La Sema

por José Luis Gamboa. 

Mis alumnos del 1BS3 han leído (o están leyendo) el Señor Ibrahim y las flores del Corán.

Para aquellos que no sabían sobre qué escribir en este número, hice cuatro sugerencias relacionadas con el libro, aunque me temo que todas o casi todas caerán en saco roto. Sin embargo, yo voy a desarrollar una:

Casi al final de la novela, Ibrahim asiste con Momo a una Sema y éste la adopta como medio de vaciamiento o purificación.

La Sema es una danza extática propia de los derviches giróvagos turcos, cuya finalidad es la de poner en contacto al iniciado con la divinidad.

El derviche la inicia con los brazos cruzados para representar el numero uno y así testimoniar la unicidad de Alá. Posteriormente, cuando comienza a girar, los estira y coloca la mano derecha mirando hacia el cielo para recibir el don de Dios y la izquierda hacia el suelo para transmitírselo al mundo.

He escogido tres vídeos para ilustrar este artículo.
  • En el primero (07:12) vemos la oración con la que empieza el ritual.
  • En el segundo (11:02), la danza propiamente dicha.
  • En el tercero (04:03), la oración final por las almas de todos los profetas y de todos los humanos.

Si estás interesado en conocer con más detalle la ceremonia, en esta página tienes nueve clips que te la muestran.






 

Audio del artículo:

 

 

Descárgalo.