LA RECUPERACIÓN DE LOS CORRALES