No Existe Peor Maldad Que Separar A Los Niños Del Padre o Madre

    Propietarios del sitio

    • Daniel Ángel Vidal

    Autores de la página

    • Daniel Ángel Vidal
      enero 12, 2013

    Esto le había hecho la madre de mis hijos al padre de su hija anterior al matrimonio antes de conocerme

    Sos el Visitante N°

    Cuando conocí a mi ex esposa, ella vivía con una hija de la que me contó que su padre estaba preso porque ella al contarle a su madre acerca de que su novio, había remarcado la numeración del motor de un vehículo, ésta y su media hermana lo habían denunciado por hacerle una maldad a ella misma y que el tipo terminó preso en el Penal de Córdoba.

     

    Fue muy difícil el comienzo de la relación, pues jamás sabía como hallarla, porque ella un día se quedaba a dormir en lo de una pareja amiga, al día siguiente de otra, luego de otra, y me contó que antes de conocerme se venía mudando muy seguido.

     

    A su hija, le había dicho que su padre había estado preso y que al salir y enterarse que el hijo que habían tenido había resultado ser mujer, éste la había rech

    azado pues pretendía un varón. A mi me hizo creer lo mismo, me decía que el tipo se había borrado y que ella sola se había tenido que hacer cargo de su hija, pues ni contaba siquiera con el apoyo de su madre que además había repartido entre sus medias hermanas una caso

    na 

    de su propiedad en la localidad de Belén de Escobar, muy costosa y que con ese  dinero compraron varias casitas y terrenos que repartieron ent

    re su madre y sus medias hermanas, es decir hijas de su madre pero con otro hombre.

     

    Ella, además me dijo, que a su padre no lo conocía y, que su madre le había expresado que era un muy mal tipo, que tenía una carnicería en Escobar, un tal René Arrua. Yo recuerdo miles de veces a lo largo del matrimonio haber intercedido en el intento de convencer a mi ex esposa de que, conociendo a su madre que era una vieja que ella misma se vivía quejando de las maldades que desde niña le había hecho (castigos tales como arrodillarla durante horas en maíz, mandarla a dormir sentada en una silla en un gallinero de campo, venderle su casa donada a ella y su hermana gemela por un padrino, etc.) traté de persuadirla en la gran posibilidad de que en realidad su padre sea un buen tipo y que su madre le haya hecho creer que era malo, traté de que lo llame, pero jamás lo conseguí.

     MIRTA ROSA ARRUA 

    MADRE ALIENADORA


    Con el tiempo, a medida en que pasaban los años y yo iba abriendo los ojos de con quien me había casado, que poseía una patética personalidad mitomaníaca irrefrenable, me convencí de que era posible también que Miguel Ángel Paredes, padre de esa hija con su pareja anterior, a quien crié yo, no haya sido en realidad un mal tipo, así que he hecho lo mismo con su hija verónica, muchí


     simas veces le insistí que si quería buscaría a su padre, pero Verónica jamás accedió a que trate de ubicar a su padre. Me di cuenta que ella sentía un gran desprecio (aun sin haberlo conocido nunca).

    Poco antes de separarme, mi ex esposa me contó que en Plaza Constitución se encontró al azar con el padre de su hija Verónica, que la paró y que ella (campeona de la mentira) como habían pasado ya como 15 años que no se veían, le hizo creer que no era ella sino su hermana gemela Dora, y se lo sacó de encima (al menos eso me dijo).

     

    Días después de haberme separado, y al ver mis padres que esta mujer me hacía la vida imposible impidiéndome el contacto con mis hijitos, me entregaron varios sobres con cartas que ella había olvidado en su casa en ocasión en que estuvimos viviendo allí. Ellos habían leído con gran pena esas cartas, pues se dieron cuenta que los relatos de mi señora "Mirta Rosa Arrua" (alias "Mira" la que ahora usa el perfil de Facebook "Myra Acâj") eran todas mentiras y victimizaciones conjugadas en una gran maldad materializada en el impedimento de contacto, la alienación de su propia hija y en haberle negado la paternidad a ese pobre hombre que desde la prisión clamaba por su hija, concebida entre las misma paredes del penal donde cumplía condena. Decidieron dármelas porque se dieron cuenta que lo mismo que había hecho al señor Paredes, eso mismo estaba por hacerme a mí con sus nietos, impedirme el contacto y alienarlos en mi contra, hacer que me odien.

     

    Las imágenes siguientes son las de las cartas que el señor Miguel Ángel Paredes, padre de Verónica Vidal, le mandaba desde el presidio a su novia Mirta (la que después fue mi esposa), las que demuestran cómo esta desalmada mujer fue capaz de impedir la paternidad a ese pobre hombre que amaba a su hija y cómo tampoco tuvo piedad por su hija en dejarla huérfana de un padre que a la vez estaba vivo y seguramente buscándola mientras mi matrimonio con ella y además yo sin tener la menor idea de ello: 

     


    CARTA ESCRITA EL 17 DE NOVIEMBRE DE 1979

     Parte 1 de 6 de la Carta del 17 de Noviembre de 1979

     Parte 2 de 6 de la Carta del 17 de Noviembre de 1979

     Parte 3 de 6 de la Carta del 17 de Noviembre de 1979

     Parte 4 de 6 de la Carta del 17 de Noviembre de 1979

     Parte 5 de 6 de la Carta del 17 de Noviembre de 1979

     Parte 6 de 6 de la Carta del 17 de Noviembre de 1979

    CARTA ESCRITA EL 18 DE DICIEMBRE DE 1979

     Parte 1 de 4 de la Carta del 18 de Diciembre de 1979

     Parte 2 de 4 de la Carta del 18 de Diciembre de 1979

     Parte 3 de 4 de la Carta del 18 de Diciembre de 1979

     Parte 4 de 4 de la Carta del 18 de Diciembre de 1979

    CARTA ESCRITA EL 1 DE NOVIEMBRE DE 1981

    Parte 1 de 2 de la Carta del 1 de Noviembre de 1981

    Parte 2 de 2 de la Carta del 1 de Noviembre de 1981

    CARTA ESCRITA EL 7 DE FEBRERO DE 1982

    Parte 1 de 2 de la Carta del 7 de Febrero de 1982

    Parte 2 de 2 de la Carta del 7 de Febrero de 1982

    Luego más de doce años de matrimonio, mis padres al guardar estas cartas sin mostrármelas, por pensar en que podrían traer problemas a la pareja, quisieron hacerme un bien y en realidad lo que hicieron en ocultar fue un mal, pues si hubiese sabido de esto antes, hubiera conocido que dormía con el mismo enemigo disfrazado de amable pero agazapado a despojarme cruelmente de mis hijos inculcándoles odio en mi contra en el futuro.

    Hoy luego de más de 10 años de impedimento de contacto, hoy con la tristeza que me produce el rechazo que mis hijos me realizan, quienes bloquean mis cuentas de internet, quienes se cierran a dialogar y a todo tipo de intento de conexión, tomo cada vez mayor conciencia de cómo debe haber sufrido ese hombre por su hija. Esto es así, queridos amigos y Fans de ésta página, que he realizado con tanto amor para tratar de concientizar a la gente, de este mal que se extiende por el mundo subrepticiamente, uno toma realmente conciencia verdadera, de un mal, cuando le toca sufrirlo a uno mismo, antes, no tiene ni la menor idea de cuanto puede llegar a sufrir un individuo, sea hombre o mujer, padre o madre, podremos decir cosas tales como "te comprendo", pero no es así, este maldito mal solo se puede comprender sufriendo la injusticia en carne propia y en la de nuestros propios hijos para poder realmente medir cual es el tipo de dolor que se siente.
    Hoy pienso que en ese pobre hombre, dentro de su corazón, debe vivir una hijita que murió para su vida, en la mentira despiadada de la mezquindad y el egocentrismo de una mujer que le ha dado de probar a sus propios hijos, el producto de la misma maldad que su madre le ha hecho a ella de niña. Es triste, donde a otras personas, las falencias que puedan haber tenido de niños se preocupan en que no las padezcan sus hijos, en este tipo de mal pareciera ser al contrario, tienden a repetirse los impedimentos y las alienaciones como verdaderas maldiciones generacionales.

    Anuns
    Comments