LA FLAGELACIÓN DEL SEÑOR

Pilatos aun sin encontrar crimen alguno en Jesús, lo mandó a flagelar; nosotros cada vez que pecamos o lastimamos a nuestros hermanos, estamos flagelando nuevamente a Jesús, es por esto que no debemos seguir el ejemplo de Pilatos en mandar a azotar a Jesús, al contrario

Debemos reconciliarnos con Jesús, acercarnos al sacramento de la penitencia para así ayudar a curar las heridas que en algún momento le hemos ocasionado a causa de nuestros pecados.  

 

4. EL CAMINO DEL MONTE CALVARIO CARGANDO LA CRUZ 

Este misterio es oportuno para recapacitar en este tiempo de adviento… es un regalo de Dios. Hoy el Señor Jesús nos invita a tomar las riendas de nuestras vidas y reflexionar sobre las cosas positivas y negativas de este año que culmina, para realizar unas metas del año que viene y poder tomarlo de la mano como guía de nuestra vida y camino hacia la salvación.

Llega la navidad tiempo de paz y fraternidad, que ese nacimiento de nuestro salvador ilumine sus hogares y nazca en sus corazones para que nuca les falte la compañía en el seguimiento que realizan en el diario vivir.  

¡Camino con caídas camino de perfección!

 

5. LA CRUCIFIXIÓN Y MUERTE DE NUESTRO SEÑOR

En el cuadro sublime de la redención del hombre y la cercanía de este con Dios, detengámonos a observar, no solo el hecho magnánimo de la muerte del Señor y la justificación del género humano, sino la figura de María símbolo de la esperanza humana; no solo sufre por la muerte cruel de su hijo, si no que espera con nosotros en este adviento y navidad, la venida de Jesús glorificado por el padre que viene al encuentro de la creación.  

 

MISTERIOS GLORIOSOS

 

2. LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

Este misterio nos vislumbra la meta de la carrera que iniciamos, pues, se acerca la conmemoración del nacimiento de Jesús el cual luego se manifestará como rey de toda la creación. Bajando a los infiernos y luego ascendiendo  al cielo, nos  enseña que desde la condición humana, desde lo humilde y pequeño se alcanzan las cosas más elevadas.

Así, respecto al nacimiento y posterior gloria, compartimos un  poema que nos va a ayudar, para que dejemos nacer algo misterioso en nosotros: lo más antiguo, hermoso y nuevo. Meditémoslo pensando en el profeta Daniel y la parábola del grano de mostaza en quien se inspira.

“Tengo un huevecillo en mi mano, dice la morena tierra, Él es el  futuro de todos los que en mi peregrinan. El será un árbol frondoso que no dejará de crecer, todas las aves del cielo en el anidaran y su sombra nos cobijará.

Este pequeño, esta semilla, es hoy una mota de polvo en el pico de un ave.”

 

3. LA VENIDA DEL ESPÍRITU SANTO

Si meditamos en el orden de los misterios de Gloria, nos encontramos con una realidad que debe alimentar con fuerza nuestra experiencia de Dios, son tres grandes momentos los que contemplamos, uno referente al Hijo, su resurrección y ascensión, uno al Espíritu Santo y uno a la Santísima Virgen María, su asunción y glorificación, tres momentos delimitados por la acción del Espíritu Santo.  Pentecostés, es pues, el momento histórico y neurálgico en que el Espíritu Santo, arremete el miedo que cundía a la comunidad apostólica y abre con dinamismo el sendero que conduce al entendimiento del misterio de Cristo y la posibilidad de la santificación manifestada en primera medida en María, desde una Iglesia, a la que hoy, por la acción del Espíritu Santo, llamamos Católica.

 

4. LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA

Pongamos de manera especial a todas las madres que esta navidad no estarán en casa, ya sea por que gozan de la presencia viva de Dios, o tal vez el estar detrás de las rejas de la cárcel o el flagelo del secuestro han privado su libertad. En este misterio del santo rosario contemplemos la gloria de nuestra madre entrando a los cielos, y oremos con ella para que este tiempo de espera del nacimiento de nuestro hermano Jesús, sea el tiempo de sensibilizarnos por el dolor de aquellos que sufren por sus madres. Que las vísperas de Navidad sean tiempo para cerrar capítulos y dudas en nuestro corazón para alcanzar la felicidad.

Comments