Qué es Interbolsa y que implica su derrumbe

publicado a la‎(s)‎ 10 nov. 2012 11:41 por Manuel Arango   [ actualizado el 10 nov. 2012 11:42 ]

Interbolsa es una de las 29 Sociedades Comisionistas de Bolsa (SCB) cuyo objeto social exclusivo y primordial es el desarrollo del contrato de comisión para la compra y venta de valores.

Las SCB están bajo la inspección y vigilancia de la Super Intendencia Financiera y el Autoregulador del Mercado de Valores.

Todas las Sociedades Comisionistas, miembros de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC)  los cobijan unos principios generales, formulados en el Código de Conducta de las Sociedades.  

¿Por qué fue intervenida Interbolsa y Liquidada al siguiente día?

Para empezar a entender este tema, haremos un breve recorrido sobre los sucesos que desencadenaron el derrumbe de Interbolsa, una de las más grandes comisionistas, con el 34% de la totalidad del mercado bursatil en Colombia.

Alessandro Corridori, un Italiano y corredor de bolsa muy prestigioso vio en Fabricato una opción de negocio muy rentable ya que el grupo empresarial dueño de esta compañía colombiana había dejado a la empresa y sus más de 40.000 accionistas estaban deambulando por los terrenos de la bolsa de valores sin rumbo fijo; esto los hizo vulnerables para ser "comprados".

Para poder realizar estos movimientos, se necesitaba de un respaldo económico muy fuerte y fue ahí, cuando Interbolsa intervino económicamente, con préstamos para tan lucrativo y redondo negocio al señor Corridori.

Los préstamos se hacen a través de una figura llamada "Repos" que en síntesis son préstamos con un interés del 10% anual que tiene como garantía las acciones de la misma textilera - Fabricato. El porcentaje para la compra de acciones es de 60/40, colocando la mayor parte del dinero Interbolsa y el restante el sr. Corridori. 

Interbolsa administra los dineros de sus clientes, que son empresas que tienen sus cuentas corporativas como  nóminas, pensiones, cesantías, etc. allá y de estos dineros fue que Interbolsa sacó para respaldar las transacciones del señor Corridori con Fabricato.

Estas transacciones de la compra de acciones de Fabricato son de miles de millones de pesos.

Finalmente Interbolsa al ver que el negocio era tan bueno, pues Fabricato se posicionaba como una de las empresas que lideraría el mercado con la entrada en vigencia del TLC, además de que una importante multinacional Brasilera estaba pensando en comprarla, destinó por lo menos $300.000 millones de pesos en préstamos para comprar más acciones, movimiento que en el mercado bursatil se conocen como "repos".

De esta forma, Interbolsa tenía más de $300.000 millones en repos.

Los movimientos en la BVC no podían ser mejores y las acciones iban subiendo de precio, lo que implicaba enormes ganancias para Corridori,  que se convirtió en el máximo accionista de Fabricato y para Interbolsa, que en últimas era quien había puesto el dinero para la compra de estas acciones.

Pero las acciones subieron tanto de precio y se volvieron impagables; de  $26 a $90 en el último año y el mercado empieza a dudar de tan maravillosos beneficios. El TLC no está en marcha totalmente, China invade con sus textiles sintéticos el mundo y la empresa brasilera duda en comprar Fabricato, porque esta empresa tiene un pasivo pensional que supera los $104.000 millones, además de un sindicato de trabajadores de más de 1.500 miembros que en determinado momento harían difícil la venta de la empresa.

Al ver que las acciones no se pueden vender,  la BVC activa un mecanismo de garantías que consiste en que Interbolsa, Corridori y demás accionistas coloquen más dinero para respaldar las acciones. 

Interbolsa empieza a sacar más plata de los clientes y recurre a préstamos bancarios, pero al final se vuelve insostenible respaldar esas acciones y quiebra.

La estocada final se da cuando Interbolsa no puede pagar una cuota de 20.000.000 de pesos al BBVA.

El gobierno inmediatamente la interviene y al día siguiente la liquida, sin embargo esto no pasó en un día y el gobierno así como los círculos cercanos a la BVC sabían que Interbolsa estaba quedándose sin liquidez, por ello, los clientes de Interbolsa preparan millonarias demandas contra el Estado, porque según ellos, La Superintendencia de Sociedades debió actuar más rápido.

El Ministro de Hacienda ha dado un parte de tranquilidad a los clientes diciéndoles que si ellos manejaban sus transacciones con acciones, simplemente tienen que buscar a otra comisionista de bolsa y trasladar allá sus acciones y para los que tenían sus inversiones en dinero, hay que esperar a que el ente liquidador les diga como les van a pagar esa plata y en que proporción, pero eso ya depende del liquidador y los activos que tenga Interbolsa.

Consecuencias

A pesar del parte de tranquilidad que da el Ministro de Hacienda a los clientes de Interbolsa, aún no es claro el real efecto en la economía colombiana. Y es que algunos analistas dicen que eso no va a pasar a mayores, que no hay problema, pero hay que tener una cosa bien clara:

Muchos clientes de Interbolsa tenían los fondos de pensiones, cesantías así como sus nóminas invertidas en esta comisionista y ahora no tienen nada, por lo menos hasta que el liquidador les diga cuanto les va a reponer en proporción con los activos de la empresa y los demás clientes.

En ese orden de ideas, se verán afectadas muchas familias colombianas, que finalmente son las que tendrán que cargar con el peso de las malas negociaciones del señor Corridori e interbolsa. Que no se haga raro que en los próximos días, aparezcan los primeros afectados diciendo que no han podido retirar sus cesantías o los empleadores diciendo que no podrán pagar las primas de diciembre.

Aún no se siente el coletazo, pero que vendrá, vendrá.






Reciba las actualizaciones de las noticias más importantes del mundo, suscribiéndose a nuestra página de facebook
contadores 
Comments