[Sin título]‎ > ‎

6 Feet Under, de Alan Ball

Nathaniel Sr: ¡Chavalote! Ven, te he guardado un sitio.
Nate: Damas chinas. Siempre he odiado ese juego.
Nathaniel Sr: Porque nunca te has jugado dinero. Nate, quiero que conozcas a un par de amigos míos. Cariño, éste es el hombre. La muerte. La Parca.
La muerte: ¿Un puro?
Nate: No, gracias.
La vida: Bien hecho, guapo. Es repugnante.
Nathaniel Sr: Y ésta es...
La muerte: Mi socia.
La vida: Qué profesional suena, me encanta.
Nate: No jodas.
La vida: Oh, sí, es un rollo de yin y yang.
Nate: ¿Me estáis diciendo que tenéis negocios juntos?
La vida: ¡Cielo, él y yo tenemos toda clase de tejemanejes juntos!
La muerte: Digamos que es un acuerdo que nos beneficia mutuamente.
La vida: Te toca.
Nate: ¿No debería esperar a que empecéis otra partida?
La vida: Esta partida no se acaba nunca.
La muerte: O entras en el juego, o te quedas fuera.
Nathaniel Sr: "Dentro o fuera del carro", si lo prefieres.
Nate: Vale, juego.
Nathaniel Sr: Tienes que poner algo en la banca, hijo.
Nate: ¿Vosotros qué apostáis?
Los 3: Todo.
Nate: Vale, lo apostaré todo. Lo que sea. Estoy temblando.
Nathaniel Sr: Eh, chavalote, así no. No quieres que este tío se enfade.
La muerte: Yo no me enfado. Tengo a gente que lo hace por mí.
La vida: ¡Fantasma! Pero eso me pone mogollón. ¿Quieres follarme, muñeco?
Nathaniel Sr: Un gran misterio cósmico. Aquí mismo, delante de ti. No podrás decir que tu viejo no te llevó a ningún sitio interesante.
Nathaniel Sr: "Todo lo que vive, vive para siempre. Sólo la cáscara, lo perecedero, desaparece. El espíritu no tiene fin. Es eterno. Inmortal".