La vida criolla: La Brava y Vital Ocampo

         En la pagina "Materiales y Recursos para Descargar"; hemos colocado varias paginas (en Formato PDF)  del libro "El Bravero"; de Enrique Tourn ,autor que actualmente reside en Buenos Aires.-
 
        En ellas, se menciona  a Vital, a Nazario, sus campos, y sus actividades--
 
 
 Paginas 14 y 15: donde el protagonista Monzon llega a La Brava:

"... luego, las tierras del propio Vital Ocampo, caudillo del lugar, en busca del camino Real de Crespo a San Javier, que atravesaba esas tierras de Este a Oeste. Alcanzo el camino y cabalgo por el hacia el naciente sol de la madrugada.-

A eso de las diez de la mañana traspuso la tranquera oriental de lo de Ocampo, y entro asi a La Brava, aldea pegada a la gran estancia del caudillo.”

...” Avanzo hacia el centro del poblado. El “centro” de La Brava era un cruce de calles. o. mejor dicho, el punto donde el camino de San Javier doblaba en angulo recto hacia el sur, hacia lo de Zavalla y se unia a los dos callejones del pueblo. Alli, en una de esas cuatro esquinas, estaba, de un lado, la comisaria, que era la casa particular (amplia y colonial) de don Nazario Ocampo, comisario eterno de La Brava y hermano del caudillesco don Vital.”

 

Paginas 18 y 19: En el boliche del turco Elias Abraham.

... Los braveros echaron humo y continuaron bebiendo caña, conversando y riendo. Algunos le tomaban el pelo a Benigno Gomez por su caida del redomon.-

Che, “Benino”. ¿Asi que te compraste el camino e San Javier?. -le pregunto, burlon, el Tino Luna, hijo bastarde del caudillo Vital Ocampo y Maxima Luna.”.-

En eso entro al boliche don Nazario Ocampo, el comisario del pueblo,a tomar sus cañitas matinales y tambien invito una vuelta. Don Nazario era hombre de unos setenta años, estatura regular y delgado, de cutis bien blanco.Usaba bigotes y pera en punta, canosos, y vestia como los demas habitantes de la colonia: sombrero grande, pañuelo, bombachas y botas. Hombre de buen carácter, afable y jaranero, era hermano de don Vital...”

Prosiguiendo en paginas 20 y 21:

... Ocampo, el caudillo, quien a su vez, habia sido Jefe de Policia del Departamento San Javier durante doce años consecutivos, de 1900 a 1912. El segundo de don Nazario era su hijo Antonio, mas conocido como “Antuco”. El comisario estaba casado con una mujer de la familia Costa, del lado de Helvecia; mujer de caracter malisimo, y con la que no se llevaba muy bien, según decian.-

Don Nazario llego hasta el mostrador, se acodo en el, y pidio la vuelta para todos. Por supuesto, ni le paso por la mente la idea de llamarles la atencion a Gomez y a Hoyos por el hecho de haber domado un potro en el centro de la comunidad. Al contrario, se unio a las chanzas y buen humor al respecto de los demas:

- Habia sido malo nomas el colorao- comento, ironico, bebiendo un sorbo de caña. - Andaban los paisanos a los tumbos por el camino.-

Paginas 36 y 37. Luego de la muerte de Juan Conaqui en el boliche, el protagonista huye de La Brava.-

 

...instintivamente miro para el lado de la comisaria, donde Nazario estaria durmienco la siesta. Y era posible que sus tres o cuatro milicos tambien. Pero el turco Elias iria pronto a despertarlos...”

 

Paginas 38 y 39.

... asi que le convenia marcharse rapido, pese a que habia matado en defensa propia.”...

Desde la montura abrio la tranquera, paso al otro lado y la cerro. Estaba nuevamente en las tierras de Vital Ocampo. Apuro el tordillo y continuo galopando por el camino Real, hacia el Oeste. El viento lo azotaba de frente, secando la sangre del indio pegada en su ropa. A su derecha, cerca del camino y la tranquera, estaba la casa particular de Vital Ocampo. Era una casa larga, de ladrillos y techo de paja. El viejo caudillo queria habitar cerca del pueblo y del boliche, adonde se hacia llevar en volanta con cochero, todas las tardecitas, a tomar las copas en lo del turco.-

 

Pronto la casa del caudillo quedo atrás.-

Iba apurado.-

Aun debia recoger su tropilla, que pastaba cerca del Saladillo Amargo, en los pastos de don Vital.- 

El caudillo permitia a los braveros soltar los caballos dentro de su campo, que era de exelente y abundante pastura. Cada tropilla buscaba un lugar determinado para pastar. Asi, entonces, cada uno sabia donde ir, infaliblemente, a buscar sus caballos. Las tropillas de potros, por ejemplo, que tenia los Hoyos desde Alejandra para domar en La Brava, buscaban siempre, en lo de don Vital, el rumbo de la querencia. Y asi iban, indefectiblemente, a arrinconarse en la esquina noroeste de la estancia, contra la laguna La Brava, -que le daba nombre al pueblo- y el alambrado. La tropilla de Monzon acostumbraba pastar recostada sobre el Saladillo Amargo y a la izquierda del camino.-

 

Continuó galopando.-

Enseguida diviso, tambien a su derecha, el casco de la estancia. Esta consistia en una larga sucesion de ranchos de barro y paja, ubicados uno tras el otro, como los vagones de un tren, a unas cuantas cuadras del camino.-

Lo correcto, en circunstancias normales, hubiera sido llegarse hasta el casco de la estancia y avisarle al capataz. Felipe Zanabria, que iba a retirar la tropilla. Pero eaa no era una circunstancia normal: el iba disparando y ademas, a esa hora, el capataz Zanabria estaria durmiendo la sagrada siesta, luego de haber ingerido su habitual costillar de oveja. Asi que paso de largo junto al casco de la estancia y siguio galopando rumbo al Saladillo Amargo. El campo era amplio, limpio, y un tanto anegadizo. Se hallaba, en su mayor parte, cubierto por una delgada lamina de agua, que hacia crecer un pasto tierno y abundante. Cada tanto emergian, como islotes, unas lomitas coronadas por pequeños montes de algarrobo o chañar. Pero a medida que se iba acercando uno al arroyo, desaparecian los montes y era todo campo limpio.

 

Galopó aun como dos leguas, atravesando el campo de don Vital, antes de aproximarse al Saladillo Amargo.-


EXPLICACION DE LAS FOTOS:

fotos de la casa de Nazario Ocampo.
La tranquera que vez se dirige al lugar llamado la vuelta de los Ocampo donde vivía Benito Ocampo.
los dos arboles que se ven bastante lejos en la foto, ese era el lugra justo donde se le daba el nombre y además estaba la casa.
Las armas antiguas pertenecen a la familia de Tino Luna (hijo de Vital Ocampo y Maxima Luna, que  figura en el relayo del libro el Bravero), y estan actualmente en poder de su nieto.
 

Comments