Campo


En Barcelona (1934)

La década de los 30 fué una época de gran inestabilidad política en España. Después de la dictadura de Primo de Rivera se sucedieron una serie de gobiernos en un corto espacio de tiempo. En 1931 Macià proclamó la República Catalana y en 1932 las Cortes españolas votaron el Estatuto de Cataluña. A la muerte de Macià, en 1933, Luis Companys le sucedió como Presidente de la Generalitat.

 

En plena exaltación de los valores catalanes no se olvidó el de la belleza de sus mujeres y desde el año 1931 cada año se celebraba un certamen para elegir a “Mis Cataluña”, que debería representar después a su tierra en el certamen de “Mis España” en Madrid. Estos concursos gozaron de gran popularidad y la selección de las candidatas era un proceso muy democrático, excepto la elección de la ganadora, que se sometía a la decisión de un Jurado.

 Mostramos algunas fotografías de un suplemento de “El Día Gráfico” de Mayo de 1934, en el que se recogían instantáneas de la elección de “Mis Cataluña”, fotografías de las candidatas, actos en los que participaban, etc.

 

 

En el artículo de presentación del mencionado suplemento, titulado “Galería de Catalanas hermosas”, el autor recogía unas frases de Juan Maragall en las que hablaba de “lo acertado y bello que sería recoger en retratos hechos por pintores trazudos a aquellas mujeres catalanas que pudieran ser síntesis de la raza por su hermosura y su prestancia”. 

 

La verdad es que alguna no catalana se “coló” en la competición: nuestra paisana Basilia Fuster Auset fue proclamada “Mis Distrito IX” de Barcelona, en una votación popular durante el trascurso de un baile. Y seguramente la cosa hubiera podido llegar más lejos, pues según la información de la que disponemos, Basilia fue la participante por la que se inclinaba el Jurado nombrado para la elección de “Mis Cataluña”. El problema es que ella ni era catalana ni hablaba catalán. Así las cosas, se optó por nombrar a otra participante. Aunque no consiguió el título, parece evidente que Basilia se lo pasó muy bien, pues en todas las fotografías aparece riendo o sonriendo. 

 

 

 

 

© J. Fuster Brunet 2006
[se autoriza la reproducción citando la fuente]