Preparándome para la aventura


 

 

Yo estaba en mi casa bajando música de Internet, cuando de repente recibí  un extraño e-mail que tenía un sonido a tren. Así fue que me acordé que esa misma noche iría con mis amigas a la estación de trenes por el cual pasaría el tren más rápido del mundo: el TGV.

Sentí mucho miedo de ver ese e-mail ya que esta aventura era muy peligrosa; porque ninguna persona podía acercarse a la estación.

Salí de mi pieza y me fui al comedor donde armé mi maleta que tenia: unas frutas y un sándwich, una lámpara y una parka porque hacia mucho frío.

Antes de irme a la estación volví a mi pieza y revisé el e-mail: tenía una imagen parecida a la de un virus. Me lo había enviado mi amiga  para asustarme y  para que me preparara para la aventura de esta noche.

 

                   

    para seguir con la aventura          

    las cosas que llevaba en mi mochila                

    mis paginas favoritas