Carteras y accesorios.                                                                                     By Naty

¿Cómo elegir lentes de sol?

                                                                    

Tantas marcas, colores y modelos…¿cuáles son los más apropiados para proteger tus ojos?

Los especialistas afirman que la excesiva exposición al sol sin ningún tipo de protección puede causar quemaduras en la córnea, cáncer en los párpados, cataratas y degeneraciones maculares. Por este motivo, es imprescindible usar lentes de sol con protección UV, es decir, con un filtro contra los rayos ultravioletas, de preferencia con 100 % de protección UV.

Por lo general, si un par de lentes de sol es demasiado barato, es porque no tiene protección UV.

 Los lentes con protección UV pueden ser claros u oscuros. No te confíes, si ves un par de lentes completamente negros, no necesariamente tendrán algún grado de protección.

Compra tus lentes de sol en un sitio de garantía. Los lentes deben tener su sello de garantía y además debes solicitar su comprobación mediante el uso de equipos especiales.

Y con esos consejos no estarás perdida en tu compra.

Cuida y alarga la vida de tus lentes de sol

La limpieza es un factor indispensable para su durabilidad

Los lentes de sol se deben limpiar frecuentemente, por lo general bastará con un paño suave o gamuza, dependiendo del material en que están fabricadas las monturas o las lentes, algunas exigen una limpieza especial.

Los lentes que han sometidos a tratamiento antirreflejante se ensucian con más facilidad, por lo que su limpieza en seco es más difícil. En estos casos, es conveniente lavarlas con agua y un jabón líquido con ph neutro, según informes de prensa.

Los lentes orgánicos o plástico óptico, también requieren un lavado igual, ya que sus características requieren del uso del agua para eliminar el polvo de su superficie. Estas partículas de polvo, en una limpieza en seco, actuarían de abrasivo rayando su superficie, por eso en la actualidad se recurre a recubrimientos especiales antirrayado cada vez más perfeccionados, capaces de proporcionar un grado de dureza casi igual al de las lentes minerales.

Los lentes deben sacarse con las dos manos para que no se deformen. Se recomienda no dejar los lentes sobre una mesa para evitar que alguna persona se recargue sobre ellos y los rayen o produzca la aparición de tensiones en el material de la montura.

 

Lentes de sol

 Gafas