NUESTRA TIERRA CANARIA

    
   
 
    
 
 

                                                                                                                                                                                  La prehistoria Canaria

Cuando los europeos llegaron a la isla de Tenerife a principios del siglo 14, se sorprendieron al descubrir las personas que Vivian en cuevas. Estas personas, los Guanches, eran muy parecidos a los Europeos que buscan. Eran altos y de ojos azules con el pelo rubio, a diferencia de las personas en la cercana África.
Los europeos estaban muy desconcertados. ¿De dónde provienen los guanches y cómo llegaron a la isla? Los guanches no tenían conocimiento de la navegación en el mar. Ni siquiera sabe cómo ir de una isla a otra. ¿Cómo es  posible que un pueblo haya  llegado a la isla por mar y viviendo  rodeado de mar, pero completamente ignorarlo?
Algunos historiadores dicen que los marineros trajeron a los guanches de la isla con sus animales, y los dejaron allí. Según otros historiadores, tal vez los guanches navegaron a la isla, pero luego se olvidaron  de la vela. Tal vez las condiciones climáticas y los fuertes vientos en la isla hizo imposible que los guanches pudieran salir de la isla. Hoy en día, todavía no hay respuestas a estos misterios.                Pero también se dice:                                                                                                                                                                          Que nadie duda ya de que la procedencia de los isleños canarios se sitúa en el ámbito africano, en concreto en las tribus de origen bereber que pueblan el norte de ese continente. Las dataciones cronológicas más antiguas nos remiten a un poblamiento del Archipiélago relativamente reciente; es decir, en torno a los comienzos de nuestra era, aunque no llegaron en una sola oleada sino que lo hicieron en etapas diferentes. Conformaron en el Archipiélago una civilización peculiar, con elementos comunes a todas las Islas, pero también con rasgos distintivos propios, frutos de una evolución insular original. La ganadería caprina y ovina y la agricultura de cebada y trigo constituyeron la base de su primitiva economía, junto con elementos recolectores basados en los productos del mar. Una sociedad tribal, con base en los diferentes clanes familiares y jerarquizados en función de su nacimiento y de la apropiación del excedente de producción. Mientras, la estructura política estaba encabezada por los líderes de los clanes más importantes, que se denominan menceyes o guanartemes, en el caso de las dos Islas centrales, dominando éstos una demarcación geográfica determinada. Dentro de los rasgos culturales más importantes, estaba el culto a los muertos y el uso de la momificación para facilitar el tránsito a la inmortalidad. En el arte, destacar la Cueva Pintada de Gáldar, considerada la Capilla Sixtina del arte indígena canario, junto con las espirales palmeras y herreñas.