MIUSICA HUILENSE

Buscar en este sitio

COPLAS DEL SAMPEDRO

COPLA
 
Todos los días me paso
como garza en la laguna,
con el pescuezo estirado
sin esperanza ninguna.
A la orilla de la mar
estaba un sapo desnudo,  
poniéndose las espuelas
para montar un peludo.
 
 

Alojita de algarroba
molidita en el mortero,
que se sube a la cabeza
como si fuera sombrero.

Amores y dinero
quitan el sueño;
yo, como no los tengo,
muy bien que duermo.

A orillas de una laguna
estaba un sapo con otro:
uno estaba de levita
y el otro de bota i potro.

A orillas de una laguna
estaba un sapo en cuclillas,
con la navaja en la mano
haciéndose la patilla.

Cazador salió a cazar
patitos a la laguna.
Salió el patito y le dijo:
cazarás, pero las plumas.

Corrió el sapo una carrera
con una tortuga vieja:
castigaron cuadra y media,
ganó el sapo por la oreja.

La volvieron a correr,
redoblando la parada;
llegando a la cuadra y media,
pegó el sapo una rodada.

Cuando pasé por tu casa,
estaba un cuero colgado,
yo le dije: ¡buenas tardes!
Y el cuero quedó callado.

Comments