Tarta de galletas

Ingredientes para un molde rectangular de 18 X 25 aproximadamente (para 6-8 raciones)


Un caja de galletas cuadradas o rectangulares de 700 g.


Para la mousse de chocolate

2 hojas de gelatina

200 gr de chocolate de cobertura (70% cacao)

50 gr de mantequilla

25 gr de azúcar

3  huevos (claras y yemas por separado)

100 ml de nata



Para remojar las galletas


400 ml de  leche

Anís estrellado

2 c/s colmadas de azúcar

2 c/s de ron negro

1 c/s rasa de café soluble


c/s (cucharada sopera)


Para la cobertura espejo


35 ml de agua

120 g de azúcar

3 hojas de gelatina

35 g de cacao puro en polvo (tipo Valor)

70 ml de nata 35 % MG


Elaboración


Mousse de chocolate

Fundir el chocolate junto con la mantequilla en el microondas o al baño maría.


Hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante 10 minutos.


Incorporar las hojas de gelatina al chocolate caliente, mezclar bien y dejar enfriar, aunque no debe volverse sólido.


En recipiente aparte, montar las yemas junto con el azúcar.


Por otro lado montar las claras a punto de nieve.


Montar la nata sin azúcar.


Mezclar el chocolate con  las yemas.


Incorporar la nata montada suavemente y con movimientos envolventes.


Por último mezclaremos las claras.


Reservar en el frigorífico.



Para la cobertura espejo.


Hidratar las hojas de gelatina en agua fría.


Calentar el azúcar junto con el agua.


Incorporar el cacao y mezclar bien hasta que esté bien deshecho y sin grumos.


Añadir las hojas de gelatina y mezclar.


Incorporar la nata, mezclar y reservar tapado con un film que pondremos en contacto directo con la mezcla (a piel).


Reservar toda la noche en la nevera para que las burbujas de aire suban a la superficie.



Montaje de la tarta.


Preparar la mezcla donde bañaremos las galletas.


Calentar dos deditos de leche en el micro y diluir el café soluble y el azúcar e infusionar un anís estrellado.


Colar y añadir el resto de leche y el ron (si lo van a tomar niños podéis prescindir de él).


Forrar un molde rectangular con film.


Mojar las galletas en la leche preparada y vamos cubriendo el fondo del molde.


Poner sobre las galletas una capa de mousse de chocolate.


Seguimos repitiendo las dos operaciones anteriores hasta que terminemos la mousse o el molde esté lleno. Alisar bien la última capa y tapar con film.


Reservar en el frigorífico toda la noche para que se asienten bien los sabores y coja cuerpo.


Cobertura con chocolate.


Damos la vuela a la tarta sobre una rejilla. 


Retiramos el film.


Calentamos ligeramente la cobertura de chocolate hasta que esté fluida.


Cubrimos la tarta con la cobertura de forma que todos los lados queden bien cubiertos de chocolate.


Dejamos enfriar en el frigorífico hasta que vayamos a servirla.

Comments