Personajes principales de El señor Ibrahim y las flores del Corán

por Laura González Castillo.
  • Moisés (Momó) es un chico de 13 años, tiene muchos complejos y mucha falta de cariño: su madre le abandonó cuando era pequeño y su padre siempre le compara con su hermano mayor imaginario Popol. Le gusta hablar con el señor Ibrahim porque le escucha, le comprende y le da consejos. No ve a su padre como una figura ejemplar que deba seguir y, sin embargo, ve al señor Ibrahim como un padre. Momó es judío pero aún así no está seguro de lo que quiere decir ser judío ni de lo que es su religión; solo piensa que ser judío es algo que le impide ser otra cosa diferente, hasta que se interesa por el Corán del señor Ibrahim. Ahí es cuando considera que a lo mejor no es judío, sino musulmán. Gracias al señor Ibrahim se da cuenta de que no sólo Popol puede sentirse querido: él también.
  • El padre de Momó. Es judío y abogado. Ha perdido su fe en Dios y es una persona insegura y falta de cariño. Su mujer le abandonó, nunca le quiso, sólo se casó con él para salir de su casa y tener independencia. Sus padres murieron a manos de los nazis. Pienso que esto le afectó mucho psicológicamente: nunca tuvo la oportunidad de que le quisieran y esto se lo transmitió a Moisés. Esta falta de afectividad es recíproca. Para suplirla, crea un primogénito imaginario, su hijo ideal, que sí le da cariño y del que sí está orgulloso. El que lo despidan del trabajo le lleva a la auténtica desesperación. Sin empleo, sin padres, sin mujer y con un hijo al que no sabe amar y que no le ama, se va de su casa y, al poco tiempo, se tira a las vías del tren.
  • El señor Ibrahim es un musulmán viejo y tranquilo, conoce muy bien lo que pone en su Corán y es una persona que siempre intenta ser feliz. Es muy sabio y conoce bien el mundo. Vive solo en París, es viudo y cuando conoce a Momó le va transmitiendo su sabiduría, le trata como a un hijo, incluso cuando muere el padre del chico lo adopta, pues ve en Moisés el hijo que nunca tuvo. Le enseña muchas cosas, viajan juntos y le quiere llevar a su pueblo natal. Cuando ya están cerca de éste, tiene un accidente y muere. Él ve la vida a través de una interpretación no dogmática del Corán, pues es sufí, y así se la muestra a Momó.

Audio del artículo:

 

Descárgalo.