La Sagrada Familia de Gaudí




La catedral de los pobres - obra de Joaquin Mir contemporáneo de Gaudí

El Templo de la Sagrada Familia recibe la denominación de “Templo Expiatorio” porque está construido exclusivamente a base de donaciones.
De hecho, se trata del monumento más visitado de España, recibiendo cerca de 3 millones de visitantes al año.


En el Colegio Teresiano o Colegio de las Teresianas (en catalán: Col·legi de les Teresianes) es  obra Antoni Gaudí. Situado enSan Gervasio de Cassolas (hoy parte integrante de Barcelona, Distrito de Sarrià-Sant Gervasi),y también en las Misiones Católicas Franciscanas de Tánger  proyecto no realizado por el arquitecto en el que estuvo trabajando entre 1892 y 1893.Este consistía en un conjunto compuesto por iglesia, convento, hospital y escuela, para la Orden Franciscana en la ciudad de Tánger, en Marruecos, por aquel entonces una colonia española. La iniciativa partió del prefecto de la misión, el padre José María Lerchundi, pero no se llevó a cabo, debido a motivos políticos y económicos en ambos proyectos vemos que Gaudí tenía la idea de hacer un templo de las características de la Sagrada Familia.







La idea de construir un templo expiatorio dedicado a la Sagrada Familia en unos nuevos terrenos del Eixample barcelonés fue del librero Josep Maria Bocabella, para lo que fundó la Asociación de Devotos de San José. Para ello se adquirió una manzana entera del Eixample, entre las calles Provença, Mallorca, Marina y Sardenya.Con todos estos elementos, 


La Sagrada Familia

El proyecto fue encargado en primer lugar a Francisco de Paula del Villar y Lozano, que ideó un conjunto neogótico, desechando la idea de Bocabella de hacer una réplica del Santuario de Loreto

La primera piedra se colocó el 19 de marzo de 1882, día de San José, con la presencia del entonces obispo de Barcelona José María Urquinaona. Gaudí asistió a la ceremonia, ya que había trabajado como ayudante de Villar en varios proyectos; en ese momento no se podría imaginar que él pasaría a ser el arquitecto de dicha obra. Las obras no se iniciaron hasta el 25 de agosto de 1883.

En 1883, Villar renunció por desavenencias con Joan Martorell, arquitecto asesor de Bocabellla. El proyecto  fue ofrecido a un joven Gaudí de 31 años, que al hacerse cargo del proyecto lo modificó por entero -salvo la parte ya construida de la cripta-, imprimiéndole su estilo peculiar.

Esta anunciación es de la Clave de la cripta   
Planta del Templo


                               


detalle de rosas blancas en la cripta en alusión al Santo rosario



Gaudí planteó una innovación en el diseño, a través de sus elevadas torres cónicas circulares que van sobresaliendo por sobre los puntales estrechándose con la altura.  Paraboloide hiperbólico -Hiperboloide de una hoja - Helicoide -Conoide - Catenarias.

Pasó de la geometría plana a la espacial, la geometría reglada. Además, estas formas constructivas se avenían muy bien a un tipo de construcción sencilla y de materiales baratos, como el ladrillo: Gaudí utilizó con asiduidad el ladrillo unido con argamasa, en capas superpuestas, como en la tradicional bóveda catalana tabicada.
 Esta búsqueda de nuevas soluciones estructurales tuvo su culminación entre los años 1910 y 1920, cuando experimentó de forma práctica todas sus investigaciones en su obra cumbre: la Sagrada Familia. Gaudí concibió dicho templo como si fuese la estructura de un bosque, con un conjunto de columnas arborescentes divididas en diversas ramas para sustentar una estructura de bóvedas de hiperboloides entrelazados. Las columnas las inclinó para recibir mejor las presiones perpendiculares a su sección; además, les dio forma helicoidal de doble giro (dextrógiro y levógiro), como en las ramas y troncos de los árboles. Esta ramificación crea una estructura hoy denominada fractal que, junto con la modulación del espacio, que lo subdivide en pequeños módulos independientes y autosustentantes, crea una estructura que soporta perfectamente los esfuerzos mecánicos de tracción sin la necesidad de utilizar contrafuertes, como requería el estilo gótico.  Gaudí logró así una solución racional y estructurada, perfectamente lógica y adaptada a la naturaleza, creando al mismo tiempo un nuevo estilo arquitectónico, original y sencillo, práctico y estético.

Las bóvedas de hiperboloides tienen su centro donde las góticas tenían la clave, con la salvedad de que el hiperboloide permite crear un hueco en ese espacio, un vacío que deja el paso de la luz natural.





  El bosque Gaudiano

Planta y alzado del Templo

La planta es de cruz latina, de unos 94 metros de largo y 60 de ancho. La nave principal, de 45 por 36 metros, se compone de cinco naves: una central de 15 metros de ancho y 45 metros de altura, y dos laterales a cada lado de 7,5 metros de ancho y 30 metros de altura.
Las dos naves laterales que dan a la fachada contienen una gradería inclinada que corresponde al coro, con capacidad para 300 personas cada una, aproximadamente.
Al final de la nave longitudinal, en la fachada sur, se sitúa el acceso principal, con cuatro campanarios de 110 metros de altura dedicados a cuatro apóstoles, y una gran portalada que describe la Gloria de Dios y la Ascensión de Cristo a los cielos.
El transepto, con una longitud aproximadamente igual que la nave longitudinal, está formado por una nave central y una nave lateral a cada lado; o sea, no existe el tramo correspondiente al coro.
Una serie de columnas delimita las naves laterales y las centrales. En el sentido longitudinal, las columnas se sitúan cada 7,5 metros, es decir, dibujan en planta una malla de 7,5 por 7,5 metros en las naves laterales, y de 7,5 por 15 metros en la central. Estas columnas, por encima de los 15 metros, se ramifican en otras cuatro más finas que soportan una superficie de techo de 3,75 por 3,75 metros.


Situación en planta y sección de los ventanales

En los extremos del transepto se sitúan las fachadas del Nacimiento y de la Pasión, portadas de acceso también con cuatro campanarios que representan, en conjunto, los doce apóstoles.
La fachada del Nacimiento, orientada al sol de levante, es una conjunción de símbolos que describen el nacimiento y la vida de Cristo, formados por relieves y estatuas, algunas hiperrealistas y de tamaño natural, y otras abstractas, situadas dentro de grutas que hacen alusión a las próximas montañas de Montserrat.
En el lado opuesto, a poniente, la fachada de la Pasión describe la crucifixión y muerte de Cristo.
Los tres accesos están unidos por un claustro que circunda exteriormente todo el edificio. Una novedad tipológica que funciona como pantalla visual y acústica, que aísla el edificio del ruido exterior y lo abre a la gente, con lo que le da una dimensión social a una tipología medieval.
Al norte, opuesto a la fachada de la Gloria, se sitúa el ábside, formado por siete capillas y dos cuerpos de escaleras y cubierto por una torre de 140 metros de altura dedicada a la Virgen María. El crucero se cubre con un cimborrio de 170 metros dedicado a Cristo, flanqueado por cuatro campanarios de 140 metros dedicados a los evangelistas.
La altura máxima del Templo no supera los 170 metros de la montaña de Montjuïc.
Las dimensiones principales del Templo son múltiplos de 7,5 metros:
• 7,5 metros es el ancho de las naves laterales
• 15 metros: el ancho de la nave central
• 30 metros: el ancho del transepto y la altura de las naves laterales
• 45 metros: el ancho de la nave principal y la altura de la nave central 10/24
• 60 metros: la longitud del transepto y la altura de la bóveda en el centro del crucero
• 90 metros: la longitud aproximada del transepto del Templo


Los muros y ventanales

El ventanal de la parte superior de la nave lateral, es decir, el ventanal que ilumina el coro, es simétrico respecto de un eje vertical central.
El antepecho está situado a un nivel de 20 metros y la coronación, cestos de fruta hechos en piedra, llega hasta los 40 metros de altura.
Situados a ambos lados de la nave, hay cinco módulos de 7,5 metros de altura, cuatro continuos y el último girado 90º hacia el transepto.
Ventanal lateral dibujado por ordenador Ventanal neogótico
Entre los ventanales de la cripta y los situados en la parte superior de la nave central hay una clara evolución desde un estilo claramente neogótico hasta llegar a una abstracción gaudiniana del gótico.
Se ve la transformación desde el neogótico de los ventanales del ábside (1883-1893) y los que conectan el ábside y el transepto (fachada del Nacimiento, 1893-1905), hasta la abstracción puramente gaudiniana de los ventanales situados en la parte superior de la nave central, pasando por la etepa intermedia de los ventanales situados en las naves laterales (maqueta de 1917-1923), donde puede observarse una entrada progresiva del uso de las superficies regladas, tanto en la tracería como en las molduras, que Gaudí transformó para adaptarlas al nuevo sistema formal.
El ventanal inferior de la nave lateral, formado por rosetones típicos de los tiempos medievales, es más claramente neogótico que el ventanal superior.
Sólo sobrevivió un dibujo de la época de Gaudí, hecho por Rubió en el año 1906 (modificado en 1915), que muestra el carácter de la composición propuesta por Gaudí.

. El paraboloide hiperbólico es simplemente un plano alabeado. También se denomina silla de montar, ya que en una dirección tiene las secciones en forma de parábola con los lados hacía arriba y, en cambio, en la sección perpendicular, las secciones son en forma de parábola con los lados hacía abajo.

Al ser una superficie reglada se puede construir a partir de rectas. Gaudí destaca que es perfecto para la representación de la Santísima Trinidad, puesto que nace de dos rectas infinitas y una tercera, también infinita, que une a las otras dos. Las directrices son el Padre y el Hijo y la unión de las dos engendra el Espíritu Santo. Reconoce que el simbolismo del templo se fundamenta en el Apocalipsis, cuando dice que la Iglesia es un árbol frondoso bajo el cual corren fuentes. La gran cantidad de pináculos que coronan el templo, crean una forma tal que pueden interpretarse fácilmente como copas de árboles.

las vidrieras de colores son obra de Joan Vila i Grau. 







Las barandas altas de las capillas llevarán decoración floral de la antífona del Pequeño Oficio de la Bienaventurada Virgen María: cedro, palma, ciprés, cinamomo, rosa, olivo y bálsamo. 
Las linternas de las capillas tendrán los símbolos de las antífonas de la última semana de Adviento, conocidas como “antífonas de la O”:

· O Sapientia: sabiduría, con un león y un cordero como unión de la fuerza y la mansedumbre. 
· O Adonai: invocación hebraica de Dios (corona ducal y cetro). 
· O Radix Jesse: vara de Jesé. 
· O Clavis David: llave como signo de dominio. 
· O Oriens: sol como símbolo de justicia: 
· O Rex Gentium: piedra angular (piedra con el anagrama de Jesús y corona real). 
· O Emmanuel rex: rey y legislador (manto real, espada y tablas de la Ley). 



El ábside  con un colorido impresionante ...Gaudí sentía una devoción especia por María y a ella está dedicadol. Está construido sobre la cripta y sigue su forma de media circunferencia. Entre sus muros hay siete capillas absidales que tienen unos esbeltos ventanales con arcos apuntados que recuerdan los de estilo gótico y que Gaudí perfeccionó. 


                                                                                                     Cristo de Francesc Fajula.
Gaudí realizó profundos estudios acústicos y lumínicos para conseguir una perfecta sonoridad e iluminación en el interior del templo. Asimismo, diseñó las lámparas, mobiliario y objetos litúrgicos de la Sagrada Familia: armarios de sacristía, bancos de los oficiantes, faldistorios, púlpitos, confesonarios, tenebrarios, atriles, cirios, pascuales, etc 




El Coro de ángeles niños, destruido en la Guerra Civil, ha sido realizado de nuevo por Etsuro Sotoo. Los ángeles sostienen una inscripción que dice: Jesus est natus. Venite, adoremus, ante cuyo mensaje los pájaros van el pie de la cuna, según el villancico popular catalán "El cant dels ocells". 
 - Portal de la Esperanza:
Dedicado a San José, encontramos las escenas de los Esponsales de la Virgen María y San José, la Familia de Jesús (con San Joaquín y Santa Ana), la Muerte de los Santos Inocentes, La huida a Egipto y La barca de San José, en que José es el timonel que conduce a la Iglesia Católica (la fisonomía de José corresponde a la del propio Gaudí, como homenaje de los trabajadores del templo tras su muerte). También podemos observar la colocación de animales domésticos como ocas, gansos o patos como alusión a la fauna del Nilo, así como flora de Egipto. El pórtico está rematado por un gran pináculo semejante a los peñascos de Montserrat, con la inscripción Sálvanos
El proyecto de los ventanales superiores de la nave lateral parece el hermano pequeño del proyecto de los ventanales de la nave central.
Prácticamente toda la fachada está compuesta por superficies regladas del tipo hiperboloide. Generalmente, las superficies interiores tienen idénticas características a las exteriores, es decir, se puede hablar de simetría respecto al plano longitudinal del ventanal.
Aunque resulta sencillo reproducir las formas proyectadas por Gaudí partiendo de la maqueta a escala 1:10, no hay indicios del sistema constructivo que utilizaría ni del tipo de piedra y las técnicas de estereometría que utilizaría.
En el ventanal de la parte inferior de la nave lateral están construidos en piedra natural de Galicia los cuerpos salientes y sometidos al desgaste del tiempo, y en piedra artificial de primera calidad el resto. Por tanto, en un mismo paramento coinciden las técnicas tradicionales de picar piedra y las nuevas de construcción de moldes.
La teoría adoptada por la Junta Constructora del Templo es considerar todo el ventanal como un gigante encofrado permanente con la estructura de hormigón armada por dentro.
La gran pieza del ventanal tiene dos características que se relacionan entre sí de manera muy sutil:
-por un lado, las medidas totales de 7,5 metros de ancho y 15 metros de alto la hacen poco práctica para ser considerada una sola pieza.
-por otro lado, a las superficies regladas se les debe añadir una decoración aplicada según sus generatrices.
Este sistema se puede aprovechar para dividir las grandes piezas en partes que tengan un peso inferior a las dos toneladas. Este es el criterio crítico para poder construir.

Ángeles músicos                                                                         Huída a Egipto

                      
 Los pastores
Visitación

 Portal de la Fe:

Dedicado a la Virgen María, percibimos las escenas de la Inmaculada Concepción, la Visitación, Jesús en brazos de Simeón, Jesús trabajando de carpintero o El hallazgo de Jesús en el templo. 


detalle del ciprés con las palomas blancas









La fachada de la Pasión- 
Se denomina catenaria a la curva que adopta una cadena (cuerda o cable) ideal perfectamente flexible, con masa distribuida uniformemente por unidad de longitud, suspendida por sus extremos y sometida a la acción de un campo gravitatorio uniforme.

La fachada de la Pasión tiene tres pórticos igualmente dedicados a la Fe, Esperanza y Caridad: el pórtico central tiene dos puertas de bronce dedicadas al Evangelio, con los textos evangélicos dedicados a los últimos días de Jesús, separadas por un parteluz con las letras griegas alfa y omega, como símbolo del principio y el fin; las otras dos puertas son la de Getsemaní y de la Coronación de espinas, igualmente de bronce. Frente a las Puertas del Evangelio se sitúa la columna de La Flagelación, que sustituye la cruz inicialmente prevista por Gaudí; por ello, Subirachs dividió la columna en cuatro bloques, simbolizando las cuatro partes de la cruz. Tiene cinco metros de altura, y está realizada en mármol travertino. Otros detalles destacados de la columna son: el nudo, que simboliza las torturas sufridas por Jesús; el fósil, hallado en el bloque de mármol según Subirachs, y que tiene forma de palmera, símbolo del martirio; y la caña que los soldados dieron a Jesús en vez del cetro real, como símbolo del escarnio sufrido por el Redentor. 

El ciclo escultórico de la Pasión está instalado en tres niveles, siguiendo un orden ascendente en forma de S, para reproducir el Calvario de Jesús: 

la fachada catenaria
en primer plano Jesús azotado y detrás el beso de Judas


Beso de Judas
La puerta  de bronce con textos del Evangelio de Mateo



El cuadrado mágico -Señala la edad de Cristo cuando muere.




MELANCOLÍA era uno de los cuatro humores del hombre. Cada humor se asocia a uno de los cuatro elementos, de las cuatro estaciones, las cuatro edades del hombre, los cuatro vientos, los cuatro puntos cardinales y las cuatro fases del mundo. Melancolía era el peor considerado de los cuatro humores y se asociaba a la tierra, la sequedad, el frío, el viento Boreal, el otoño, la tarde y la edad de los sesenta en el hombre. La protección está en el cuadro mágico,  conocido como la "mesa  de Júpiter", por esas épocas cuyas cifras leídas en cualquier sentido suman 34.  Además, incluyen las cifras de la muerte de la madre de Durero, que afectó mucho al artista (ocurrió el mismo año de1514)




Fachada de la Pasión

                                                                 un pequeño cuadrado mágico en la puerta

La Resurreción de Jesús




Ante que cante el Gallo....

Josep Maria Subirachs, el escultor de la Sagrada Familia de Barcelona, de Gaudí
que esculpió la fachada de la Pasión de la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona, murió en la noche del lunes 7 de abril 2014 en la capital catalana a los 87 años. 

Continuando con la fachada de la Pasión .....
ontiene las escenas de la última noche de Jesús antes de la crucifixión. La Última Cena presenta a Jesús con los doce apóstoles, en el momento en que Judas le traicionará; figura la inscripción "Lo que vas a hacer, hazlo deprisa" (Juan, 13, 27). Pedro y los soldados es el momento en que Pedro corta la oreja al criado del Gran Sacerdote. En El beso de Judas las figuras están toscamente talladas para sugerir una visión nocturna; detrás de Judas se sitúa la serpiente que simboliza el demonio. La negación de Pedro contiene tres figuras de mujer que representan las tres veces que Pedro negó a Jesús; el apóstol está envuelto en una sábana como símbolo de su cobardía. En Ecce Homo Jesús es presentado con la corona de espinas; junto a la escena hay una columna con el águila romana y la inscripción "Tiberio, emperador de Roma". Por último figura El juicio de Jesús, en que Pilatos se lava las manos. 

 Nivel medio: representa el Calvario de Jesús. Aparece en primer lugar El soldado Longino, que clavó su lanza a Jesús aunque luego se convirtió al cristianismo. La Verónica muestra el rostro de Jesús marcado en negativo en la tela de la mujer que le limpió el sudor; la figura de Verónica no tiene rostro para no interferir con la imagen de Jesús; aquí Subirachs hace un homenaje a Gaudí, dándole su fisonomía a la figura del evangelista situado a la izquierda, así como en la forma de los cascos de los soldados, que evocan las chimeneas de la Casa Milà. Cierra el ciclo Las Tres Marías y Simón de Cirene, en que éste ayuda con la cruz a Jesús, rodeado por la Virgen, María Magdalena y María de Cleofás. 

 Nivel superior: la muerte y entierro de Jesús. Comienza el nivel con Soldados jugando a los dados las vestiduras de Jesús. La crucifixión es la escena principal del pórtico, con Jesús colgado en la cruz, que está hecha de hierro, con una I pintada en rojo en la viga central, símbolo del INRI; aparecen de nuevo las tres Marías y San Juan, y figuran también en la escena un cráneo, símbolo de la muerte, y una luna, que representa la noche. El velo rasgado es una estructura de bronce que representa el velo del Templo de Jerusalén, que se rasgó a la muerte de Jesús. Por último, en El entierro figuran José de Arimatea y Nicodemo depositando el cuerpo de Jesús en el sepulcro, junto a la Virgen María y un huevo símbolo de la resurrección. 

Sobre el frontón figurarán cruces de todos los ritos y países, así como dos grupos de estatuas: los profetas, que surgen del limbo para seguir a Jesús crucificado, junto al cordero del sacrificio de Abraham; y los patriarcas, surgiendo igualmente del limbo, acompañados del león de Judá, vencedor de la muerte. 

 Profetas: Isaías, Jeremías, Zacarías, Ezequiel, Daniel, Jonás y Juan Bautista. 

 Patriarcas: Adán, Noé, Abraham, Isaac, Jacob, José, Moisés, Samuel, David y San José. 

En un nivel superior se situará la Resurrección de Jesús, con el ángel custodio, María Magdalena y María Salomé. Finalizan el ciclo de la Pasión: Cristo resucitado, en el ventanal del crucero; y la Ascensión de Jesús, en el puente que une las torres de San Bartolomé y Santo Tomás, a 60 metros de altura, obra de Subirachs realizada en bronce, instalada en 2005.

El 22 de abril de 2007 se instaló una escultura de San Jorge, en bronce, de tres metros de altura, obra de Subirachs, en la baranda del Jubé, en el lado interior de la fachada de la Pasión, a 8,5 metros de altura, coincidiendo con la proclamación del 550 aniversario del santo como patrón de Cataluña y en el marco de los actos de celebración del 125 aniversario de la piedra fundamental.





La escultura 'Sant Jordi', de tres metros de altura, obra de Josep Maria Subirachs, ha quedado instalada en la baranda del Jubé, a 8,5 metros de altura, en el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, coincidiendo con la proclamación del 550 aniversario del santo como patrón de Cataluña.

 EnBronce, se ha colocado en un lugar preferente, siguiendo las instrucciones del arquitecto Antoni Gaudí, quien tenía una particular estima por este santo. en la entrada principal:  El Pórtico de la Gloria.





















Las Columnas de Gaudí
Columnas de ladrillo en la obra de Las Teresianas


La composición de las columnas varía junto a la evolución de la sección de la nave, que durante los años 1915-1923 fue objeto de dedicación exclusiva por parte de Gaudí y significó la evolución desde un esquema neogótico a una sección arborescente, con vueltas como ramas y hojas, y salomónicas, y además del precedente que se puede encontrar en el vetíbulo de la Casa Calvet (1898-1900), Gaudí realizó muchas versiones experimentales hasta que se dedicó a realizar geometría de doble giro.
Sin embargo, no es un doble giro como la estructura molecular del DNA, sino la revolución de una misma sección en sentidos opuestos, tomando como columna definitiva el resultado común de los dos giros.
La razón de cambiar de la columna salomónica (giro en un solo sentido), con antecedentes en el Renacimiento italiano y en construcciones tradicionales, está descrita en el libro de Puig-Boada. Sus conversaciones con el maestro muestran su interés por la forma helicoidal como reflejo del crecimiento de los árboles, pero no considera adecuada a las características espaciales del Templo la forma marcadamente unidireccional resultante.
La doble hélice es una forma mucho más sutil de referencia al crecimiento de las formas naturales, y constituye un maravilloso acto de gimnasia conceptual que aprovecha las ventajas de las superficies regladas.
Los cuatro tipos de columnas utilizados en la planta de la nave tienen en común el sistema de generación mediante doble hélice, pero sus diferentes secciones en planta y los materiales utilizados establecen entre ellas unas relaciones de jerarquía.
El carácter original de las columnas no permite referencias históricas ni de ningún otro tipo, por lo que se denotan como “columna de 6”, “columna de 8”, “columna de 10” y “columna de 12”. Los números hacen referencia a la forma poligonal que constituye la base de la planta y la plantilla de la geometría de toda la columna.
Lógicamente, las columnas de 6 son las más delgadas y las de 12 las más gruesas, según la magnitud de la carga, que también determina el material de construcción a partir de su resistencia a la compresión:
Estas columnas forman las ramificaciones que soportan la carga de una pequeña parte del techo de las naves, lo cual explica la comparación de la nave con un gran bosque.
Columna 4 -Igual que las columnas de 8, las de 4 se generan mediante el giro de un solo perfil, el perfil base, que gira de forma helicoidal en sentido positivo y horario.La colocación del centro de la columna ha de coincidir con el centro del capitel que soporta, y la inclinación del capitel ha de coincidir con la de la columna, sin perjudicar las relaciones establecidas con el resto de figuras que componen el conjunto del techo.
El nudo está hecho en piedra y las columnas de 4 en piedra artificial. No es fácil ejecutar las conexiones entre los armados de las diferentes piezas. De hacho, para hacer los moldes los maquetistas han buscado los puntos de intersección utilizando la maqueta de yeso a escala real.

Asi se veía por 1908


• piedra de Montjuïc para la columna de 6-Es la hermana pequeña en la jerarquía y está dibujada, maquetada y picada en piedra de Montjuïc, según un proceso totalmente artesanal.
Todas las columnas se generan mediante un doble giro del mismo pefil parabólico, que también tiene una lógica de genración común a partir de dos triángulos en la columna de 6, dos cuadrados en la columna de 8 y cuatro triángulos en la columna de 12.

• granito para la de 8 -El perfil base se suaviza con la introducción de ocho parábolas internas y ocho externas.El perfil base se mantiene a lo largo de toda la longitud de la columna con una sutil rotación positiva (en sentido antihorario) y una rotación idéntica en magnitud pero en sentido contrario. La columna no es de una sola pieza sino que está formada por tambores de un metro de altura.Las columnas realizan su conexión con el suelo a través de bases, elemento arquitectónico más utilizado por los griegos que por los romanos. Ello no implica que se produzca un ensanchamiento de la columna al llegar al suelo, más bien al contrario.

• basalto para la de 10
• pórfido para la de 12


El archivo de Templo guarda constancia del proceso de investigación realizado por Gaudí para definir la forma de diferentes nudos.
Las bóvedas de las naves laterales

La porción de techo a representar está delimitada por un espacio cuadrado de 3,75 metros de lado. Este módulo se repite simétricamente y forma la parte principal del techo. Los vértices de este espacio son los centros de hiperboloides circulares.
El techo está tratado como si fuese una pieza maciza, aunque en realidad se trata de una losa tridimensional de unos 20 cm. de grosor.

                                    Nori Ushijima pintor japones contemporáneo

Algo para admirar....


Gaudí menciona numerosas veces que con el templo de la Sagrada Familia desea superar el estilo gótico de las catedrales que necesitan arbotantes y contrafuertes talmente como si fueran unas muletas y que no muestran otra cosa que el complicado recorrido de la bajada de cargas que aquellos hábiles constructores habían llegado a concebir. 
Gaudí consigue su objetivo por dos caminos simultáneos. Por un lado estudia con un modelo de pesas y cuerdas el recorrido natural de las cargas y, gracias a este ensayo previo, inclina las columnas-árbol y todas sus ramas según las direcciones que obtiene en su modelo experimental de tal manera que recojan las diferentes cargas directamente del centro de gravedad de cada sección de bóveda. 
La concepción del templo como un bosque de árboles (columnas) con ramas (ramificaciones) y follaje (bóvedas) le permite concebir que cada árbol soporta su follaje sin necesitar de los árboles vecinos. Habiendo visto las desgracias de la primera guerra europea no quería que al hundirse una parte, un contrafuerte por ejemplo, se hundiera todo el templo. Él pensaba que si cae un árbol sólo debe caer aquel árbol y no todo el bosque. 
gracias a esta concepción de las columnas-árbol que Gaudí consigue superar el gótico y llevar las cargas directamente a los cimientos por la vía más directa. Así, al eliminar los arbotantes y contrafuertes, consigue para las naves una fachada exterior plana, sin las aletas perpendiculares que en el gótico las segmentan. 
Por otro lado Gaudí también supera el gótico con las bóvedas. Las bóvedas góticas de crucería se concebían con unos nervios que se ordenaban jerárquicamente para recoger las cargas de la bóveda, que era el último elemento, considerado complementario y sin papel estructural (aun cuando después se demostró que esta piel entre nervios, este caparazón, también era capaz de resistir aunque le fallara algún nervio). Adelantándose en las teorías y en el tiempo, Gaudí concibe la bóveda en su conjunto como piel, como caparazón, sin nervios. Para lograr la máxima resistencia y optimizar el comportamiento mecánico en su última versión de las bóvedas, que tanto estudió y que nos ha llegado gracias a la maqueta de yeso que realizó, utiliza otra vez superficies regladas, de doble curvatura, como son los hiperboloides y los paraboloides. Gaudí: Detalle de bóveda de cerámica con mosaico verde y dorado en la Sagrada Família
En el punto de la clave, dónde las bóvedas góticas necesitan una concentración de peso para que las arcadas no se abran, las bóvedas de hiperboloides tienen el ojo, el cuello del hiperboloide, un gran vacío por dónde pasará la luz natural desde las buhardillas hacia la nave. Gaudí recuperará la idea plástica del medallón de la clave haciendo un difusor de la luz, ligero, de vidrio y metal, a modo de flor o estrella, pero claro está que esta función ya no es estructural. En las costuras entre los diferentes hiperboloides de las bóvedas, donde se podría adivinar la existencia de nervios, Gaudí vuelve a hacer una colección de pequeños agujeros, pequeños hiperboloides elípticos, para la luz artificial que por la noche deben servir para dar la sensación del cielo estrellado. Parece, pues, talmente como si Gaudí quisiera dejar claro que sus bóvedas no necesitan nervios y con esto también explica otra vez su voluntad clara de superar el gótico. 
Y otra vez, también en esta lección magistral, vienen de la mano la mecánica y la geometría. El dominio total de las superficies regladas y el conocimiento de las rectas generatrices hacen que pueda colocar, siguiendo estas direcciones, la baldosa cerámica, inspirándose en la técnica de la bóveda catalana de ladrillo plano, el material de cobertura más sencillo de aqueGaudí: Bóvedas en la Sagada Famílialla época. Así, con el color de la cerámica junto con el vidrio verde y dorado para las juntas que se van abriendo consigue la bóveda más florida que nunca se hubiera visto en una catedral. El dominio de la geometría reglada se pone de manifiesto observando en detalle las costuras entre hiperboloides, donde todas las intersecciones son trabajadas en un grado extremo. En estas intersecciones, en el contacto entre los diferentes elementos geométricos que combina, no aparecen nunca curvas extrañas sino que utiliza siempre las rectas generatrices para hacer todas las transiciones entre los planes que forman biseles, los pequeños paraboloides entrecruzados o los grandes paraboloides que todavía contienen dentro los hiperboloides elípticos de las estrellas de la noche. 
Gaudí demuestra su dominio de la geometría en algunos aspectos más que las superficies regladas alabeadas que hemos comentado (Conoides, helicoides o rampas de tornillo, paraboloides y hiperboloides). Entre los mejores ejemplos que podríamos añadir habría el conocimiento y aplicación de las proporciones básicas pitagóricas, su famosa columna de doble giro o el uso de formas poliédricas diversas.




 diáfana belleza de su interior


Torres
Las cuatro torres o campanarios, iniciadas en 1903, son de planta cuadrada en su base que pasa a ser cilíndrica cuando llegan a la cuarta parte de su altura (107 metros) las dos centrales y 98 metros las exteriores). Están dedicadas a los apóstoles San Bernabé, San Simón, San Judas Tadeo y San Matías, cada uno de ellos está representado en una estatua sedente, colocada en el punto en que las torres pasan de una estructura cuadrada a otra circular, lo que permite hacer, en los espacios triangulares resultantes, unos balcones que sirven de base. En los terminales se muestran los atributos de los obispos: el báculo, la mitra, el anillo y la cruz, además de la inicial de cada apóstol, realizados en "trencadís" (azulejos troceados) de colores.

Una de sus ideas más innovadoras fue el diseño de las elevadas torres cónicas circulares que sobresalen apuntadas sobre los portales, estrechándose con la altura. Las proyectó con una torsión parabólica dando una tendencia ascendente a toda la fachada, favorecida por multitud de ventanas que perforan la torre siguiendo formas espirales.

Estas torres actúan de campanario y contendrán un total de 60 campanas, comunes y tubulares. Gaudí realizó complicados estudios de acústica para lograr una perfecta sonoridad. Las viseras están pensadas para que el agua no entre y también en función de la acústica de los campanarios.


Cuando el templo esté finalizado tendrá 18 torres: 12 simbolizan a los apóstoles, 4 a los evangelistas, 1 a María y 1 a Jesús. Todas ellas tendrán distintas alturas, en función de la jerarquía simbólica que representan. La central, dedicada a Jesús, tendrá unos 170 metros de altura.  En la actualidad sólo hay 8 terminadas.
También utilizó novedades importantes en otros ámbitos como la jaula estereográfica, la fotografía múltiple o el enmoldado para la realización de esculturas de gran formato. Procedimientos adelantados de construcción de cristaleras, como el que utilizó en la Catedral de Palma de Mallorca y otras. 
Gaudí consideraba que la decoración había de estar subordinada a la estructura. Pero pese a esta idea básica, sus construcciones tienen frecuentemente una gran riqueza decorativa. Así, por ejemplo, en la Sagrada Familia se encuentra con la necesidad de expresar el significado litúrgico de la obra y es por ello que desarrolla la titánica tarea de realizar las representaciones simbólicas que encontramos en la fachada de la Natividad y realiza un bosque de figuras sobre un campo ornamental que las ambienta, estudiando y resolviendo los problemas que plantea la escultura arquitectónica, pese a no encontrar la colaboración de ningún artista especializado, básicamente los escultores Carles Mani y Joan Matamala son los que principalmente colaboraron en esta tarea. 









La sagrada familia iluminada


Los desagües este con forma de lagarto


Las torres por dentro-

 Detalles que son verdaderamente originales - llevadas a cabo por el escultor japonés Etsuro Sotoo







Pilar conmemorativo de la primera piedra en la Sagrada Familia, con la corona papal, las llaves de San Pedro y la fecha de 1882.





Escultura de San Bruno, monje alemán fundador de la orden religiosa contemplativa de los Cartujos, en el exterior del ábside. La presencia de San Bruno en la obra de Gaudí sirve para homenajear a una orden con 800 años de historia a sus espaldas, además de recordar su rico legado cultural y espiritual.



San Bruno - Fundador de los Cartujos
Santa Teresa fundadora de las Carmelitas descalzas



 fundadores de órdenes religiosas, colocados en el exterior del ábside como san Antonio Abad, san Benito, santa Escolástica, san Bruno, san Francisco, san Elías y santa Clara, ésta ya en su lugar. Encima de los ventanales hay varias gárgolas por las que se escurre el agua de la lluvia que cae sobre las capillas. 























Una postal de Barcelona  donde la Sagrada familia ya daba que hablar y motivo para visitar

                                                                                                             Así se veía en 1926 cuando murió Gaudí con una  torre terminada

 Lamentablemente, Gaudí no creó una escuela propia, ya que nunca se dedicó a la docencia ni dejó prácticamente escritos. Alguno de sus colaboradores siguieron sus huellas de cerca, sobre todo Francesc Berenguer y Josep Maria Jujol; otros, como Cèsar Martinell, Francesc Folguera y Josep Francesc Ràfols evolucionaron hacia el novecentismo, apartándose de la estela del maestro.69 Pese a ello, cierta influencia del creador de la Sagrada Familia la podemos percibir en algunos arquitectos modernistas –o que partieron del modernismo– que no tuvieron un contacto directo con Gaudí, como Josep Maria Pericas (Casa Alòs, Ripoll), Bernardí Martorell (Cementerio de Olius ) o Lluís Muncunill (Masía Freixa, Tarrasa).

Cuando murió Gaudí; sólo se había construido una torre. Del proyecto del edificio sólo se conservaban planos y un modelo en yeso que resultó muy dañado durante la Guerra Civil española. Desde entonces han proseguido las obras: actualmente están terminados los portales del Nacimiento y de la Pasión, y se ha iniciado el de la Gloria, y están en ejecución las bóvedas interiores. La obra que realizó Gaudí, es decir, la fachada del Nacimiento y la cripta, ha sido incluida por la Unesco en el año 2005 como Patrimonio Mundial de la humanidad.

El 7 de junio de 1926, el arquitecto y maestro Antoni Gaudí era atropellado por un tranvía. El triste accidente se produjo en la Gran Vía de las Cortes Catalanas, concretamente entre las calles Girona y Bailén, cuando se dirigía a la Iglesia de San Felipe Neri, que se encuentra localizada en el Barrio Gótico de Barcelona —no lejos de Plaza Cataluña y las Ramblas—, a donde solía ir a rezar cada día. 

Gaudí, de 74 años de edad en ese entonces y que se encontraba en la plenitud de su carrera, moría tres días después del fatídico accidente, el 10 de junio de 1926 y  fue sepultado el 12 de junio en la Capilla de Nuestra Señora del Carmen, que se sitúa en la Cripta de la Sagrada Familia de Barcelona, su obra maestra, aún en su última fase de construcción en la actualidad.


en esa misma época....
1926, acababa de instalarse en Dessau el nuevo edificio de la Bauhaus proyectado por Walter Gropius. Era el momento cumbre del racionalismo en la arquitectura y en la crítica. Esta nueva arquitectura de formas geométricas simples, de concepción puramente abstracta, estaba reñida con la obra que ejecutaba Gaudí, la que consideraban barroca e irracional.
Hubo que esperar hasta 1952, la gran Exposición en el centenario de su nacimiento, para que los críticos y tratadistas descubrieran el valor de su trabajo.
El problema con Gaudí es que se trata de un personaje inimitable al que no nos queda más que admirar y de quien podemos obtener lecciones generales de su intuición estructural, lumínica, colorista y constructiva. Todas las imitaciones que se han intentado han fracasado.
Gaudí encontró asombrosas estructuras trabajando de forma racional y lógica, y además de un modo que podríamos calificar de intemporal. Por esta razón su obra sigue interesando y, pude comprobar la acelerada terminación del Templo de la Sagrada Familia su gran obra.
Pareciera estar fuera del tiempo y de los estilos, porque no se preocupa de hacer arte, sino sólo formas útiles y estructuras funcionales.

La gran lección de Gaudí no es copiar sus soluciones sino buscar, como él, la inspiración en lo que está dado desde siempre: lo natural.
La famosa frase de Gaudí, “Originalidad es volver al origen”, significa que el origen de todo es la naturaleza creada por Dios.
Tras su muerte Gaudí cayó en un relativo olvido, y su obra fue denostada por la crítica internacional por barroca y excesivamente fantasiosa. En su tierra natal fue igualmente menospreciado por la nueva corriente que sustituyó al modernismo, el novecentismo, estilo que retornaba a los cánones clásicos. En 1936, durante el transcurso de la Guerra Civil Española, fue asaltado el taller de Gaudí en la Sagrada Familia, destruyéndose gran cantidad de documentos, planos y maquetas del arquitecto modernista.
Su figura comenzó a ser reivindicada en los años 1950, por Salvador Dalí en primer lugar, seguido del arquitecto Josep Lluís Sert. En 1956 se organizó una retrospectiva sobre Gaudí en el Salón del Tinell de Barcelona, y en 1957 su primera gran exposición internacional, en el MOMA de Nueva York. Asimismo, entre los años 1950 y 1960, los estudios de críticos internacionales como George Collins, Nikolaus Pevsner y Roberto Pane dieron gran difusión a la obra de Gaudí, mientras que en su tierra natal era reivindicado por Alexandre Cirici, Juan Eduardo Cirlot y Oriol Bohigas.
En 1952, centenario del nacimiento del arquitecto, se fundó la Asociación de Amigos de Gaudí, para divulgar y conservar el legado dejado por el artífice catalán. En 1956 se creó la Cátedra Gaudí, perteneciente a la Universidad Politécnica de Cataluña, con el objeto igualmente de profundizar en el estudio de la obra gaudiniana y participar en su conservación; en 1987 el rey Juan Carlos I le concedió el título de Real Cátedra Gaudí. En 1976, con motivo del 50 aniversario de su muerte, el Ministerio de Asuntos Exteriores organizó una exposición sobre Gaudí que recorrió todo el mundo

Con motivo del 150 aniversario del nacimiento de Gaudí se celebró el año 2002 el Año Internacional Gaudí, con multitud de actos oficiales, conciertos, espectáculos, conferencias, publicaciones, etc. Entre otros eventos, el 24 de septiembre de ese año se estrenó en el Palacio de los Deportes de Barcelona el musical Gaudí, sobre la vida y obra del arquitecto reusense, obra de Jordi Galceran, Esteve Miralles y Albert Guinovart.
El año 2008 se instituyeron en su honor los Premios Gaudí, otorgados por la Academia del Cine Catalán, que reconocen las mejores 
producciones cinematográficas catalanas del año.
También es de remarcar el gran éxito obtenido por Gaudí en Japón, donde su obra es muy admirada, destacando los estudios realizados por Kenji Imai y Tokutoshi Torii. Desde entonces la valoración de Gaudí ha ido en aumento, proceso que se reflejó en la catalogación en 1969 de 17 obras de Gaudí como Monumentos Histórico-Artísticos de Interés Cultural por parte del Ministerio de Cultura español (RD 1794/1969), siendo el primer artista «contemporáneo» en alcanzar esta distinción, pues hasta entonces las normas dictaban que sólo podían tener esta catalogación las obras con un siglo o más de antigüedad.


Los que siguieron....

 Se hizo cargo de las obras su ayudante Domènec Sugrañes i Gras, durante los años 1926-1936, acabando las tres torres de la fachada del Nacimiento que quedaban por finalizar. El año 1954 se reprendieron las obras (paralizadas por la guerra civil española), en las que participaron, los arquitectos, Francesc Quintana, Isidre Puig i Boada, Lluis Bonet i Garí, Francesc Cardoner i Jordi Bonet i Armengol (arquitecto actual).



Igualmente, en 1984 varias obras del arquitecto fueron declaradas como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco
 En 2010  el 7 de  oviembreel Papa Benedicto XVI consagró Basílica a la Iglesia de los pobres... al culto.























YouTube Video













































Comments