Campo

 


 

 FERNANDO ABAD MAZA 

 

Fernando Abad Maza nació en Campo (Huesca), en Casa Pedrotorres, el 30 de mayo de 1950. Fue el mayor de los hijos de Pedro y Candelaria, que después de él tuvieron otro niño al que llamaron Pedro.

 

Fernando estudió la carrera de Ingeniero Técnico Agrícola y toda su vida profesional la ha dedicado a esta actividad, que le ha conducido a lo largo de los años a viajar y vivir por prácticamente toda España, pues ha instalado su domicilio en Sevilla, Madrid, Monzón, Carrión de los Condes, Astudillo, hasta llegar a Jaca donde ahora reside.

 

En este peregrinar profesional no ha estado solo, pues se casó siendo muy joven con Nila Montes, una palentina que ha sido mucho más que su compañera de viaje... NilaFernando han tenido dos hijos, un varón que se llama Fernando, y que nació en Barbastro, y una chica, Elisa, nacida en Palencia. Elisa ya está casada y es mamá de un niño que se llama Pedro.

.

Fernando es un coleccionista de aficiones: él mismo reconoce tener todos los hobbis del mundo. Probablemente, a la cabeza de ellas se encuentra su afición a la pesca, que no supone sólo el ir a pescar, sino investigar cualquier asunto que tiene relación con ella. Ha estudiado durante más de dos años la fauna invertebrada de los ríos pirenáicos y, fruto de este trabajo, ha sido “Moscas para la pesca en el Pirineo Aragonés”, que se puede consultar por internet en acceso libre. Otro de los títulos del que es autor es: “Memorias de un Pescador”.

 

Otra de las aficiones de Fernando es el dibujo y la pintura. El dibujo le gusta mucho y lo utiliza para ilustrar algunos de sus propios escritos, como por ejemplo con ilustraciones de las larvas acuáticas utilizadas en la pesca. Además, colabora en otros proyectos y ha diseñado el logotipo de la Ribagorza Central, el de Energías de la Villa de Campo, el de la Asociación Ball Axén, etc.

 

Nuestro artista es muy exigente consigo mismo, y por eso dice que no es muy bueno con el óleo, técnica con la que ha realizado el cuadro titulado “Cotiella”, que a nosotros nos parece estupendo...

 

 

 

Siempre modesto, suele afirmar que es mediocre trabajando la cera... aunque, con ella ha realizado estos excelentes retratos de su hermano Pedro y de su hijo Fernando.

 

 

 

 

De todos modos, con lo que se siente más libre y disfruta más es trabajando con la acuarela, técnica con la que ha hecho su autoretrato y también estos dos paisajes:

 

Por si todo esto no fuera suficiente, Fernando es escritor fecundo, apasionado de los temas  históricos. Ha escrito “La Lente Convergente (de Roda de Isábena a Fromista)”, “A la sombra del monte Oroel” y muchos otros artículos y colaboraciones ("Pescar en Campo", etc.).

 

Para terminar esta reseña sobre él, en la que hemos tenido que dejar muchas cosas en el tintero, hay que mencionar también su dedicación a la poesía. Con gran soltura hace sonetos que recogen emociones vividas, las buenas y las malas, las suyas y las de sus amigos y dedica o regala los versos con la misma facilidad y generosidad que ofrece su sonrisa.

 

Palabras y gestos que llegan al corazón...

María José Fuster