BIENVENIDOS

811 días desde
Inicio del SEGUNDO SEMESTRE

Autores de la página

  • Nociones de Derecho Positivo Mexicano
    enero 19, 2012

Propietarios del sitio

  • Nociones de Derecho Positivo Mexicano

UNIDAD I EL ORIGEN DE LAS NORMAS Y EL DERECHO POSITIVO MEXICANO

 

NOCIONES DE DERECHO POSITIVO MEXICANO

 

PRIMERA UNIDAD

El Origen de las Normas y el Derecho Positivo

 

1.1 El Origen de las Normas

          1.1.1 Sistema Normativo

          1.1.2 Jerarquía de las Normas

          1.1.3 Clasificación del Derecho

          1.1.4 Fuentes del Derecho

          1.1.5 Proceso Legislativo (Creación de la Ley)

 

1.2 La Constitución Mexicana

          1.2.1 Clasificación y Partes de la Constitución

          1.2.2 Garantías Individuales

          1.2.3 Derechos Humanos en México

 

1.3 El Estado Mexicano

          1.3.1 Forma de Gobierno en México

          1.3.2 Niveles de Gobierno

          1.3.3 El Poder Publico en México

 

COMPETENCIAS:

 

Competencia genérica: Reconoce los propios perjuicios, modifica sus puntos de vista al conocer nuevas evidencias e integrar nuevos conocimientos y perspectivas al acervo con el que cuenta.

 

Categorías:

-        Piensa crítica y reflexivamente

-        Trabaja de forma colaborativa

-        Participa con responsabilidad en la sociedad

 

Competencias disciplinares básicas:

 

1.- Elige las fuentes de información más relevantes y discrimina aquellas que no cuentan con fundamento teórico de acuerdo a su relevancia de confiabilidad.

 

2.- Articula saberes de diversos campos y establece relaciones entre ellos y su vida cotidiana.

 

 

Atributos:

 

-        Evalúa las funciones de la leyes y su transformación en el tiempo

-        Comprenden los procesos de las ramas del derecho público y jerarquiza facultades, leyes, relaciones sujetos del derecho y       

       funciones del estado.

-        Explica las bases teóricas del derecho

-        Articula saberes de diversos campos, establece relaciones entre ellos y su vida cotidiana.

-        Analiza las funciones de las instituciones del Estado.

 

1.1  El origen de las normas.

 

1.- ¿Qué causas induce al aborto?, ¿Se justifican?

2.- ¿Qué harías si por alguna razón te embarazas o eres hombre y embarazas a tu novia?, ¿Abortarías o presionarías a tu novia para

        que lo hiciera?

3.- ¿A quien le das la razón sobre permitir o negar el aborto?, ¿Al derecho o a la religión?, ¿Porqué?

4.- ¿Como crees que se sienta una persona moralmente, después de abortar?

5.- ¿Porqué no se castiga el aborto, en lugar de permitirlo?

6.- ¿Que beneficios se obtienen al abortar?

7.- ¿Qué perjuicios se provocan al abortar?

8.- ¿Qué recomendaciones sugieres para no abortar?

9.- ¿Crees que algún día se deje de abortar?, ¿Porqué?

10.- ¿Qué organizaciones están a favor y en contra del aborto?

 

 

¿Será el padre Amaro?

 

 http://derecho-mexicano.blogdiario.com/

 

El hombre por ser considerado un hombre bio-psico-social, ha de estar sujeto a las leyes naturales sociales, la ley natural porque somos de naturaleza biológica y el social porque convivimos en sociedad. Entonces se puede decir sobre las leyes naturales que están asociadas al mundo del ser, ya que nosotros al ser seres biológicos vivimos procesos naturales, pero hay que tener en cuenta que estas leyes tienen validez de acuerdo a su conciencia con la vida natural de cada ser y nunca puede dejar de cumplirse.

Las leyes sociales son para regular la conducta, y modifican el comportamiento ético de cada individuo, ya que indican lo que debe realizarse y que puede estar bien o mal; o sea un deber ser, el bien común es el fin para el que la sociedad existe. El bien común es un fin intermedio para el fin último de cada individuo. Las leyes son un mandato del sistema social para el comportamiento de cada individuo por lo que se ha considerado desde un principio varios tipos de normas:

 

a)    Las Normas Jurídicas ya que su objeto es la regulación de la conducta del hombre en sociedad, también conocida como norma del Derecho con un fin de organizar.

b)    Las Normas Religiosas se han establecido por la divinidad, regulando la conducta del hombre y los deberes con Dios y su vida misma, estas normas están escritas en textos religiosos como las sagradas escrituras.

c)    Las Normas Morales ha de llevar al hombre hacia el bien, como la ética ya que el hombre ha de ir hacia el bien y evitar el mal, para la mejora en su vida; estos escritos se puede localizar en los tratados de moral.

d)  Las Normas de Trato Social, como su nombre lo indica es el trato que se debe manejar en cada individuo para así evitar actos violentos, caos o falta a la sociedad, por lo tanto trata de llevar a una vida mejor y una convivencia en sociedad, estos escritos se llegan a ver codificados o códigos de honor.

 

Estas normas aunque llegan a tener gran parecido como en implantar reglas para la conducta, tiene características distintas:

 

Las Normas Jurídicas son de carácter: heterónomo, exterioridad, bilateralidad y coercibilidad.

En el caso de heteronomía, el derecho ha de estar sometido a una autoridad o poder, el cual establece obligaciones que deben ser cumplidas por cada individuo.

La exterioridad se refiere a una manifestación externa en la sociedad y la conducta humana; como en demostrar capacidad, organización, autenticidad, etc.

La bilateralidad se refiere que los derechos tienen dos aspectos.

La coercibilidad, es en donde una fuerza externa entra cuando un individuo no cumple con estas normas, y que lo obliga a cumplir como debe ser.

 

La Norma Religiosa tiene como característica que es heterónoma implantada por una divinidad, con valor de interioridad ya que cada individuo debe ser en un manejo espiritual, pero siempre debe ser manejado con la voluntad, unilateral, ya que desde el principio no se implantaron reglas u obligaciones e incoercible; que no hay ninguna fuerza externa que entre a cumplir con esta norma.

 

Las Normas Morales tienen características de autonomía, interioridad, unilateralidad e incoercibilidad.

Es autónomo ya que es un manejo por uno mismo.

Interior en donde cada persona dependiendo a su conciencia va a manejar estas normas; en este caso la bondad es una forma de conducta ética en la sociedad. 

La unilateralidad se hace obligaciones los cuales los individuos han de manejar pero nadie los obliga a cumplir ciertas normas.

Es incoercible en donde ninguna fuerza externa puede obligar a que cumpla con esas normas.

 

Las Normas de Trato Social son de carácter heterónomo; tomando en cuenta que llegan a ser implantadas en la sociedad. Exterior, en donde el hombre siempre va vivir en convivencia y demostrar la educación evitando conflictos, unilateral, indica que nadie te obliga por medio de una ley a cumplir con estas reglas, y de carácter incoercible, ya que la fuerza externa no puede obligar a cada individuo a cumplir.

 

 ESTRATEGIA  1: De acuerdo al texto anterior, completa el cuadro comparativo, que se muestra a continuación.

 

 Normas Jurídicas

 HETERONOMIA

     

 Normas Morales

     

 INCOERCIBILIDAD

 Normas Religiosas

 

 UNILATERALIDAD

   

 Normas del Trato Social

   

 EXTERIORIDAD

 

 

 

 

 

Características de la ley:

 

a)    Es general, esto quiere decir que como se elabora las normas jurídicas van dirigidas hacia todos los individuos.

b)    Abstracción: la ley es expresada en términos abstractos para poder ser aplicada, cuando lleguen ha existir casos importantes.

c)    Es obligatoria: debe ser cumplida por los individuos, no importando su aceptación o rechazo de cada uno.

 

 

Derecho Positivo

 

Concepto: “El conjunto de las manifestaciones presentes del Derecho constituye el Derecho positivo, formado por las normas jurídicas en vigor y que puede estimarse como el Derecho viviente”[14], es importante también tomar en cuenta la definición de Rafael de Pina dice “Es el conjunto de normas jurídicas que integran la legalidad establecida por el legislador, así como aquellas que en un tiempo estuvieron vigentes y que quedaron abrogadas, pasando a constituir el derecho histórico de una nación”[15] por lo tanto las leyes reglamentos, códigos; son los elementos que constituyen el Derecho Positivo Mexicano.

 

Fuentes del derecho

 

Es importante analizar los procesos de formación del derecho ya que así se sabrá como el derecho mexicano se fue moldeando y formando; y como se ha tomado en cuenta las fuentes del derecho Mexicano: como la legislación, jurisprudencia, costumbre, etc. En la enciclopedia Encarta 98 dice “la ley, la jurisprudencia, la costumbre, la doctrina y los principios generales del Derecho. Como tales fuentes del Derecho, en ocasiones pueden tener fuerza obligatoria; pero dentro de este ámbito existe una preeminencia de unas fuentes respecto a las demás”[16], Por lo que se debe hablar sobre la llamada Legislación.

 

Proceso Legislativo

 

  • La legislación es un procedimiento en donde determinados órganos del Estado, crean y ponen en vigor las normas jurídicas, estos desarrollan actividades para crear leyes.
  • La iniciativa es la facultad la cual poseen determinados órganos del Estado para hacer un proyecto de ley, la cual es llevada al congreso.
  • La discusión; es la actividad realizada en la cámara, en donde van a examinar el proyecto de ley, y donde por medio de votación va a dar su validez. Estas discusiones son realizadas en ambas Cámaras, ya que dependiendo el caso son realizadas en la Cámara de diputados.
  • Su aprobación: esta consiste en dar las cámaras su conformidad de esta iniciativa, esta debe hacerse cuando la mayoría da una aprobación, después de su aprobación, deberá ser llevada a la Cámara  revisora y si esta es aprobada es llevada al C. Representante del poder Ejecutivo.
  • La sanción; es el acto cuando el Presidente está conforme y mediante su firma la ley es aprobada, es llevada por las Cámaras, cuando el funcionario lo niega es regresado, aquí se aplica el derecho de veto, y volverán a pasar dichos proceso de discusión.
  • La publicación; después de haber pasado el proceso anterior, ya que se dio la sanción, se promulga dicha ley en el Diario Oficial de la Federación, pues se debe dar a conocer para que sea cumplida por los individuos. Actualmente estas leyes se llegan a publicar en medios de comunicación como los periódicos.

·        Después de haber ocurrido los procesos jurídicos se le conoce como la llamada iniciación de la vigencia, en donde se determinará la fecha en donde se entrará en vigor estas fechas, hay dos sistemas el sucesivo y el simultáneo; el sucesivo, estos entran en vigencia tres días después de su promulgación  y en el sistema simultáneo entran en vigor el mismo día de su promulgación en todo el territorio nacional.

 

(Revisar Art. 71 y 72 de la Const. Pol. De los Estados Unidos Mexicanos 2011)

Costumbre

Quillet dice sobre la costumbre: “se da el nombre de costumbre a la practica muy usada y recibida que ha adquirido fuerza de regla, precepto o ley”[17]. La costumbre es una fuente formal de derecho, y está compuesta de dos elementos: la repetición y la convicción. En la repetición se refiere a que es constante en los actos en una determinada sociedad, y la convicción se refiere, a la práctica de lo que es debido y por lo tanto es obligatorio en determinada sociedad. La jurisprudencia es también una fuente del derecho positivo; la cual Máynez define como: “conjunto de principios y doctrinas contenidas en las decisiones de los tribunales”[18], La jurisprudencia es la interpretación jurisdiccional del Derecho positivo, dependiendo como  la legislación, esta es sólo en los llamados tribunales federales. Para que pueda considerarse que existe una jurisprudencia aplicable, hay que tener en claro que es necesario la interpretación de la ley, la cual se ejecute sobre casos concretos, pero que haya una repetición en cinco ocasiones. Ricardo Soto dice sobre la doctrina “está constituida por los estudios, comentarios, interpretaciones, opiniones, etc., que efectúan juristas acerca de los preceptos del Derecho positivo”[19] Por lo tanto el derecho positivo se ha ido formando a través de la vida en el tiempo y en el espacio y creado por una voluntad que ha  dictado la ley, con determinada y reflexiva finalidad.

 

Factores de cambio en el derecho.

 

Ricardo Soto indica “en derecho se llama factores de cambio al conjunto de circunstancias, fenómenos, innovaciones, fuerzas y tendencias sociales que determinan las transformaciones del orden jurídico”[20],  por lo tanto los cambios que se han establecido en el derecho han sido de gran importancia a la sociedad, ya que se encarga de la regulación de la conducta en sociedad, y tener una mejor convivencia; pero se puede decir que los factores de cambio han sido muy impresionantes a través del tiempo, y se puede  dividir en cuatro grupos: el desarrollo económico, las transformaciones sociales y los avances tecnológicos.

 

a)    En el desarrollo económico: se desarrollan varios campos en el estado como: Estado de la Agricultura, la cuantía de la producción. Abundancia, Industrialización, La mecanización de la agricultura, y el trabajo femenino; la mujer ha aportado mucho a la sociedad, y por la aportación en determinados lugares; ha obligado a crear leyes lo cual protejan a la mujer.

b)    Las transformaciones sociales que han ayudado a una mejor estructura, los cambios son: Los cambio en el número o composición de la población, trastornos sociales; en este caso son los que ha determinado los hechos importantes en la historia de México, como las guerras, invasiones, y las conquistas. Lucha entre las clases sociales, Factores externos de la naturaleza, La adopción de una fe religiosa, Las tesis filosófico – políticas dominantes; este puede servir de base para la creación de nuevos sistemas políticos para el futuro de la sociedad.

c)     En los avances tecnológicos, ha sido de gran innovación para la humanidad, como el hombre ha evolucionado y mejorado la tecnología; como la creación de inventos que ha mejorado la manufactura, rapidez de las comunicaciones, descubrimientos científicos, la medicina.

d)    La reforma del orden legal: Los cambios sociales ha evolucionando día con día, y por lo tanto el sistema jurídico va cambiando, con el cambio de leyes, implantación de otros, etc.  Pero, eso sí nunca pierde esa fuerza que tiene esas leyes para ser cumplidas por todos. Por lo tanto el llamado fenómeno jurídico, por virtud del cual las leyes llegaran a dejar esa vigencia, es conocido con los nombres de abrogación o derogación- En el caso de abrogación cuando la vigencia es total de aquella ley; y derogación es aquella perdida de carácter parcial.

 

Jerarquías de las normas.

 

En este capítulo se demuestra y se da a conocer de que no todas las normas jurídicas tienen un mismo rango, ni la misma categoría; ya que algunas superan a otras. Por lo que se decide jerarquizar los valores para comprender la importancia de cada norma, ya que toda norma se considera válida, obligatoria y lo cual todo debe cumplir. Por lo que queda mencionar que se ha establecido un orden jerárquico que determinará la gradación en nuestro sistema jurídico:

 

a)       La Constitución Federal

b)       Las Leyes Federales y Tratados

c)       Las Leyes Ordinarias

d)       Los Decretos

e)       Los Reglamentos

f)        Las Normas Jurídicas Individualizadas 

 

En nuestro país la Constitución es elaborada por el Poder Constituyente, en el que se puede decir que esta representado el pueblo, también el titular, o sea la soberanía, del poder supremo. El Poder constituyente es aquel organismo que va a crear el orden jurídico; Luis Recaséns dice; “el poder constituyente no se halla restringido por ninguna autoridad humana, pero debe obedecer a los principios de justicia y a los demás valores jurídicos, y a la opinión social que lo ha organizado”[21] ahora bien, cuando este poder termina su labor de crear el orden jurídico, lo cual es implantado en la constitución, el Poder Constituyente desaparece. La constitución política es la norma jurídica fundamental; es aquel escrito donde contiene todas las decisiones políticas; como la forma de Gobierno, organismos, etc.

 

La enciclopedia Encarta menciona “La Carta Magna de México garantiza y protege en sus primeros 28 artículos los derechos fundamentales, contenidos en el título primero, capítulo uno de la Constitución Federal. El artículo primero de la Constitución declara: "En los Estados Unidos Mexicanos todo individuo gozará de las garantías (derechos fundamentales) que otorga esta Constitución, las cuales no podrán suspenderse, ni restringirse sino en los casos y con las condiciones que ella misma establece"[22]. Este artículo garantiza la igualdad de los individuos para ser protegidos por la ley. Mediante los derechos fundamentales consagrados en la constitución la ciudadanía hace valer sus derechos frente al poder del Estado, trazando los límites de actuación del Estado frente a los particulares y consisten en el respeto a los derechos del hombre, que a su vez están constituidos por la facultad de los individuos para disfrutar de la igualdad, de la libertad, de la propiedad y de la seguridad.”[23]

Se necesita tomar en cuenta; y conocer lo que es un tratado; como el tratado internacional ya que es un acuerdo que se celebra dos o más estados, con un fin; resolver problemas de interés común. Pero, esto tratados sólo pueden celebrarse por el presidente de la República, los tratados por lo tanto se encuentran entre las normas jurídicas de máxima categoría; siempre y cuando los tratados internacionales que estén de acuerdo con la Constitución, celebrados y que se celebren por el presidente de la República con aprobación del Senado, son de cumplimiento obligatorio en todo el país.

 

Las leyes federales son creadas por el Congreso de la Unión, es decir, por el Poder Legislativo Federal al objeto de que sean aplicadas en todo el territorio nacional, de esta derivan la ya conocida  ley orgánica, esta es una regla jurídica que no reglamenta o deriva de ningún artículo de la Constitución general, tiene a pesar de ello que seguir el espíritu de la misma en todas y cada una de sus disposiciones, otra ley por ejemplo; es la Ley de imprenta, la Ley de Nacionalidad y Naturalización, etc. Las leyes ordinarias; son únicamente validos en determinada entidad federal.

 

El decreto, es aquel que se refiere como disposiciones  del poder ejecutivo referido al modo de aplicación de las leyes en relación con los fines de la Administración Pública, estas deben estar firmados por el secretario de Estado; es de igual forma la disposición de un órgano legislativo que no tiene el carácter general atribuido a las leyes.

 

El reglamento, es una disposición de carácter legislativo, expedida por el ejecutivo, debe aplicarse a todas las personas cuya situación quede bajo su campo de acción. La ley sólo da bases para presentar, y hacer posible su aplicación, los reglamentos tienen como fin facilitar el mejor cumplimiento de la ley.

 

Las normas jurídicas individualizadas son aquellas que se refieren a situaciones jurídicas concretas o particulares, o sea son actos que comprenden la voluntad y el interés de un número limitado de personas. Para algunos autores no se trata de normas jurídicas en realidad, sino de actos jurídicos regidos por normas jurídicas. Se consideran normas jurídicas individualizadas:

 

1)    Los contratos; este es un acuerdo de voluntades entre determinadas personas para transferir obligaciones y derechos.

2)    Los testamentos;  Como los indica el Diccionario enciclopédico “es la declaración de su última voluntad hace una persona, disponiendo de bienes y de asunto que le atañen, por el cual  el otorgante dispone de sus bienes, obligaciones y derechos transmisibles para después de su muerte”

3)    Las sentencias, En la enciclopedia Grolier dice: “Es la resolución llevada a cabo por el órgano jurisdiccional que pone fin a un procedimiento judicial. La sentencia contiene una declaración de voluntad del juez o tribunal en la que se aplica el Derecho a un determinado caso concreto.” [24]

 

Las resoluciones administrativas: Son las decisiones de la autoridad gubernamental, donde se impone una obligación o se niega determinada obligación.

 

En los Estados el orden jerárquico normativo es:                  

1.     La constitución federal                                             

2.     Las leyes federales y los tratados                               

3.     La constitución local propia de cada

4.     Las leyes reglamentarias

5.     Las normas jurídicas individualizadas

6.     Las leyes municipales

7.     Las normas jurídicas individualizadas

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


[1] Ramírez Francisco, “antología del pensamiento político”, Trillas, México, 1968, tomo I, pag. 49

[2] Pina Rafael de, “diccionario de derecho”, Porrúa, México, 1997,  pag. 288

[3] Fagothey Austin, “Ética teoría y aplicación”, Mc Graw Hill, México, 1994,  pag. 180

[4] Ramírez Francisco, “antología del pensamiento político”, Trillas, México, 1968, tomo I, pag. 49

[5] Pina Rafael de, “diccionario de derecho”, Porrúa, México, 1997,  pag. 288

[6] Fagothey Austin, “Ética teoría y aplicación”, Mc Graw Hill, México, 1994,  pag. 180

[7] Caso Antonio, “El pueblo del sol”, Fondo de cultura económica, México, 1996, Pag. 146.

[8] Margaradant S. Floris, “Introducción a la historia del Derecho Mexicano”, Esfinge, México,  1997,  pag, 23 y 24

[9] “Historia de México” Salvat, México, 1978, pag. 180

[10] Bolaños Martínez, “historia 2 nuestro pasado” Kapelusz Mexicana, México, 1989, pag. 360

[11] Perrusquia “Historia 3”, Patria, México, 1995, pag, 86.

[12] Enciclopedia Microsoft Encarta 98, Ed. Microsoft, Estados Unidos, 1998, CD I

[13] Fagothey, Op.cit,  Pag. 187

[14] Trinidad García, “Apuntes de introducción al estudio del derecho”, Editorial: Porrúa, S.A. México, 1949. Pag. 16

[15] Pina, Op.cit, Pag. 238

[16] Enciclopedia Encarta 98, CD I

[17] Enciclopedia Autodidacta Quillet, Ed. Cumbre S.A., México, 1989, Tomo I, Pag. 532

[18] García Máynez “Introducción al estudio del Derecho”, Ed. Porrua, México, 1996. Pag 84

[19] Soto  Pérez Ricardo, “Nociones de derecho positivo mexicano”, Ed. Esfinge, México, 1999, pag. 30

[20] Ibídem, pag. 32

[21] Recaséns Siches Luis, “Filosofía del Derecho”, Editorial Porrúa, S.A. México, 1961, Pag. 117

[22]Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos”, Ed. Porrua S.A., México, 1994, pag. 5

[23] Enciclopedia Encarta 98, CD I

[24] “Enciclopedia Grolier”, Ed. Grolier, México, 1997, tomo I, pag. 150

[25] García Máynez, Op.cit, pag. 147

[26] Gurrola Castro Gloria, “Educación Cívica 1”,  Ed. Patria, México, 1994, pag. 33

[27] Soto Pérez,  Op.cit pag. 69

[28] Cue Cánovas Agustín, “Historia Social y económica de México”, Ed. Porrua S.A., México, 1990, pag. 180

[29] Ponce Castillo Rodolfo, “Fundamento de Derecho”,  Ed. Banca y comercio, México, 1997, pag. 61

[30] Cruz Alfredo de, “Elementos básicos de Derecho”, Ed. Cátedra de editores, México, 1997,  pag. 86

[31] Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pag. 68

[32] Delgadillo Gutiérrez, “Introducción al Derecho Positivo Mexicano”, Ed. Noriega y Limusa, México, 1994,  pag. 127

[33] Margadant, Op.cit, pag 254

[34] Delgadillo, Op.cit, pag. 143

[35] Enciclopedia Autodidacta Quillet, pag, 534

[36] Pina, Op.cit,  Pag 228

[37] Serra Rojas Andrés, “Derecho administrativo”, Ed. Porrua S.A., México, 1967,  pag. 268

[38] Soto Pérez, Op.cit, pag. 100

[39] Serra Rojas, Op.cit, pag. 568

[40] Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, pag. 35

[41] Serra Roja, Op.cit, pag 607

[42] Gabino Fraga, pag 338

[43] Artículos 1 y 2 inciso I de la Ley orgánica y 1 del Estatuto.

[44] Carrillo Zalce Ignacio “Apuntes para el curso de Introducción al estudio del Derecho”, Ed. Banca y comercio, México, 1994, pag. 160

[45] Delgadillo, Op.cit. pag. 187

[46] Gurrola, Op.cit. pag. 172

[47] Delgadillo, Op.cit. pag. 209

[48] Margadant, Op.cit, pag 258.

[49] Pina Rafael de, “Derecho civil Mexicano”, Ed. Porrua S.A., México, 1994 pag. 20

[50] Galindo Garfias Ignacio, “Derecho Civil, Porrúa, 4ª edición, 1980, pag. 93

[51] Borja Soriano,  “Teoría  general de las obligaciones”. Porrúa, México, 1996. Pag 15

[52] Mantilla Molina Roberto, “Derecho Mercantil”, Ed. Porrúa, México, 1974, p. 23

[53] Cruz Alfredo de, “Elementos básico de derecho mercantil”, Ed. Cátedra Editores, México, 1997, p. 28

[54] Pina, Ibídem, pag. 57

[55] Gamboa, Ibídem, pag. 63

[56] Soto, Ibídem, pag. 25

 

1.2 CONSTITUCIÓN MEXICANA

 

http://www.unla.edu.mx/iusunla33/opinion/UN%20CONCEPTO%20DE%20CONSTITUCION%20MEXICANA%20Daniel%20Orozco%20Alfaro.htm

 

 “A nosotros los juristas se nos ha impuesto la más difícil de las tareas: tener fe en la profesión de nuestra vida y, al mismo tiempo, dudar de ella continuamente en algunas de las capas más profundas de nuestro ser”

Radbruch

 

Por Daniel Orozco Alfaro

CONSIDERACIONES HISTÓRICO-SOCIALES

La construcción de un estado democrático basado en el Derecho es producto de los movimientos sociales y políticos que buscan la protección de los derechos humanos y un Estado que ofrece a su población inquebrantable equidad. La Constitución Política debe reunir los principios esenciales que la población mexicana tiene la responsabilidad de conocer y hacer valer y que el Estado debe de proteger.

Por lo anterior, un texto constitucional funcional tendrá que ser positivo, es decir, no solamente vigente, sino que también ha de ser visto, conocido y respetado por todo aquél que viva a su luz.

Múltiples y debatibles son las ideas que se nos presentan al momento en que se hace un estudio sobre la Constitución, ya sea por su proceso de modificación, contenido, medios de control, interpretación o integración. Particularmente en el caso de México hemos visto a través de la evolución del país un gran número de reformas y modificaciones al texto constitucional vigente, nacido en el 1917.

La actual Constitución reitera, después de varios procesos históricos y en base principalmente a su predecesora de 1857, el sistema federal, habiendo entonces una coexistencia entre estados libres y soberanos y una entidad producto del pacto federal con la cual se distribuyen competencias.

Así, debemos reflexionar sí es que dentro de los 136 artículos de la carta magna se consagran sólo las garantías individuales y la forma de organización del Estado, o sí es que también existe un reflejo de la historia nacional.

Ahora bien, el concepto de Constitución se nos presenta en dos facetas: la primera la conceptualiza en un sentido netamente material como la norma jurídica de más alto rango, siendo ésta la base de todo ordenamiento. El segundo es el de una la ley fundante por medio de la cual se crea al Estado, se le da una forma de gobierno, se crean sus órganos, se les da competencia para conocer de determinadas materias y desde luego donde se vierten los derechos más elementales de las personas.

En este sentido observamos que existen dos partes principales en que la doctrina solía dividir a la Constitución Mexicana, que son normalmente conocidas como Parte Dogmatica (que corresponde a lo que en los Estados Unidos de Norte América se conoce como  Bill of Rights) y por otra parte lo que se denomina Parte Orgánica (que en su homólogo Norteamericano se llama Plan of Government).

Esta antigua concepción sobre su división no se considera más en la teoría constitucional, pues vemos que los derechos de la persona se hayan contenidos en más partes de la carta magna, ya sea dentro del artículo 123 donde se establecen derechos sociales en materia laboral; en los artículos 107 y 103 la existencia del juicio de amparo, por medio del cual se garantiza el respeto de nuestras garantías en relación a las autoridades del Estado.

ATENDIENDO A LA SUPREMACÍA DE NUESTRA CONSTITUCIÓN

Cuando decimos que la Constitución es la Ley Suprema de nuestro país, lo que queremos expresar es que no hay por encima de ella ninguna otra normatividad. La idea de que la Constitución es la norma suprema de nuestra nación queda establecida en el artículo 133 del mismo texto jurídico; el que versa de la forma siguiente;  “Esta Constitución, las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella y todos los Tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el Presidente de la República, con aprobación del Senado, serán la Ley Suprema de toda la Unión”.

 

El citado artículo llegó a crear polémica sobre su interpretación, pues al parecer se igualaban en jerarquía  los tratados y la Constitución, sin embargo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronunció al respecto con la tesis aislada sobre “TRATADOS INTERNACIONALES. SE UBICAN JERÁRQUICAMENTE POR ENCIMA DE LAS LEYES FEDERALES Y EN UN SEGUNDO PLANO RESPECTO DE LA CONSTITUCIÓN FEDERAL”.

 

En ésta, con el solo título se esclarecen las dudas que pueden a surgir sobre ello. Al respecto, es pertinente decir que las tesis aisladas no tiene una obligatoriedad en las actuaciones judiciales, a diferencia de la jurisprudencia, de manera que el criterio puede ser desaplicado por los juzgadores.

 

Siendo la Suprema Corte de Justicia de la Nación el máximo órgano jurisdiccional y en teoría el más docto intérprete de nuestra Carta Magna, considero que se ha de atender de manera siempre prudente a sus posturas sobre los temas que le competen, así como no ponderar la trascendencia exclusivamente por su clasificación sino también por  quien fue el emisor de dicha noción.

 

Añádase a lo anterior lo que la doctrina del  Derecho nos ofrece con uno de sus más ilustres juristas, Eduardo García Máynez, quien con su obra sobre la introducción al estudio del Derecho ofrece un fundamento de lo que hemos venido diciendo cuando dice que la Norma Suprema es un principio límite, es decir, una norma sobre la cual no existe ningún precepto de superior categoría

 

Aquí he de referirme también a la acertada la observación del ministro de la Corte, Genaro Góngora Pimentel, en relación a la interpretación y apego de la ley a la realidad, la cual dice que el juez debe interpretar las leyes en forma que se adapten a las nuevas exigencias sociales, ya que la rigidez de la ley extremada por su intérprete puede llegar a ser un obstáculo para el progreso social. Con esto se confirma lo que desde el inicio de la licenciatura en Derecho se nos ofrece; el Derecho está en constante evolución y siempre ha de estar apegado a la realidad social.

 

En mi opinión considero que el Derecho es dinámico como sólo él podría ser, más no por limitar mi juicio a lo que se nos ha propuesto tanto en aulas como en textos, sino basándome en lo que vivimos como sociedad y con lo que el día con día nos ofrece dicha entidad; ya que sí supongo que la sociedad está sujeta a constantes cambios y progresos, y a la vez, que el derecho es reflejo de la misma, entonces, el derecho ha de ser dinámico.

 

Para finalizar propongo el siguiente concepto de constitución, el cual considero que habiendo sido expuesto todo lo anterior posee, una aclaración merecida.

 

“La Constitución mexicana es la Ley Suprema de la nación. En ella se establece la forma en que se estructura y organiza el Estado y los derechos más elementales  por los que deben estar amparados quienes viven sujetos a ésta, amén de una armoniosa convivencia entre gobernantes y gobernados, por ello no es sólo una Constitución política sino también jurídica.”

 

Daniel Orozco Alfaro

  

Alumno de la Licenciatura en Derecho en la Universidad Latina de América.

 

Novena época, Semanario judicial de la federación y su gaceta, noviembre 1999, pág. 46 “Persistentemente en la doctrina se ha formulado la interrogante respecto a la jerarquía de normas en nuestro derecho. Existe unanimidad respecto de que la Constitución Federal es la norma fundamental y que aunque en principio la expresión "... serán la Ley Suprema de toda la Unión ..." parece indicar que no sólo la Carta Magna es la suprema, la objeción es superada por el hecho de que las leyes deben emanar de la Constitución y ser aprobadas por un órgano constituido, como lo es el Congreso de la Unión y de que los tratados deben estar de acuerdo con la Ley Fundamental, lo que claramente indica que sólo la Constitución es la Ley Suprema. El problema respecto a la jerarquía de las demás normas del sistema, ha encontrado en la jurisprudencia y en la doctrina distintas soluciones, entre las que destacan: supremacía del derecho federal frente al local y misma jerarquía de los dos, en sus variantes lisa y llana, y con la existencia de "leyes constitucionales", y la de que será ley suprema la que sea calificada de constitucional. No obstante, esta Suprema Corte de Justicia considera que los tratados internacionales se encuentran en un segundo plano inmediatamente debajo de la Ley Fundamental y por encima del derecho federal y el local. Esta interpretación del artículo 133 constitucional, deriva de que estos compromisos internacionales son asumidos por el Estado mexicano en su conjunto y comprometen a todas sus autoridades frente a la comunidad internacional; por ello se explica que el Constituyente haya facultado al presidente de la República a suscribir los tratados internacionales en su calidad de jefe de Estado y, de la misma manera, el Senado interviene como representante de la voluntad de las entidades federativas y, por medio de su ratificación, obliga a sus autoridades…”

 

Semanario judicial de la federación, quinta época, primera sala pág. 1193. “Una tesis aislada, sostenida por la Suprema Corte no constituye jurisprudencia, ni su aplicación es obligatoria para las autoridades judiciales”. Es fundamental que también, para dilucidar el tema, nos refiramos al artículo 192 de la ley de amparo.

 

Eduardo García Máynez, “introducción al estudio del derecho”, editorial Porrúa, cuadragésimo sexta edición, pág. 85.

 

Genaro Góngora Pimentel, “Introducción al estudio del juicio de amparo”, editorial Porrúa, decimo primera edición actualizada, pág. 19

 

CONSTITUCIÓN

http://fundamentosdederechouag.blogspot.com/2010/11/partes-de-la-constitucion.html

lunes 1 de noviembre de 2010

La constitución, en México, es la norma fundamental o carta magna, establecida para regir jurídicamente al país, fijando los límites y definiendo las relaciones entre los poderes de la federación: poder legislativo, ejecutivo y judicial, entre los tres niveles diferenciados del gobierno (el federal, estatal y municipal), y entre todos aquellos y los ciudadanos; asimismo, establece las bases para el gobierno y para la organización de las instituciones en que el poder se asienta; y garantiza finalmente, en tanto que pacto social supremo de la sociedad mexicana, los derechos y los deberes del pueblo.

México ha tenido diversas constituciones a lo largo de su historia. Desde que devino una nación libre e independiente, se ha dado, según el momento histórico y la circunstancia, varias constituciones hasta llegar a la que rige en la actualidad, que fue promulgada el 5 de febrero de 1917. Cada una de ellas ha tenido su razón política de ser y un impacto social determinado.

Constitución de Cádiz

La primera Constitución de México es la de 1824, aunque ya con anterioridad, en plena lucha por la independencia, se redactó la Constitución de Apatzingán en 1814. Ahora bien, las raíces ideológicas de ambas constituciones se encuentran tanto en la Constitución de Cádiz de 1812, como en los Sentimientos de la Nación de José María Morelos y Pavón. Finalmente en 1821, cuando Agustín de Iturbide proclama la independencia, lo hace bajo el Plan de Iguala, del 24 de febrero de 1821 y establece que la forma de gobierno será una monarquía moderada. En 1823 se disolvió la monarquía.

La constitución española de 1812, también denominada La Pepa, fue promulgada por las Cortes Generales de España el 19 de marzo de 1812 en Cádiz. La importancia histórica de la misma es grande, al tratarse de la primera Constitución promulgada en España, que además de ser una de las más liberales de su tiempo sirvió de modelo a las primeras leyes fundamentales del México que se transformaba en nación independiente. Algunos estados de la incipiente república usan inclusive esta constitución gaditana durante el tiempo que tardaron en preparar sus propias cartas fundamentales.

Elementos constitucionales

Los Elementos Constitucionales fueron un conjunto de lineamientos a manera de proyecto de constitución para México (entonces todavía Nueva España), redactado en abril de 1812, durante la guerra de Independencia de México por el general Ignacio López Rayón, y puestos a circular a partir del 4 de septiembre de 1812, en Zinacantepec, Estado de México, con el objeto de constituir una nación independiente de España. Se les señala como antecedente directo y fuente de creación de los Sentimientos de la Nación de José María Morelos y Pavón y, por tanto, de la posterior Constitución de 1824. Por ello, es el antecedente más antiguo del constitucionalismo mexicano.

Los Sentimientos de la Nación

Los "Sentimientos de la Nación" fue un documento, expuesto por José María Morelos y Pavón el día 14 de septiembre de 1813 en el denominado Congreso de Chilpancingo o Congreso del Anáhuac. Es considerado uno de los textos fundadores del Constitucionalismo mexicano. El conjunto de ideas expresadas en tal documento se fundamenta en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, así como en la Revolución francesa.

Constitución de Apatzingán

La Constitución de 1814, también llamada de Apatzingán fue promulgada el 22 de octubre de 1814, por el Supremo Congreso Nacional Americano o Congreso de Anáhuac reunido en la ciudad de Apatzingán a causa de la persecución de las tropas de Félix María Calleja, siendo esta la primera Constitución de México, titulada oficialmente Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana. Se basaba en los mismos principios que la Constitución de Cádiz pero de una manera un tanto modificada, pues a diferencia de la constitución española, la de Apatzingán preveía la instauración del régimen republicano de gobierno.

Proclama de 1821

Aunque no tienen las características propiamente de una constitución, los Tratados de Córdoba son un documento fundamental en los que se reconoce la independencia de la Nueva España, ahora México, firmado en la ciudad de Córdoba, Veracruz, el 24 de agosto de 1821, por Juan de O'Donojú (primer y último jefe político superior de Nueva España) y Agustín de Iturbide, comandante del Ejército Trigarante. El texto está compuesto por diecisiete artículos que de hecho representan una extensión al Plan de Iguala que, en sí mismo, es el otro documento fundacional que se proclama en 1821 y que vigoriza la independencia de México.

Constitución de 1824

En 1824 se estableció una forma de gobierno republicana, representativa y popular, dividiendo el poder en legislativo, ejecutivo y judicial y además señalando que la religión católica era la oficial y única. El poder ejecutivo se ponía en manos de una sola persona y existía la vicepresidencia.

Constitución de 1835

Las Siete Leyes constitucionales, de 1835-1836. La inestabilidad política de las primeras décadas del México independiente provocaron un enfrentamiento entre dos grupos: federalistas y centralistas. Hacia 1835 los centralistas se impusieron, eliminaron la anterior constitución y crearon una nueva conocida como las Siete Leyes, en la cual el país fue dividido en departamentos --en vez de estados-- y se estableció el “Supremo Poder Conservador” que podía anular una ley o un decreto y declarar la incapacidad física o moral del presidente del congreso.

En 1835 los conservadores libremente se dedicaron a hacer propaganda a favor del centralismo, con la complacencia de Santa Anna. En varios estados hubo pronunciamientos a favor de tal sistema, y en la misma ciudad de México el populacho recorrió las calles aclamando este sistema de gobierno hasta que por fin el 23 de octubre de 1835 el congreso se declaró constituyente y adoptó las bases de una constitución centralista mejor conocida como las Siete Leyes.

Según ella todos los gobernantes estarían sujetos al gobierno central; se suprimían las legislaturas de los estados para convertiremos en departamentos gobernados por juntas departamentales de 5 individuos que aconsejaban al gobernante; las rentas publicas de los departamentos quedaban a disposición del gobierno central; además se prorrogaba el periodo presidencial a 8 años y se creaba el cuarto poder; esto es, el poder conservador encargado de vigilar el cumplimiento de la constitución.

Bases orgánicas de 1843

En 1842 el congreso formuló un proyecto para una nueva Constitución. El diputado Mariano Otero propuso un gobierno republicano, representativo, popular y federal, así como un sistema de representación de las minorías, lo que ocasionó gran descontento de la fracción conservadora que derivó en diversos enfrentamientos que condujeron a que el congreso fuera disuelto. En junio de 1843 se sancionó una nueva Carta Magna a la que se dio el nombre de Bases Orgánicas de la República Mexicana.

Esta norma fue de corte centralista. Estuvo en vigor sólo tres años y suprimió el supremo poder conservador. Se instauró la pena de muerte y se restringió la libertad de imprenta.

Acta constitutiva y de reformas de 1847

El acta constitutiva y de reformas de 1847 se dio debido a la inestabilidad política del país y a la guerra contra los Estados Unidos de América (1846-1848). El país volvió a adoptar el sistema federal establecido en la constitución de 1824.

Estas reformas establecieron las garantías individuales, se suprimió el cargo de vicepresidente y se adoptaron las elecciones directas para diputados, senadores, presidente de la república y magistrados de la Suprema Corte. Se facultó al congreso para anular las leyes de los estados que implicaran una violación al pacto federal, y se establecieron los derechos de petición y de amparo.

Constitución de 1857

Estuvo en vigor de 1857 a 1917 y durante los años de la guerra de reforma, la intervención y el imperio (1857-1867) fue la bandera que defendieron los liberales y republicanos encabezados por Juárez. Era de corte liberal, establecía el federalismo, la abolición de la esclavitud, la defensa de las ideas y la libertad de imprenta. En dicha ley ya no se establecía la religión católica como la oficial, lo cual provocó un malestar entre los conservadores, quienes proclamaron las Cinco Leyes derogatorias, estableciendo un gobierno paralelo.

Constitución de 1917

Fue promulgada en la ciudad de Querétaro y se tomó como base la constitución de 1857, pero se añadieron todas las demandas que dieron origen a la revolución mexicana, como la cuestión agraria (art. 27), la cuestión obrera (art. 123); la educación obligatoria y gratuita (art. 3º). Por su amplio contenido social, en su momento fue considerada como una de las constituciones más avanzadas del mundo. Actualmente está en vigor y desde su promulgación el 5 de febrero de 1917 ha sido reformada más de 400 veces.

La Constitución de 1917 vino a ser la cristalización de los ideales revolucionarios que fueron elevados a la categoría de normas constitucionales.

En ella se incluían avanzados principios de reformas sociales y derechos en favor de obreros y campesinos. Además, fue formulada para gobernar a todos los mexicanos sin distinción de raza, credo, condición social o política, ya que en ella se elevaron al rango de normas constitucionales la libertad de pensamiento y de creencia.

Del mismo modo, la Carta Magna cuenta con un amplio capítulo de garantías individuales, y el sistema para hacerlas funcionar mediante el juicio de amparo.

El artículo 27 establece las normas bajo las cuales se rige la propiedad del suelo en territorio mexicano, garantizando la propiedad privada y estableciendo sus limitaciones.

En cuanto a las reformas sociales, la Constitución de 1917 adopta un código de trabajo muy avanzado en cuanto a las relaciones obrero-patronales.

En un esquema muy general podemos señalar que nuestra Constitución se encuentra integrada por nueve capítulos y 136 preceptos, más los artículos Transitorios.

Podemos dividirla de la siguiente manera:

a) Parte Dogmática. Comprende los primeros 29 artículos, que establecen los derechos fundamentales del hombre. Quedan inscritos en el Capítulo 1, bajo el nombre de: "De las garantías individuales".

b) Parte Orgánica. Son los artículos que regulan el capítulo geográfico, la forma de gobierno, la división de poderes, la distribución de facultades entre los órganos federales y locales, la supremacía de la Constitución y finalmente su inviolabilidad.

c) Garantías sociales. Consagradas principalmente a través de los artículos 27 y 123.

 

GARANTÍAS INDIVIDUALES

 

Visita la siguiente dirección, donde encontrarás los artículos 1 al 29 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos lo cual hacen referencia a nuestras Garantías Individuales. http://info4.juridicas.unam.mx/ijure/fed/9/

 

Garantías Individuales

http://www.uaim.edu.mx/web-carreras/carreras/derecho/Octavo%20Trimestre/GARANTIAS%20INDIVIDUALES%20Y%20DERECHOS%20HUMANOS.pdf

 

Podemos decir que las garantías individuales son ese conjunto de facultades, prerrogativas y facultades que le corresponden al hombre por su misma naturaleza. Estas garantías pueden confundirse con los Derechos Humanos, pero éstas los incluyen y se visualizan como medios de reconocimiento y protección de aquéllos.

Las garantías individuales protegen valores ético-morales, que son los bienes jurídicos tutelados. Entre éstos podemos incluir:

La vida, como valor supremo que da sustento general a los demás valores.

La libertad, como facultad de desarrollar potencialidades y cualidades y de elegir los medios u objetivos materiales y espirituales con las restricciones de la moral pública y el orden colectivo.

La Dignidad, que aunque no está incluida en la Ley Suprema, se presenta como la calidad y cualidad de ser tratado como persona.

La Igualdad, como la facultad de ser tratadas de la misma manera que los que están en nuestra misma situación ante las leyes.

La Seguridad Jurídica, como la protección de que la ley va a actuar en justicia para nosotros y para todos.

La Propiedad, como reconocimiento de derechos individuales sobre las cosas, resultado de un régimen democrático.

El titular de estos derechos subjetivos públicos es el gobernado. El obligado a respetarlas es el servidor público o mejor dicho la autoridad, refiriéndose a toda persona que desempeñe un cargo, comisión o empleo para el Estado.

El catálogo de garantías individuales que hace la Constitución es bastante extenso, pero aún así no es limitativo, ya que cualquier derecho inherente al ser humano es susceptible de protección aunque los mecanismos específicos no estén perfectamente definidos, siempre tenemos la posibilidad de recurrir al amparo de la Justicia Federal. Además hay muchas garantías específicas que nos dan una protección muy extensa, no sólo para aquellos actos que se mencionan, sino para todos aquellos que puedan tener una relación con éstos.

En este trabajo trataremos de dar un panorama claro y definido de lo que representan las garantías individuales en el Derecho mexicano, que tal vez será una exposición algo breve, pero muy concisa de estos derechos subjetivos públicos siguientes a analizar.

Lo referente a las garantías sociales, derechos ecológicos, derecho a la información, a la educación y, en general, a los llamados derechos de tercera generación no será sujeto de análisis en este trabajo, ya que nos concretamos a las llamadas garantías individuales propiamente dichas.

Esperamos que lo incluido aquí sea del agrado de todos los lectores y ayude a un mejor entendimiento de estos derechos que son importantísimos para todos los mexicanos y seres humanos en general y que son básicos para comprender toda la legislación secundaria, ya sea local o general.

 

Derechos Humanos

 

Los Derechos Humanos son el conjunto de prerrogativas inherentes a la naturaleza de la persona, cuya realización efectiva resulta indispensable para el desarrollo integral del individuo que vive en una sociedad jurídicamente organizada. Estos derechos, establecidos en la Constitución y en las leyes, deben ser reconocidos y garantizados por el Estado.

Todos estamos obligados a respetar los Derechos Humanos de las demás personas. Sin embargo, según el mandato constitucional, quienes tienen mayor responsabilidad en este sentido son las autoridades gubernamentales, es decir, los hombres y mujeres que ejercen la función de servidores públicos.

La tarea de proteger los Derechos Humanos representa para el Estado la exigencia de proveer y mantener las condiciones necesarias para que, dentro de una situación de justicia, paz y libertad, las personas puedan gozar realmente de todos sus derechos. El bienestar común supone que el poder público debe hacer todo lo necesario para que, de manera paulatina, sean superadas la desigualdad, la pobreza y la discriminación.

La defensa o la protección de los Derechos Humanos tiene la función de:

_ Contribuir al desarrollo integral de la persona.

_ Delimitar, para todas las personas, una esfera de autonomía dentro de la cual puedan actuar libremente, protegidas contra los abusos de autoridades, servidores públicos y de particulares.

_ Establecer límites a las actuaciones de todos los servidores públicos, sin importar su nivel jerárquico o institución gubernamental, sea Federal,

Estatal o Municipal, siempre con el fin de prevenir los abusos de poder, negligencia o simple desconocimiento de la función.

_ Crear canales y mecanismos de participación que faciliten a todas las personas tomar parte activa en el manejo de los asuntos públicos y en la adopción de las decisiones comunitarias.

Características de los Derechos Humanos

_ Son universales porque pertenecen a todas las personas, sin importar su sexo, edad, posición social, partido político, creencia religiosa, origen familiar o condición económica.

_ Son incondicionales porque únicamente están supeditados a los lineamientos y procedimientos que determinan los límites de los propios derechos, es decir, hasta donde comienzan los derechos de los demás o los justos intereses de la comunidad.

_ Son inalienables porque no pueden perderse ni transferirse por propia voluntad; son inherentes a la idea de dignidad del hombre.

Clasificación de los Derechos Humanos en tres generaciones

Los Derechos Humanos han sido clasificados de diversas maneras, de acuerdo con su naturaleza, origen, contenido y por la materia que refiere. La denominada Tres Generaciones es de carácter histórico y considera cronológicamente su aparición o reconocimiento por parte del orden jurídico normativo de cada país.

Primera generación

Se refiere a los derechos civiles y políticos, también denominados "libertades clásicas". Fueron los primeros que exigió y formuló el pueblo en la Asamblea

Nacional durante la Revolución francesa. Este primer grupo lo constituyen los reclamos que motivaron los principales movimientos revolucionarios en diversas partes del mundo a finales del siglo XVIII.

Como resultado de esas luchas, esas exigencias fueron consagradas como auténticos derechos y difundidos internacionalmente, entre los cuales figuran:

_ Toda persona tiene derechos y libertades fundamentales sin distinción de raza, color, idioma, posición social o económica.

_ Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad jurídica.

_ Los hombres y las mujeres poseen iguales derechos.

_ Nadie estará sometido a esclavitud o servidumbre.

_ Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes, ni se le podrá ocasionar daño físico, psíquico o moral.

_ Nadie puede ser molestado arbitrariamente en su vida privada, familiar, domicilio o correspondencia, ni sufrir ataques a su honra o reputación.

_ Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia.

_ Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.

_ En caso de persecución política, toda persona tiene derecho a buscar asilo y a disfrutar de él, en cualquier país.

_ Los hombres y las mujeres tienen derecho a casarse y a decidir el número de hijos que desean.

_ Todo individuo tiene derecho a la libertad de pensamiento y de religión.

_ Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión de ideas.

_ Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacífica.

Segunda generación

La constituyen los derechos económicos, sociales y culturales, debido a los cuales, el Estado de Derecho pasa a una etapa superior, es decir, a un Estado

Social de Derecho.

De ahí el surgimiento del constitucionalismo social que enfrenta la exigencia de que los derechos sociales y económicos, descritos en las normas constitucionales, sean realmente accesibles y disfrutables. Se demanda un

Estado de Bienestar que implemente acciones, programas y estrategias, a fin de lograr que las personas los gocen de manera efectiva, y son:

_ Toda persona tiene derecho a la seguridad social y a obtener la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales.

_ Toda persona tiene derecho al trabajo en condiciones equitativas y satisfactorias.

_ Toda persona tiene derecho a formar sindicatos para la defensa de sus intereses.

_ Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure a ella y a su familia la salud, alimentación, vestido, vivienda, asistencia médica y los servicios sociales necesarios.

_ Toda persona tiene derecho a la salud física y mental.

_ Durante la maternidad y la infancia toda persona tiene derecho a cuidados y asistencia especiales.

_ Toda persona tiene derecho a la educación en sus diversas modalidades.

_ La educación primaria y secundaria es obligatoria y gratuita.

Tercera generación

Este grupo fue promovido a partir de la década de los setenta para incentivar el progreso social y elevar el nivel de vida de todos los pueblos, en un marco de respeto y colaboración mutua entre las distintas naciones de la comunidad internacional. Entre otros, destacan los relacionados con:

_ La autodeterminación.

_ La independencia económica y política.

_ La identidad nacional y cultural.

_ La paz.

_ La coexistencia pacífica.

_ El entendimiento y confianza.

_ La cooperación internacional y regional.

_ La justicia internacional.

_ El uso de los avances de las ciencias y la tecnología.

_ La solución de los problemas alimenticios, demográficos, educativos y ecológicos.

_ El medio ambiente.

_ El patrimonio común de la humanidad.

_ El desarrollo que permita una vida digna.

 

 

1.3 EL ESTADO MEXICANO

http://cursospr.inea.gob.mx/cursos/vac/index.php?f=modulo/contenido/revista/vc18r.htm#top

El Estado mexicano está compuesto por su territorio, población y gobierno, con sus leyes.

La población está formada por todos los habitantes que ocupan el territorio mexicano. El gobierno lo forman los funcionarios que han sido elegidos por la población para hacer las leyes, hacerlas cumplir y sancionar a quienes las violen. Además, tiene otros fines, como establecer y mantener el orden y defender al país de todo ataque que provenga del exterior.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es el documento que contiene las leyes que rigen actualmente a nuestro país. También se le llama Carta Magna y fue elaborada en 1917. En ella se señala cómo debe organizarse nuestra nación, acorde con las demandas por las que el pueblo luchó durante la Revolución Mexicana. Es muy importante saber que nuestra Constitución fue la primera en el mundo en incluir los derechos sociales. Los derechos sociales son obligaciones que el Estado tiene con la sociedad, como impartir y garantizar educación y salud, entre otros.

No todos los gobiernos son iguales. El Estado puede adoptar distintas formas de gobierno, dependiendo de los intereses propios de cada nación. Hay dos formas principales de gobierno: la monarquía y la república.

En la monarquía, el poder del Estado lo tiene una sola persona, que puede ser el rey, el emperador o el príncipe. Esta forma de autoridad se hereda de padres a hijos.

Existen diferentes tipos de gobiernos monárquicos: el absolutista, el constitucional y el parlamentario.

El absolutista es aquél en que el gobernante dicta y aplica las leyes, como era en Inglaterra en el siglo xv.

El constitucional es aquél en que la ley limita las decisiones del rey, como ocurre en Noruega o Suecia.

El parlamentario es aquél en que el poder del soberano está limitado por la participación de representantes del pueblo, como sucede actualmente en Inglaterra.

La república es el tipo de gobierno adoptado en la mayoría de los países actuales. México tiene un Poder Supremo que, como en todos los gobiernos republicanos, está dividido en tres poderes, según el artículo 49° constitucional:

Uno para hacer las leyes: Poder Legislativo.

Otro para aplicarlas: Poder Ejecutivo.

Un tercero para impartir la justicia: Poder Judicial.

El poder Legislativo está representado por el Congreso de la Unión, integrado por las Cámaras de Diputados y de Senadores.

Los diputados se eligen directamente por el voto de los ciudadanos mexicanos y permanecen en el puesto por tres años.

Los senadores representan a los estados o entidades federativas ante la Federación, se eligen por voto directo y se requieren dos por cada estado. Permanecen en el cargo durante seis años.

Los diputados y senadores se encargan de discutir y de hacer las leyes. Pertenecen a diferentes partidos políticos para representar las diversas ideas, intereses y necesidades del pueblo. Pueden ser hombres o mujeres, siempre que sean mexicanos de nacimiento.

Sus principales facultades son:

·       Elaborar las leyes que dirigen las relaciones entre los ciudadanos.

·       Aprobar los impuestos que se van a cobrar a los habitantes.

·       Aprobar los ingresos y los gastos que el Gobierno hace en favor de la sociedad.

·       Aprobar algunos puestos públicos.

·       Pedir cuentas al poder Ejecutivo (al Presidente de la República y sus colaboradores) sobre el ejercicio de sus funciones.

El poder Legislativo debe controlar e instruir al Presidente de la República para que sus acciones se realicen en beneficio del país; por eso, es muy importante que las cámaras de diputados y de senadores sean independientes del resto del gobierno y defiendan los intereses del pueblo, al que representan.

El poder Ejecutivo se confía al Presidente de la República. Él es elegido cada seis años por voto directo de las ciudadanas y los ciudadanos mexicanos. Es quien se encarga de dirigir al gobierno, basándose en las leyes que aprueba el poder Legislativo.

El Presidente nombra como sus colaboradores más cercanos (que forman el gabinete), a los Secretarios de Estado. Hay 18 Secretarías de Estado, y tres Procuradurías. Los Secretarios de Estado se encargan de administrar los programas de salud, turismo, ecología, educación, comercio, energía, la procuración de justicia, la autonomía de la nación, el cobro de los impuestos y las relaciones con otros países, entre otros.

Algunos nombramientos los aprueba el senado, como los de los procuradores, los embajadores y los oficiales del ejército.

El poder Judicial está encargado de vigilar que se cumplan la Constitución y sus leyes y que todos los mexicanos tengan acceso a la justicia, sin distinción de raza, edad, sexo, nivel económico o religión. También tiene a su cargo la protección de las garantías individuales y sociales de los mexicanos. Otra de sus funciones es equilibrar las acciones del poder Legislativo y del Ejecutivo.

Este poder está formado por la Suprema Corte de Justicia, el Tribunal Electoral, los Tribunales Colegiados, los Tribunales Unitarios de Circuito, los Juzgados de Distrito y el Consejo de la Judicatura Federal.

La división del poder supremo en los tres poderes señalados debería ser como una balanza que mantuviera el equilibrio entre las partes del gobierno, pues cada una tiene funciones específicas que ayudarían a controlar a las otras dos. Con esto se pretende evitar que un gobernante abuse de su poder y tome decisiones que no favorezcan a la población. En nuestro país, el representante del poder Ejecutivo, el Presidente de la República, es quien tiene, de hecho, mayor poder en la toma de decisiones.

De acuerdo con la Constitución Mexicana, el gobierno de México, además de dividirse en tres poderes, debe cumplir tres características principales:

·       Ser democrático,

·       Representativo y

·       Federal (artículo 40° constitucional).

Representativo, porque la autoridad no la podemos ejercer los 80 millones que habitamos en México (según cifras del censo del INEGI de 1990). Por esa razón, elegimos a algunas personas como los diputados, los senadores y demás funcionarios gubernamentales para que nos representen y ejerzan la autoridad en beneficio del pueblo, que fue quien los eligió. Lo ideal sería que todos los ciudadanos participaran directamente en las discusiones y soluciones de los diferentes problemas de la sociedad. Pero ante el crecimiento de la ciudadanía y las dificultades que representaría la intervención de todos, es necesario tratar los asuntos del gobierno por medio de los representantes electos por los ciudadanos. Por eso, es tan importante que estemos informados de quiénes son los candidatos a diputados, senadores, presidentes y los demás representantes, y qué proponen, para elegir la mejor opción que nos represente de acuerdo con nuestras ideas.

Federal, porque está formado por 31 estados libres (o entidades federativas) con su propio gobierno, sus propias leyes, un territorio definido y su propia población. También forma parte de la República el Distrito Federal, donde se encuentra la sede del gobierno federal. Unidos, los estados y el Distrito Federal forman una federación de estados que se rigen por las leyes que integran la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Por eso, cuando hablamos del Estado, nos referimos a la organización Federal que rige a toda la República. En cambio, cuando se habla del estado de Sonora, sólo se menciona a esa entidad federativa, que junto con las demás forman la federación de estados que componen nuestro territorio.

El gobierno de cada estado es autónomo o independiente. La población de cada estado elige al gobernador y a sus diputados locales. También tiene su propia constitución, que contiene leyes que responden a sus necesidades específicas, pero las leyes de los estados en ningún caso pueden contraponerse a la Constitución Federal de todo el país. Además, cada estado tiene su capital y está dividido en municipios gobernados por el Ayuntamiento. Ahí, el responsable es el presidente municipal y las personas que forman el cabildo, a quienes también elige el pueblo. En nuestro país, esto es relativo, pues el poder Ejecutivo tiene una fuerte influencia sobre el gobierno de los estados.

Es importante recordar que una condición para que exista el Estado mexicano es que exista la soberanía. La soberanía la ejerce todo mexicano a través de su gobierno.

Esto significa que, como pueblo, tenemos el derecho de exigir al gobierno que respete nuestras garantías individuales y sociales.

Asimismo, los mexicanos tenemos, por ley, en todo momento, el derecho de alterar o modificar la forma de nuestro gobierno, según el artículo 39° de la Constitución mexicana.

Para conocer más de cerca las acciones de los niveles de gobierno y poder público en México, entra a las siguientes ligas:

 

Gobierno federal, http://www.presidencia.gob.mx/

Gobierno estatal. http://portal2.edomex.gob.mx/edomex/inicio/index.htm?ssSourceNodeId=498&ssSourceSiteId=edomex

Gobierno municipal,

http://portal2.sre.gob.mx/enlace/images/STORIES/locales/coordinadores/encuentrocoordinadores/tercero/pbbcs12.pdf

Puedes buscar la página de tu municipio.

 

 

 

 

Comments