Lo que aparenta ser malo podría ser bueno

Mucho de lo que aparenta ser un mal es en realidad una bendición

William James dijo:

"Nuestras debilidades nos ayudan como jamás habríamos creído que lo harían. Si Dostoievski y Tolstoi no hubieran tenido vidas tan dolorosas, no habrían podido escribir sus eternos diarios. Por eso ser huérfano, ciego, pobre o estar lejos del hogar y la comodidad son condiciones que pueden ayudarte a lograr tus metas, distinguirte, avanzar y contribuir".

Un poeta dijo:

"Allah puede darnos Sus bendiciones mediante pruebas grandes o pequeñas, pone a prueba a algunos dándoles Sus bendiciones".

Aún los niños y la riqueza pueden ser causa de desdicha:

“Que no te maravillen [¡Oh, Muhammad!] ni sus bienes ni sus hijos, pues Allah decretó que se xtraviaran por ellos. Así quiso castigarles en esta vida, y que mueran en la incredulidad.” (Corán 9:55)

Al quedar inválido, lbn Al-Azir tuvo la oportunidad de completar sus dos famosos libros: Yámi` Al-Usúl y An-Nihaiah. As-Sarjasi escribió los quince volúmenes de su aclamado libro, Al-Mabsut, mientras se encontraba preso en el fondo de un calabozo.

Ibn Al-Qaiim escribió Zád Al-Má’ad mientras viajaba a lomo de un animal; Al-Qurtubi escribió un comentario sobre Sahih Muslim mientras se encontraba en un barco; y la mayor parte del Fatua de Ibn Taimiiah fue escrita cuando estuvo encarcelado.

Los estudiosos del Hadiz reunieron cientos de miles de Hadices. Éstas generalmente eran personas pobres, personas para quienes la palabra ‘hogar’ era extraña. Un hombre muy destacado me contó que estuvo preso durante un tiempo, y en ese lapso, se memorizó la totalidad del Corán y estudió cuarenta volúmenes muy importantes de jurisprudencia islámica.

Abú Al-'Alá' le dictaba sus libros a otros porque era ciego. Táhá Husain perdió la vista y luego comenzó a escribir sus afamados libros y diarios. Muchas personas brillantes, a pesar de perder su posición social o sus empleos, contribuyeron al mundo con conocimiento e ideas mucho más de lo que habían hecho hasta entonces.

Francis Bacon decía que:

“Saber sólo un poco de filosofía nos hace inclinar hacia la incredulidad, mientras que ahondar en esa materia nos acerca a la religión”.

“Y estos ejemplos los exponemos para los hombres, pero sólo los comprenden quienes reflexionan.” (Corán 29:43) “Los más temerosos de Allah son los sabios de entre Sus siervos. En verdad Allah es Poderoso,

Absolvedor.” (Corán 35:28)

“Y aquellos a los que se les concedió el conocimiento y [se les agració] con la fe les dirán: Ciertamente habéis permanecido el tiempo que Allah decretó hasta el Día de la Resurrección.” (Corán 30:56)

“Diles [¡Oh, Muhammad!]: Ciertamente os exhorto a que hagáis una cosa [para que se evidencie la Verdad]: Poneos ante Allah de dos en dos, o solos, y reflexionad, pues vuestro compa¬ñero [el Profeta Muhammad] no es un loco...” (Corán 34:46)

El Dr. A. A. Brill dijo:

“El verdadero creyente nunca se verá afectado por enfermedades mentales”.

“Por cierto que el Clemente hará que quienes hayan creído y obrado rectamente sean queridos por los hombres.” (Corán 19:96)

“Al creyente que obre rectamente, sea varón o mujer, le concederemos una vida buena y le multiplicaremos la recompensa de sus obras.” (Corán 16:97)

“Ciertamente Allah guía a los creyentes por el sendero recto.” (Corán 22:54) 

Comments