Un último esfuerzo

por Pablo Granado y Cristina Reche. 

Junio es un mes de esfuerzo y de relajación tras un intenso curso de lagrimas y de alegrías.

Algunos comienzan sus andanza hacia la selectividad y otros su aventura en bachillerato; algunos pasan y otros se quedan; algunos consiguen sus objetivos y otros esperan todo el verano para saberlo en septiembre.

En fin, un mes en el que se decide todo y en el que hay que dar el apretón final para conseguir las metas propuestas y no quedarse a sus puertas.