Reiki‎ > ‎Hablemos de Reiki‎ > ‎

¿Por qué hablo de Reiki?

"¿Y por qué canta el pájaro?", respondió el Maestro.

"El pájaro no canta porque tenga una afirmación que hacer. Canta porque tiene un canto que expresar."

                                  Anthony De Mello.


Mi experiencia en los años que llevo transitando la vía Reiki ha sido siempre de crecimiento, de sanación en el concepto más amplio de la palabra. Mi vida ha cambiado mucho desde que Reiki me encontró. He dejado de fumar, he cambiado mis habitos de alimentación, he cambiado mi forma de entender la vida y sobre todo, he encontrado en mi mismo una fuente inagotable de aspectos desconocidos.

He encontrado una forma de conocerme y compartir algo bueno, algo que beneficia a los demás desde lo más profundo del corazón. Reiki es auto-conocimiento pero su fin último no es adquirir mayor control sobre tu mente o sobre tu cuerpo, más bien al contrario, al comprender se llega a aceptar, a sentir la unidad cuerpo-mente como algo que fluye a la par y sin esfuerzo.

¿Suena muy espiritual? Reiki es espiritual, si por ello entendemos una vía que me permita ir conociendo mis recursos, mis valores y de esta forma ser capaz de desarrollar una existencia satisfactoria.

Hablar de Reiki es la forma que tengo de pedir a mis hermanos y hermanas que no se rindan, que busquen, que pataleen hasta que la felicidad que es nuestro derecho por nacimiento les sea devuelta.

Hablar de Reiki es la forma en que trato de aportar algo valido a mi existencia.
Hablar de Reiki es hablar de lo que me ha traido aqui, a escribir estas letras, a sentir el deseo de crecer.

Que mis palabras os aporten paz y luz en vuestro camino. 
Volver