BOLSA DE LA MEDICINA


CAPITULO X La bolsa de la medicina

Después de la ceremonia de iniciación, para hacerse hombre o mujer, los crow tenían un saquito con objetos personales, llamado bolsa de la medicina. Si eras hombre llevabas una pipa y si eras una mujer una cuchilla, sus pinturas y los talismanes.

Ojo de nube, por fin, se levantó a caminar y su madre cada día lo llevaba a una parte diferente para que la conociera. Cada uno tenía que cazar para fabricar el saquito. Las chicas tenían que estar 6 días en el bosque y tenían que volver con ayuda del Gran Espíritu y el chico irse a las llanuras de mano elevada y volver sano y salvo. A los seis días volvieron las chicas pero el chico no volvió. Ojo de Nube dijo: Vendrá por donde se pone el sol y a los 9 días volvió


    Antonio Colinas, un poeta al que también hemos conocido este curso, ha escrito un poema que relacionamos con este capítulo de "Ojo de nube" y con nosotros. Siempre hay que superar pruebas en esta vida y debemos enfrentarnos a ellas.



LA PRUEBA


Mira: a punto estás de penetrar en el bosque.
Vas a dejar la casa blanca de la cima
tan plácida, tan llena de música y sosiego,
y ahí te espera el bosque impenetrable.


Irremediablemente deberás cruzarlo:
el bosque que desciende por ladera escabrosa, 
el bosque en que no hay nadie
y el bosque en el que puede haber de todo, 
el bosque de humedades venenosas,
morada de lo negro
y de una luz que enturbia la mirada

Entra en él con cuidado y sal sin prisas,
mas nunca se te ocurra abandonar la senda
que desciende y desciende y desciede
Mira mucho hacia arriba y no te olvides
de que este tiempo nuestro va pasasndo
como la hoz por el trigo.
Allá arriba, en las ramas, 
no hay luces que te cieguen, si es de día.
Y si fuese de noche,
la negrura más honda la siembran faros ciertos.
Todo lo que está arriba guía siempre.

Mira, te espera el bosque impenetrable.
Recuerda que la senda que lo cruza
-la senda como río que te lleva-
debe ser dulce cauce y no boa untuosa
que repta  y extravía en la maraña.

Que te guíe la música que dejas
-la música que es número y medida-
y que más alta música te saque
al fin, tras dura prueba, a mar de luz

Antonio Colinas








NUESTRA BOLSA DE LA MEDICINA
Qué cosas nos ayudan a ser felices y afrontar los problemas

Este capítulo nos ha recordado el poema de Antonio Colinas, porque nos parece que ocurre lo mismo. Nos da la idea de que en la vida hay que hacer cosas difíciles y nos tenemos que enfrentar a ellas. Noe, Cris, Wander y Laura



En mi bolsa de las medicinas metería  los recuerdos buenos de cuando estaba en el parque de mi casa jugando con mis amigos y la primera vez que aprendí a nadar. Jorge y Jenni

En mi maleta lo que quise poner es un poco de lo que es la esencial de la vida como puede ser el amor, la amistad, la fortaleza de la vida.. Guardaría mis recuerdos de cuando vivía en Colombia, mi niñez con mis primas, cuando llegue a España el 19 de enero del 2000, cuando nació mi sobrina. Kathe