Consecuencias del Pecado

Las consecuencias del pecado

A continuación encontrarás una lista con las consecuencias malignas que produce el pecado:

1. Crea una barrera entre Allah (Enaltecido y exaltado sea) y el pecador.

“Por cierto que ese día se les impedirá contemplar a su Señor [y no podrán contemplarlo jamás].”

(Corán 83:15)

2. Cuando una persona realiza malas obras de manera continua, pierde las esperanzas de la salvación.

3. A menudo, el pecador cae en un estado de depresión y ansiedad.

“No dejará de sembrar dudas e hipocresía [entre los incrédulos] la mezquita que construyeron hasta que sus corazones se destrocen [y perezcan], y Allah es Omnisciente, Sabio.” (Corán 9:110)

4. El miedo se apodera del corazón del pecador.

“Sembraremos el terror en los corazones de los incrédulos por haber atribuido copartícipes a Allah sin fundamento válido.” (Corán 3:151)

5. La vida se torna difícil para el pecador.

“Mas quien se aleje de Mi Mensaje llevará una vida mísera, y el Día del Juicio le resucitaremos ciego.” (Corán 20:124)

6. El corazón del pecador se oscurece y se endurece. “Y por haber violado su pacto les maldijimos y endurecimos sus corazones.” (Corán 5:13) 7. El rostro del pecador pierde su luz y se vuelve pesimista.

“A aquellos cuyos rostros estén ensombrecidos se les dirá: ¿Habéis renegado de vuestra fe luego de haber creído?” (Corán 3:106)

8. La gente siente desprecio por el pecador.

9. El pecador vive circunstancias mundanas muy difíciles y arriesgadas.

“Si observaran la Torá, el Evangelio y lo que les ha sido revelado por su Señor [el Corán], serían sustentados con las gracias del cielo y la tierra.” (Corán 5:66)

10. La ira de Allah (Enaltecido y exaltado sea) implica una disminución de la fe y un aumento de la tristeza y las calamidades, y todo ello le sucede al pecador.

“¡Qué mal que obraron al no creer en lo que Allah reveló por envidia, pues Allah favoreció a quien quiso de Sus siervos, incurriendo repetidamente en su ira! Y los incrédulos tendrán un castigo degradante.” (Corán 2:90)

“Pero no es como dicen, sino que los pecados que cometieron endurecieron sus corazones.” (Corán 83:14)

“Y decían: Nuestros corazones están endurecidos. Allah les maldijo por su incredulidad: ¡Poco es lo que creen!” (Corán 2:88)


Comments