Acupuntura

Regresar a la Pagina Principal...

Acupuntura

La acupuntura es una técnica de medicina alternativa utilizada por su capacidad de restablecer el equilibrio en el "sistema energético vital" de un organismo vivo. Es utilizada como herramienta terapéutica, por medio de agujas en puntos estratégicos del cuerpo. Es un componente de la medicina tradicional china.

De acuerdo con la concepción china, la energía vital (ch'í, o qui) fluye por el cuerpo a lo largo de meridianos, canales o vías de comunicación, llamados en chino king. El número de king ordinarios es correlativo al de los doce órganos, más los dos vasos extraordinarios permanentes: el de la concepción (en la línea media corporal frontal), y el vaso gobernador (en la línea media corporal dorsal), además de los llamados extraordinarios.

En total, la medicina tradicional china identifica doce principales que se corresponden con órganos vitales del cuerpo humano: pulmones, intestino grueso, intestino delgado, bazo-páncreas, corazón, riñones, vejiga, sistema cardiocirculatorio, vesícula biliar, hígado, vaso de la concepción, vaso gobernante y triple calentador.

La medicina tradicional china distingue órganos de vísceras: los órganos difieren de las vísceras por el hecho de que la ablación o lesión masiva de las vísceras no provoca el inmediato deceso, mientras que la ablación o lesión masiva de los clasificados como órganos implica la casi inmediata muerte del individuo; de tal modo el corazón está clasificado como órgano, y el bazo como víscera.

Mediante la incisión de finas agujas en puntos específicos o resonadores (llamados en chino xue) de cada meridiano se busca equilibrar la energía trastornada en el órgano que lo rige. El trastorno puede producirse por la incidencia tanto de factores externos como internos que pueden desembocar en enfermedades. La teoría tradicional china considera que la enfermedad es un desequilibrio de las dos modalidades de la citada ch'í: la modalidad yin, y la modalidad yang , la operatoria sobre los puntos acupunturales intenta reequilibrar la energía, ya sea tonificando en los puntos, o ya sea -por lo contrario- realizando depleción en estos.

Sus partidarios dicen que los puntos acupunturales son observables por los métodos científicos. Un ejemplo: señalan que cada punto acupuntural tiene una diferencia de resistencia eléctrica respecto a las áreas de la dermis que le rodean (esto se constata fácilmente aplicando un voltímetro). Y señalan que el examen histológico de cada xue o punto acupuntural revela allí la existencia de una mayor concentración de nervios que en las zonas vecinas de la dermis.

Los médicos expertos en acupuntura realizan la pulzología como método de diagnosis: cada órgano y cada víscera tiene una pulsación específica en tres modalidades (superficial, mediana y profunda).

Se dice que la acupuntura está indicada para el tratamiento de prácticamente cualquier patología, destacando su uso en hernia discal, alergias, procesos inflamatorios o infecciones gripales, entre otras afecciones, es además importante destacar su uso como analgésico.

La acupuntura es praxis médica en China desde hace más de un milenio, siendo a la fecha uno de los principales componentes de la Medicina Tradicional China, que es la medicina que mayor cantidad de pacientes cuenta en la actualidad; en Europa las primeras nociones e informes de prácticas acupunturales parecen haberse iniciado a mediados del siglo XVIII; en el siglo XIX el médico alemán Baumscheidt ideó idependientemente una terapia semejante a la de la acupuntura china. A tal terapia se le ha conocido como baumscheidtismo.

En la segunda mitad de siglo XX, en Europa, se han realizado varías teorizaciones científicas para explicar los procesos fisiológicos involucrados en la acupuntura. Corresponde mencionar, por lo menos, la teoría de Pinchevsky, y la teoría del médico sueco Nordenstrøm.


Derivados de la acupuntura son: