Comparativa de coches todoterreno: El premio al mejor es para... Jeep Wrangler Rubicon

Nota preliminar: Todos los todoterrenos disponibles comercialmente usan motores de combustión de derivados del petróleo, como resultado del gran poder económico-social de las empresas petroleras y afiliadas en el mundo actual, y el consecuente desinterés en desarrollar tecnologías alternativas. Así, el desarrollo de los coches eléctricos ha sido escaso (hasta fechas recientes) y nulo en el caso de los motores Stirling, pero es llamativo que mejoras rápidas y fáciles como es emplear aceite vegetal en los motores diésel estén incluso obstaculizadas legalmente. Antes de adquirir un todoterreno, plantéate primero si realmente necesitas comprar un coche (hay fórmulas alternativas como alquilar o compartir vehículo, y claro está, el transporte público – si este último te parece caro, considera que al consumo de combustible hay que sumarle el coste de compra del vehículo, mantenimiento y reparaciones, seguro,... haz cuentas y verás), y segundo, plantéate si realmente necesitas un todoterreno o sirve con un utilitario (menores costes, menor consumo), posiblemente mejor de segunda mano. Puedes ver los coches con menor consumo en http://coches.idae.es/portal/CochesMenorConsumo.aspx y un listado de los vehículos (coches y motos) eléctricos que cuentan con ayuda del Plan Movele en España en http://movele.ayesa.es/movele2/ sin olvidar aplicar las medidas para una conducción más eficiente: mantenimiento regular, estilo de conducción, y uso correcto del automóvil. Por último, mucha precaución con la falacia pro-consumista promocionada por los fabricantes "los coches modernos contaminan mucho menos que los antiguos y por tanto lo mejor es cambiar tu coche antiguo por uno nuevo cuanto antes": esta afirmación –prohibida por su tendencia al engaño por la Ley de Control de la Publicidad en Noruega– sólo tiene en cuenta los consumos de utilización, no los muy significativos consumos y la importante contaminación generada durante su fabricación, que al ser considerados muestran que mínimo hasta los 300.000-350.000 km (unos 20-25 años con un uso medio) el menor consumo de utilización de un coche nuevo no compensa el consumo de energía y la contaminación de su fabricación (y si añadimos otros factores como las limitaciones de los sistemas de reciclaje y recuperación de materiales de vehículos usados, la cifra de kilómetros recomendable para cambiar de coche es aún mayor). Sin olvidar que se ha demostrado que los fabricantes mienten de forma generalizada anunciando cifras de contaminación de los nuevos modelos que son muy inferiores a los valores reales y por tanto son falsas las supuestas grandes diferencias de emisiones contaminantes respecto a coches más antiguos (la incorporación de sistemas electrónicos de control en los nuevos modelos permiten engañar y ofrecer cifras mucho menores de las reales en las pruebas de emisiones, como se destapó en el famoso fraude publicado en 2015 y que mostró que se trata de una práctica generalizada –Audi, BMW, Citroën, Jaguar, Ford, Land Rover, Opel, Peugeot, Mercedes, Nissan, Volkswagen, Volvo,... 1, 2, 3– con consentimiento de los gobiernos que no emprendieron las oportunas acciones al nivel de la magnitud del fraude descubierto). No olvidemos que son los fabricantes de vehículos uno de los principales impulsores del consumismo mediante estrategias como cambiar completamente todos sus modelos cada pocos años para incentivar la obsolescencia percibida.


Un todoterreno es un coche especialmente diseñado para llegar hasta el límite donde un vehículo de cuatro ruedas puede llegar, más allá de carreteras y pistas bien acondicionadas, con la característica adicional de tener una mecánica robusta, resistente y fiable, que sea sencilla y fácil de reparar. Por contra, un coche voluminoso y pesado (y por tanto, con elevadas cifras de consumo de combustible y emisiones de gases contaminantes) como un todoterreno, pero sin reductora, una tracción 4x4 pensada para el asfalto y ruedas de perfil bajo, es simplemente un turismo absurdamente engrosado, denominado oficialmente todocamino o más glamurosamente “vehículos deportivos utilitarios” (SUV), que no cumple como todoterreno y lo hace mal como utilitario.

Dicho esto, al lío:

Por méritos propios, entre los todoterrenos que actualmente se fabrican, el premio al mejor es para el Jeep Wrangler, en su versión Rubicon. Tiene todas las características de un auténtico todoterreno (tracción total, reductora mecánica, buena altura al suelo, suspensiones de largo recorrido, chasis de doble viga, ejes rígidos, carrocería y mecánica robusta y resistente,...). La versión 2007 introdujo las características que le faltaba para ser completo, al incluir la opción de carrocería larga de cinco puertas (para los que necesitan más capacidad de carga, mientras que la carrocería corta se mantiene para los que usan el coche principalmente para desplazarse por lugares complicados) y motor diésel (que ofrece muchas ventajas en el campo frente al gasolina). El cambio puede ser manual o automático (con este último, puedes olvidarte de las marchas y centrarte más en la conducción en sí). Como características singulares de gran utilidad, el techo (de lona o de plástico duro) y las puertas se pueden desmontar, el parabrisas se puede abatir sobre el capó, y tiene tapones de desagües bajo la moqueta del piso por si se inunda. De equipamiento de seguridad tiene airbags delanteros y ESP (desconectable). Lamentablemente, las versiones posteriores a la 2007 se están caracterizando por una malentendida "mejora del confort de los pasajeros" a base de añadir pijadas electrónicas y acabados interiores más elegantes en perjuicio de la robustez y la fiabilidad que ha caracterizado siempre al modelo y en contra de lo que interesa en un auténtico coche de campo.

Las características propias de la versión Rubicon son: bloqueo de diferencial delantero y trasero, relación de reductoras muy cortas (4,0 a 1, frente el 2,72 a 1 del resto de la gama), eje rígido delantero más grueso, barra estabilizadora delantera desconectable que permite ganar casi un 30% más de recorrido de la suspensión, y protecciones reforzadas en los bajos de la carrocería. Lamentablemente, la disponibilidad de los modelos (y de las piezas de repuesto) de Jeep es variable entre países, y la versión Rubicon no está disponible en todos ellos. En estos casos, siempre se puede pedir el más barato Sahara y pagar como equipamiento opcional el bloqueo de diferencial trasero y la estabilizadora delantera desconectable (aunque Jeep no ofrece en el Sahara ni como opción el bloqueo de diferencial delantero, la caja de transmisión de reductoras muy cortas, ni el eje rígido delantero reforzado). 

El segundo premio corresponde al Land Rover Defender. Por supuesto, posee todas las características propias de un verdadero todoterreno, pero en contra tiene la ausencia de algunos elementos del equipamiento útil del que sí disfruta el Jeep Wrangler Rubicon, como son los bloqueos de diferencial delantero y trasero (solo tiene central, aunque hay talleres especializados que pueden colocárselos), el cambio automático de marchas, y los airbags delanteros. A favor tiene la enorme oferta de carrocerías disponibles, desde furgón y pickup corta o larga hasta las diseñadas para usos muy particulares (ambulancias, grúas,...), y es fácil encontrar piezas de repuesto en casi cualquier parte del planeta. Lamentablemente, en el primer trimestre de 2016 este vehículo (cuyo diseño básico tiene más de medio siglo) ha dejado de fabricarse (en su lugar se ofertará un modelo completamente diferente, carente de las buenas características todoterreno del Land Rover Defender).

Durante el limitado periodo en que estuvo a la venta (el fabricante Santana cerró en febrero de 2011), el Iveco Massif fue un todoterreno muy similar en diseño al Land Rover Defender, aunque con ciertas mejoras en prestaciones, al disponer de bloqueo del diferencial trasero como equipamiento opcional y tracción total desconectable entre otros aspectos (aunque sin ofrecer aún bloqueo de diferencial delantero o cambio automático). Fabricado por Santana bajo la supervisión de Iveco, estaba basado en el Santana Aníbal o PS10, todoterreno con buenas aptitudes en el campo pero que lamentablemente se ganó cierta desconfianza debido a fallos de fiabilidad resultantes de carencias en los controles de calidad en su fabricación. Iveco, al hacerse responsable del nuevo modelo, modificó el 75% de las piezas que formaba el Aníbal y afirmó haber introducido mejoras en el control de calidad, por lo que todos estos problemas deberían haberse subsanados en el nuevo modelo, cosa que de comprobarse (existen pocas unidades circulando) podría hacer al Massif ganador del segundo puesto en lugar del Defender.

Por último, el Suzuki Jimny. Heredero del Suzuki Samurai, su compacto tamaño le otorga unas dimensiones y unos ángulos bastante ventajosos en el campo, su bajo peso le permite un buen comportamiento pese a equipar un motor pequeño, y en conjunto permite ofrecer un coche con unas aptitudes todoterreno bastante decentes a un precio muy reducido. En contra, el espacio interior es bastante limitado (no es un coche de carga), no en todos los países se ofrece la opción diésel, no existe opción de cambio de marchas automático, la relación de reductora no es tan grande como en los demás modelos antes comentados, y no dispone de bloqueo de diferencial ni delantero ni trasero. Pero por ese precio...

¿Y qué pasa si tu interés se limita solo a pistas de tierra en condiciones relativamente buenas, con poca nieve y fango? Pues en tal caso, un todoterreno tipo Wrangler / Defender está de más y un todocamino gigantesco y pesado es algo absurdo, pero tienes modelos que sin ser todoterrenos al nivel de los anteriores sí tienen reductora y un consumo de combustible muy contenido (es absurdo ir derrochando recursos sin necesidad), me refiero a la familia Suzuki Vitara / Suzuki Grand Vitara (comercializados bajo la marca Chevrolet en algunas partes de América) más el Suzuki Jimny ya comentado antes.

Hay quien eche de menos en esta comparativa varios de los todoterrenos populares en ventas, como Mitsubishi Montero, Toyota Land Cruiser, y Nissan Patrol (de otros ni hablamos por sus limitadas capacidades todoterrenos), que se desenvuelven con cierta soltura en el campo, pero decididamente no alcanzan en sus versiones más modernas (las que actualmente se fabrican) el nivel de los modelos anteriormente mencionados. En el caso concreto del Mercedes-Benz Clase G, es bueno sorteando obstáculos en el campo, pero muy exclusivo en precios y características (como un motor excesivamente potente) y se comenta que, al igual que otros modelos de vehículos de la misma marca, con tendencia a sufrir fallos electrónicos graves. En una visión global de la situación actual, se observa que muchas marcas comerciales tienden a lanzar sus nuevos modelos cada vez más pensando en la conducción "deportiva" en carretera como uso mayoritario y cargados de acabados estéticos de lujo y pijadas electrónicas (es lo que tiene que los 4x4 se hayan puesto de moda entre la gente urbana adinerada), por lo que siguen cada vez más un rumbo diferente a lo que se demanda en un vehículo realmente pensado para el trabajo duro en el campo.

Algunos vehículos potencialmente interesantes, no llegan a ser comercializados, como el Magna Steyr MILA Alpin.

No consideramos aquí todoterrenos exclusivos y de grandes dimensiones como el Humvee, BAE RG, Marauder, GAZ, Trekol, URO Vamtac, Agrale Marruá, Tiuna,... pues aunque tienen grandes aptitudes todoterrenos (salvo para circular por sitios estrechos), suelen ser fabricados en tiradas de pocas unidades y limitados a públicos muy concretos, frecuentemente militares, por lo que puede existir importantes problemas para intentar conseguir uno y sus piezas de repuesto (en el caso de los coches personalizados como los "camiones monstruo" o "monster trucks" ya ni hablamos).

Un tipo de vehículos todoterreno muy interesante pero que no tratamos aquí por no ser coches y tener frecuentemente precios elevados, son los camiones todoterreno, cuyas características son tener tracción 4x4 y reductoras, elevada altura al suelo, gran espacio de transporte (habitualmente las personas pueden estar de pie en su interior) y generalmente constitución de camión (cabina+caja). Es el caso de Mercedes Unimog, Iveco Daily 4x4, UAZ commercial, Bremach, Unicat, VAS 4x4 New Line Evò, EarthRoamer, GXV,... (Aunque existen modelos de furgonetas de techo alto que pueden equipar tracción 4x4 con reductoras, como algunas versiones de Volkswagen Crafter y Mercedes-Benz Sprinter / Vario, la carencia de características como buenos ángulos y altura libre al suelo hace que sus aptitudes en terrenos difíciles sean claramente peores que los demás vehículos comentados).

Señalar que en parte de Asia y la mayoría de África existen modelos y marcas propias que aquí no comentamos por desconocimiento, que si bien pueden no alcanzar los niveles de calidad y fiabilidad que se exigen en Europa o Norteamérica, su económico precio y sus aptitudes todoterrenos los hacen muy buenos todoterrenos en su contexto. Por ejemplo, en Asia diferentes marcas fabrican clones de versiones antiguas del Jeep Wrangler / Willys. Y en buena parte de África los modelos antiguos de Toyota Land Cruiser cumplen muy bien su cometido (su funcionamiento como todoterreno es notablemente mejor que en las versiones modernas, y es el coche para el que resulta más fácil encontrar piezas de repuestos en muchos de estos países).