Nunca pierdas la Esperanza

Nada te turbe, y no pierdas las esperanzas

Allah (Enaltecido y exaltado sea) responde las plegarias del no creyente que se encuentra en problemas; ¿cuánto más puede esperar entonces el musulmán que no Le asocia copartícipes? Mahatma Gandhi, quizás superado en popularidad en la India sólo por Buda, se encontraba al borde de la locura si no fuera por su dependencia en la fuerza de la plegaria. ¿De dónde obtuve yo ese dato? Porque él mismo dijo: "Si yo no rezara, me habría vuelto loco hace mucho tiempo". Ese fue el efecto de las plegarias, y G'andhi ni siquiera era musulmán. No se puede cuestionar su politeísmo, pero lo que lo hacía seguir adelante era el hecho de que seguía un camino.

“Cuando se embarcan [y son azotados por una tempestad] invocan a Allah con sinceridad [reconociendo que sólo El debe ser adorado] ...” (Corán 29:65)

“¿Acaso Quien responde al afligido cuando Le invoca, alivia los pesares...” (Corán 27:62) “Mas si os sacude una fuerte tormenta golpeándoos las olas por todos lados y pensáis que no tenéis

salvación, entonces invocáis a Allah con toda sinceridad...” (Corán 10:22)

A pesar de haber realizado una minuciosa búsqueda en las biografías de estudiosos, historiadores y escritores musulmanes como grupo, no encontré ni uno de ellos que haya sido presa de la ansiedad, la confusión o las enfermedades mentales. La razón de ello es que vivieron en paz y serenidad, y que llevaban vidas simples, libres de todo tipo de afección.

“En cambio, a quienes tengan fe, obren rectamente y crean en lo que fue revelado a Muhammad, que es la Verdad que proviene de su Señor, Él les perdonará sus pecados y hará que prosperen.” (Corán 47:2)

Abú Házim dijo:

“Existe un solo día que me separa de los reyes. Ayer, su sabor ya se fue y tanto los reyes como yo tememos de lo que nos deparará el mañana. Sólo queda el hoy. ¿Qué nos deparará hoy?".

El Profeta (B y P) dijo:

“Oh Allah, Te suplico me concedas las bendiciones de este día, su éxito, su luz y su guía”.

“¡Oh, creyentes! Estad precavidos...” (Corán 4:71)

“...que se conduzca con sutileza y que no llame la atención de nadie.” (Corán 18:19)

“Sólo decían: ¡Oh, Señor nuestro! Perdónanos nuestros pecados y nuestras extralimitaciones. Afirma nuestros pasos y concédenos el triunfo sobre los incrédulos. Allah les agració con una recompensa en esta vida y les agraciará con una recompensa mayor en la otra, porque Allah ama a los benefactores.” (Corán 3:147-148) La fe es el mejor de los remedios

Uno de los más grandes expertos en psicología de nuestros tiempos, el Dr. Carl Jung, menciona en su libro The Modere Man In Search Of Spirit lo siguiente:

"En los últimos treinta años, personas de todo el mundo ha venido a mí a pedirme consejos. He tratado cientos de pacientes y la mayoría de ellos rondaban los treinta y cinco o cuarenta años. El problema con todos tenía que ver con una sola cosa: buscar refugio en la religión, y al hacerlo, poder tener una perspectiva o panorama de la vida. Puedo decir razonablemente que todos ellos se enfermaron porque obviaron lo que la religión tiene para ofrecerle al creyente. Y aquel que no tiene fe completa no puede ser sanado".

“Mas quien se aleje de Mi Mensaje llevará una vida mísera, y el Día del Juicio le resucitaremos ciego.” (Corán 20:124)

“Sembraremos el terror en los corazones de los incrédulos por haber atribuido copartícipes a Allah sin fundamento válido.” (Corán 3:151)

“O como tinieblas en un mar profundo cubierto de olas, unas sobre otras, que a su vez están cubiertas por nubes; son tinieblas que se superponen unas sobre otras. Si alguien sacase su mano, apenas podría distinguirla. De este modo, a quien Allah no ilu¬mine jamás encontrará la luz [de la guía].” (Corán 24:40)

Comments