Nada te turbe, no dejes que las calamidades te sacudan

Ahmad Ibn Iúsuf, un historiador, escribió que el hombre sabe con certeza que luego de la dificultad llega el alivio, tal como la luz del día llega después de la oscuridad de la noche. A pesar de saberlo, la parte más débil de la naturaleza humana toma el control cuando atacan las calamidades. Aquel que es sometido a pruebas debe dar pasos para remediar su situación o de lo contrario la desesperanza se apoderará de él. Contemplar la paciencia que tuvieron quienes debieron superar pruebas en el pasado es un medio para fortalecer nuestra propia determinación.

También mencionó que la dificultad antes del alivio es análoga al hambre antes de la comida. La comida llega en el momento en el cual provoca el mayor efecto de saciedad.

Platón dijo:

“La dificultad es tan beneficiosa para el alma como indeseada para nuestra vida. El ocio es tan dañino para el alma como deseada por el ego”.

Cuando se comprende el objetivo de la vida, sabe que está siendo puesto a prueba ya sea para obtener de Allah (Enaltecido y exaltado sea) una recompensa o para expiar sus pecados.

Luego de leer un libro de At-Tannúji, obtuve las siguientes conclusiones:

1) El alivio llega después de la dificultad. Es un patrón constante en la vida de un hombre, al igual que la llegada del día luego de la oscuridad.

2) La dificultad es más beneficiosa para el alma humana que el confort y el alivio.

3) Quien concede lo bueno y aleja lo malo es Allah (Enaltecido y exaltado sea). Debes saber que todo lo que te sucede fue escrito de esa manera y todo lo que no sucedió no estaba destinado a sucederte.

Comments