El mejor GPS de campo no es un GPS

Cuando alguien piensa en un GPS de campo (para guiarse en excursiones o rutas, para registrar la localización de lugares o puntos en el marco de algún estudio, etc.) frecuentemente la opción por antonomasia es un GPS de campo de la marca Garmin o similar. La experiencia propia de usar habitualmente durante el trabajo cotidiano varios modelos diferentes de Garmin, indica que es una mala elección en los tiempos actuales. Los GPS Garmin son caros y muy restringidos en características y funcionalidad. Actualmente, cualquier ordenador / computadora portátil o ultra-portátil (UMPC)[1] o miniordenador / minicomputadora o tableta táctil con una antena GPS USB o cualquier teléfono móvil/celular con GPS incorporado permite tener un dispositivo con la misma utilidad GPS, a precio más barato (especialmente de segunda mano) y con muchas más posibilidades, características y multifuncional.

Así, si se busca por "GPS" en una web de anuncios / segunda mano se encontrarán varios teléfonos móviles/celulares con GPS que cuestan la sexta parte del precio de un Garmin y que además de GPS permiten ser usados para reproducir y grabar audio y video, fotografiar, despertador, calculadora, radio, realizar llamadas telefónicas, mandar mensajes y conectarse a Internet, además de ser fácilmente conectable con otros dispositivos como ordenadores/computadoras y permitir probar con diferentes programas/software GPS (estas últimas cosas no pueden hacerse tampoco con los GPS tipo Garmin).

En el caso de decantarse por un ordenador/computadora o tableta táctil, consulte este artículo (la lectura es recomendable también si no es el caso).

Si prefiere un teléfono móvil/celular con GPS incorporado, los siguientes aspectos pueden ayudar a elegir si se encuentran varias opciones por un precio similar: Los dos aspectos más fundamentales desde la perspectiva de su uso como GPS son la antena GPS y la batería. Asegúrese que el GPS funciona (porque puede estropearse) y pruebe su precisión y exactitud en espacios abiertos. Procure elegir el modelo de teléfono que ofrezca la mayor duración de batería posible: los nuevos teléfonos con grandes pantallas táctiles suelen ser grandes devoradores de batería (incapaces de resistir una jornada entera usando GPS) y suele ser mejor seleccionar como norma general teléfonos con pantallas pequeñas no táctiles – los modelos de teléfono antiguos y baratos pueden ser mejor elección que los nuevos y caros. Una cuestión adicional es el sistema operativo del teléfono, que restringe qué es posible hacer con él (p. ej. qué aplicaciones/software GPS puede ser instalado, ver esta web y también la web de QGIS). La mayoría de los teléfonos tienen sistemas operativos no libres, muy limitantes (que impiden aprovechar el potencial real que puede ofrecer el dispositivo) y que vulneran la seguridad de la información personal de sus usuarios (algo fundamental cuando se promueve la sustitución del dinero metálico por teléfonos que actualmente son mayoritariamente privativos). Desde principios del siglo XXI se han iniciado varios proyectos para producir teléfonos con sistemas operativos libres completos, muchos se quedaron en sus fases iniciales y solo lo logró OpenMoko con sus teléfonos GTA01 (Neo 1973) y GTA02 (FreeRunner) continuados posteriormente por varios proyectos entorno a OpenPhoenux TinkerPhones principalmente Goldelico (Golden Delicious) con su GTA04 (Letux 2804) y el proyecto asociado Neo900 (basado en el Nokia N900 cuyo sistema operativo Maemo estaba basado en Debian GNU/Linux). Así que actualmente las opciones de teléfonos libres se reducen a dos: el Letux 2804 (695 €) y el Neo900 (que después de varios atrasos, está en pre-venta a 480 € el coste de reserva sobre un precio final estimado de 990 €, más información aquí). Alternativamente, han surgido varias iniciativas de autoconstrucción de teléfonos libres basadas en mini-ordenadores / mini-computadoras que parecen ofrecer posibilidades prometedoras pero que por ahora se han quedado solo en algunos experimentos con limitaciones importantes como la duración de la batería (4, 5-6), y de forma paralela y muy similar también han aparecido otras iniciativas de autoconstrucción basadas en placas electrónicas con microcontrolador programable tipo Arduino hasta ahora igualmente limitadas (7, 8) aunque el más reciente (2016) "ArduinoPhone 2" junto con el "Seeed RePhone" (que se vende como kit por 55 €) parecen ser teléfonos realmente funcionales (ojo, solo llamadas de voz y SMS, debido a su diseño de hardware y software relativamente poco complejo, más información aquí). Sin lograr el objetivo de ser un teléfono libre, una posibilidad es instalar un sistema operativo libre en un teléfono vendido con otro sistema operativo. Este es el enfoque de Replicant (ver modelos de teléfonos soportados y componentes concretos soportados, instrucciones adicionales en 9-10 y 11, la empresa Tehnoetic vende varios modelos, más información aquí y aquí), el sistema operativo libre alternativo a Google Android, basado en Cyanogen-Mod / Lineageos y CopperHead (Cyanogen-Mod / Lineageos y CopperHead aún retienen ciertos componentes de software privativo de Google Android). Entre los sistemas GNU/Linux el principal proyecto es SHR GNU/Linux (ver modelos de teléfonos soportados y componentes concretos soportados), otros son "Ubuntu Touch"/"Ubuntu Phone" (disponible comercialmente en algunos modelos de las marcas BQ y Meizu, instalable en algunos modelos más), "Plasma Mobile" (en sus diferentes versiones) y diferentes desarrollos entorno a MeeGo / Mer / Tizen. Por último, si no tienes posibilidad de instalar ninguno de los sistemas operativos mencionados para sustituir al de fábrica, es posible instalar "de forma anidada" Debian GNU/Linux en varios sistemas operativos para móviles que usan kernel Linux p. ej. el extendido actualmente Google Android (ver 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, el FairPhone se incluye aquí), tras conseguir primero desbloquear el teléfono (ver instrucciones). En cualquier caso, es completamente recomendable a la hora de comprar un teléfono nuevo o usado / de segunda mano, revisar en qué modelos es posible instalar los sistemas operativos antes mencionados, con atención adicional a las indicaciones de si algún componente concreto del modelo requiere de software no libre para funcionar.

 

 

[1]: Los ordenadores o computadoras ultra-portátiles (en inglés "ultra-mobile personal computer", UMPC) son ordenadores portátiles de pequeño tamaño, con apariencia similar a las agendas electrónicas o los teléfonos móviles con teclado físico aunque se tratan de verdaderos ordenadores / computadoras con todas las ventajas que esto aporta. Lamentablemente están en declive frente a las tabletas táctiles (que tienden a ser más baratas) y excepto unos pocos modelos (como la gama "Mini-PC" de DragonBox / Pyra-Pandora, 600-750 €, y los proyectos entorno a OpenPhoenux: el Letux 2804, 695 €,  y el Neo900, 480 €) la mayoría están descatalogados (aunque pueden comprarse usados a buen precio: el Samsung Q1 Ultra por 75-180 €, el Viliv D5 por 35-225 €, o el Panasonic Toughbook CF-U1 por 200-300 €).