[Sin título]‎ > ‎

La ventana, de Gemma Nierga

Juan José Millás: Oye, una curiosidad personal sólo, Javier…
Gemma Nierga: .
Juan José Millás: Es que, a mí, hay una canción tuya que siempre, digo “si un día me encuentro con Javier, se lo tengo que preguntar”… esa, no me acuerdo del título, esa que el estribillo dice “no todo va a ser follar” o algo así como “ya follé el año pasado a la orillita del mar” y dice que hay que hacer otras cosas en la vida. Y entre las cosas que hay que hacer, dices que hay que cruzar la calle Núñez de Balboa. Esa es una calle por la que yo he pasado mucho y siempre he pensado “¿qué pasará en la calle Núñez de Balboa?”.
Javier Krahe: Bueno, eh, sí había un motivo para poner esa calle en concreto. Porque allí estaba hasta hace dos años la embajada de Canadá, donde yo trabajaba.
Juan José Millás: Ah, claro, ya está, ya está. Claro, claro, claro.
Javier Krahe: Tengo que decir que eso, que es una cosa privada, surte efecto en cualquier lado, incluso en poblaciones donde no hay ni calle Núñez de Balboa, la gente se ríe ahí.
Juan José Millás: Claro, porque es muy misterioso, claro.
Javier Krahe: Bueno, lo que sea, porque, claro, mis propuestas de las otras actividades yo digo “voy a poner las más aburridas, las más sosas”.