EXPRESIÓN CORPORAL

“Es la forma más antigua de comunicación entre las personas -incluso  anterior al lenguaje escrito y hablado-. Es el medio para expresar sensaciones, sentimientos, emociones y pensamientos. De esta forma, el cuerpo se convierte en un instrumento irreemplazable de expresión humana que permite ponerse en contacto con el medio y con los demás.

La Expresión Corporal busca el desarrollo de la imaginación, el placer por el juego, la improvisación, la espontaneidad y la creatividad. El resultado de lo anterior, es el  enriquecimiento de las actividades cotidianas  y del crecimiento personal. Por otra parte, enseña a encontrar formas de comunicación más profundas e íntegras, lo que repercute en el contacto con los demás. La Expresión Corporal, permite descubrir los mecanismos de funcionamiento de los distintos grupos humanos: equipos de trabajo, alumnos de clase, etc.

Se sabe que durante los primeros años del niño, su motricidad necesita desarrollarse.  Por medio de la expresión corporal, se puede educar la espontaneidad y la tendencia natural al movimiento propio de esta edad. Además, amplía y enriquece el lenguaje corporal de los niños, fomentando el entendimiento y la expresión de los propios sentimientos.

La expresión corporal se puede manifestar como:

  • Danza
  • Mímica
  • Gesto simbólico
  • Canto 
  • Palabra”[1]


ACTIVIDADES PARA EL DESARROLLO DE LA EXPRESIÓN CORPORAL:


NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES QUE SE PUEDEN PREVENIR O ATENDER A TRAVÉS DEL DESARROLLO DE LA EXPRESIÓN CORPORAL: