Bizcocho de chocolate y nueces al microondas

Ingredientes


* 125 gr. de chocolate tipo postres

* 125 gr. de mantequilla

* 125 gr. de azúcar

* 80 gr. de harina

* 3 huevos

* 3 cucharadas de leche

* 1 cucharadita de levadura

* 50 gr. de nueces


¿Cómo lo preparamos?


Troceamos el chocolate y lo fundimos en el microondas si queremos ir más rápido, o al baño maría. Si lo hacéis en el micro, recordad que el chocolate es delicado y que si os pasáis, se os quemará. Así que ponedlo en fracciones de 30 segundos e id comprobando cómo está, ya que a veces mantiene su forma pero al tocarlo se ve que está fundido. Ayuda añadir una cuharadita de agua en el choco antes de meterlo en el micro.

Cuando esté deshecho, añadís la mantequilla encima y lo calentáis 20 segundos más.


A continuación, ponéis todos los ingredientes en un bol y los batís (excepto las nueces). Así, tal cual, todos a la vez. Yo incluso he llegado a mezclarlos con la batidora de cuchillas, pero si lo hacéis con la de repostería o a mano con un batidor quedará aún más esponjoso.

Incorporáis las nueces y removéis con una espátula.


Preparáis un molde apto para microondas que quepa bien, engrasándolo con mantequilla, forrándolo con papel de horno o, en mi caso, echando spray antiadherente (¡menudo invento!). Lo que tengáis más a mano. 

Y ahora sólo queda meterlo en el micro. Aquí es donde tenéis que vigilar más, ya que si os pasáis de cocción no quedará bien, os quedará muy duro.

Tenéis que ponerlo a máxima potencia unos 5 ó 6 minutos dependiendo del microondas, o incluso a veces más. Lo mejor es que empecéis por 5 minutos y que una vez pasado este tiempo, pinchéis con un palillo. Si sale limpio el bizcocho ya estará. Si sale húmedo, id añadiendo fracciones de 30 segundos e id comprobando hasta que ya lo tengáis listo.

Ya veréis que llega un momento en que el palillo sale seco pero la capa superior del bizcocho parece un pelín húmeda, como cremosa. No os preocupéis, una vez frío ya no quedará así y lo importante es que está bien cocido por dentro.

Ahora tan solo quedará esperar a que se enfríe sobre una rejilla.

¡A disfrutarlo!


mitiempolila.blogspot.com


Comments