Octava reflexion

Nada te turbe; porque la tristeza debilitará tu determinación y la calidad de tu adoración. Uno de los efectos secundarios de la depresión es que a menudo hace que uno sea pesimista, y que culpe a los demás, incluso al Mismísimo Allah (Enaltecido y exaltado sea).

Nada te turbe; porque la tristeza, la angustia y la ansiedad son las raíces de los problemas mentales y las causas del estrés.

Nada te turbe; porque tienes la compañía del Corán, las súplicas, el recuerdo de Allah (Enaltecido y exaltado sea) y la oración. Puedes alivianar la carga de tu ansiedad dando a los demás, haciendo el bien y siendo productivo.

Nada te turbe; y no te des por vencido ante la tristeza tomando el camino fácil de la ociosidad y la inactividad; por el contrario, ora, glorifica a tu Señor, lee, escribe, trabaja, visita amigos y familiares y reflexiona.

“Vuestro Señor dice: Invocadme, que responderé [vuestras súplicas].” (Corán 40:60) “Invocad a vuestro Señor con humildad y en secreto. Ciertamente Él no ama a los transgresores.”

(Corán 7:55)

“Invocad pues, a Allah, y adoradle con sinceridad, aunque ello disguste a los incrédulos.” (Corán 40:14)

“Diles: Y sea que Le invoquéis diciendo: ¡Oh, Allah! ¡Oh, Clemente! O cualquier otro nombre con el que Le invoquéis, Él os oirá. Sabed que Él posee los nombres [y atributos] más sublimes.” (Corán 17:110)

Comments