Nada te turbe en los últimos momentos

Nada te turbe, y no te angusties ni siquiera en los últimos momentos de tu vida

Abu Ar-Raihán Al-Bairuni fue un prolífico pensador y escritor que rara vez dejaba de escribir. Vivió hasta los setenta y ocho años y a lo largo de toda su vida nunca se tomó un respiro innecesario que le interrumpiera sus actividades de leer, escribir o enseñar.

Abu Al-Hasan ‘Ali Ibn ‘Ísa, una eminencia en jurisprudencia islámica, dijo lo siguiente:

“Visité a Abú Ar-Raihán en su lecho de muerte. Al entrar, me di cuenta de inmediato que estaba al borde de abandonar esta vida. Si bien se encontraba en ese estado, me dijo que había un tema de derecho islámico, más específicamente de sucesiones, del cual habíamos hablado la última vez que nos vimos y que en ese entonces yo había dicho algo y que ahora se había dado cuenta que era un error. Sentí compasión por él, y le pregunté si le parecía apropiado discutir un tema como ese estando tan enfermo. Me respondió: ‘Sé que estoy partiendo de este mundo, pero ¿no crees que es mejor para mí entender ese tema que morir ignorándolo?' Acto seguido, le repetí el tema del que hablamos, y comenzó a explicármelo. Luego de finalizar la conversación, salí de la habitación e instantes después, escuché un grito y supe que había muerto. Sólo las almas distinguidas como la suya permanecen fuertes hasta el final”.

Cuando ‘Umar (R) moría desangrado luego de haber sido apuñalado, les preguntó a sus compañeros si habían completado su oración.

Comments