Informática‎ > ‎Software libre‎ > ‎

Breve introducción a la historia de GNU/Linux y las distribuciones

La historia de GNU/Linux

Principios de la década de los ochenta del siglo veinte (XX). Los avances en electrónica permiten lograr una gran reducción del tamaño de los componentes y equipos informáticos, que pasan de ocupar grandes habitaciones o salas a ser compactados como objetos que pueden colocarse encima de una mesa, lo que rápidamente atrae la atención del mundo empresarial del consumismo que lo explota como objeto de consumo masivo. La informática, que hasta entonces había permanecido mayormente relegada al ámbito de la investigación y por tanto libre de intereses privatizadores o comerciales, cambia a estar sometida a las artimañas y manipulaciones mercantiles de la economía de mercado. En respuesta, Richard Stallman emprende el movimiento del "software libre" e inicia el Proyecto GNU: la creación de un sistema operativo completamente libre. Comienza a crearse las piezas necesarias para componer el sistema operativo GNU: unas las hacen las personas directamente afiliadas a GNU, y otras, personas inspiradas en las ideas y filosofía del software libre que promueve, caso del kernel Linux, con cuya creación a principios de los noveinta se completa las piezas necesarias para formar el sistema operativo básico. Esto marca el inicio de las distribuciones GNU/Linux. Se lanza "Softlanding Linux System", y poco después nacen como descendientes suyos Slackware y Debian (esta última caracterizada por definir rigurosamente su organización como proyecto comunitario, regida por un "Contrato Social" cuyo punto número 1 es "Debian permanecerá 100% software libre"). Pero la difusión de GNU/Linux en el ámbito de los ordenadores o computadoras personales tuvo que esperar algo más de un quinquenio hasta que a finales de la década de los noveinta aparecieron sistemas de escritorios completos: KDE y GNOME. Éstos mejoraron rápidamente la facilidad de uso del sistema operativo GNU, tarea complementada con el desarrollo de herramientas como los instaladores gráficos que poco después promocionaron Red Hat, SuSE y Mandrake. Debian recuperó la popularidad temporalmente disminuida con la aparición de Knoppix a finales de 2002, que difundió el concepto de CD/DVD autónomo o vivo en el mundo GNU y ofrecía una Debian muy fácil de configurar, usar e instalar. Desde entonces, la evolución de GNU/Linux ha sido una gradual mejora de la experiencia de uso: más y mejor soporte de hardware (piezas de ordenador o computadora) y mejores aplicaciones informáticas con más características.


Breve historia de las distribuciones GNU/Linux mayoritarias

Slackware es la más longeva de las distribuciones actualmente activas, y continúa dirigida por su creador original, Patrick Volkerding. Debian es desde sus inicios una distribución con una rigurosa organización comunitaria, establecida por el "Contrato Social de Debian" y la "Constitución de Debian". Tras la adopción de systemd en Debian surge en 2014 Devuan, que mantiene en paralelo a Debian "oficial" versiones de Debian no dependientes de systemd. RedHat cambió de estrategia empresarial en 2003 y dejó de estar directamente disponible para su descarga, dando lugar al proyecto oficial Fedora (con diferente enfoque) y el no oficial CentOS, que fue reconvertido a oficial en 2014. La alemana SuSE fue comprada por la estadounidensa Novell en 2003 y siguiendo la estrategia de su compatriota RedHat con Fedora, lanzó OpenSUSE. Posteriormente en 2011 Novell fue comprada por el grupo financiero "The Attachmate Group", que separó a SUSE como empresa independiente de Novell (que por el momento ha permanecido así tras la compra de todo "The Attachmate Group" por Micro Focus International, aunque podría cambiar en función de la negociación de Micro Focus International con Hewlett Packard Enterprise). La francesa Mandrake se unió con la brasileña Conectiva para crear Mandriva en 2005, posteriormente los problemas económicos de la empresa que llevó a su cierre motivó el origen de los no oficiales Mageia y OpenMandriva. Knoppix oficialmente continúa activa, pero su ritmo de desarrollo bajó mucho y cambió sus características y enfoque. Gentoo y Arch son dos distribuciones destinadas a usuarios avanzados que buscan tener siempre las últimas versiones aunque tengan que enfrentarse a problemas de estabilidad, la primera centrada en la compilación personalizada desde código fuente y la segunda basada en paquetes binarios. Ubuntu es una distribución desarrollada por la empresa Canonical del multimillonario Mark Shuttleworth, afincada en la Isla de Man (debido al interés despertado por la historia particular de esta distribución, esta se tratará de forma más extensa en el siguiente apartado). Otras distribuciones son derivadas de las anteriormente mencionadas, así PCLinuxOS proviene de Mandrake/Mandriva, Mint se basa en Ubuntu y Funtoo en Gentoo.


La historia ocultada de Ubuntu

En 2004, se despliega una extensa y costosísima campaña de mercadotecnia (marketing) sin precedentes que anuncia la llegada de la distribución que va a hacer "Linux" fácil, "para seres humanos". El desenlace de la campaña publicitaria fue la presentación por la empresa Canonical de la distribución Ubuntu. ¿Qué aportaba la nueva distribución? Pues una distro basada en Debian al igual que Knoppix, pero con peor soporte (autoconfiguración de hardware) que Knoppix, con un escritorio más pesado pero con menos características que el de Knoppix, con bastante menos aplicaciones y herramientas, y que tenía CD/DVD autónomo o vivo pero no se podía instalar, sino que había un disco de instalación aparte con un instalador muy alejado de los instaladores gráficos fáciles de usar que ya en aquella época tenía Knoppix y muchas otras distribuciones (de hecho, el instalador de Ubuntu era el mismo que usaba por aquella época Debian y que era uno de los motivos principales de su baja popularidad). Os podéis imaginar la cara de pánfilos que se nos quedó a quienes ya andábamos metidos en el mundillo GNU/Linux por aquel entonces y veníamos usando distribuciones como Knoppix, Red Hat, SuSE, Mandrake,... Sin embargo, como caso paradigmático de manipulación por medio de la publicidad, la popularidad de Ubuntu aumentó rápidamente hasta llegar a la situación actual, en la que la campaña publicitaria con un presupuesto multimillonario mantenido a lo largo de años ha conseguido que muchos nuevos usuarios interesados en GNU/Linux pero temerosos de su fama de "difícil" hayan pasado directamente a ser usuarios suyos y no solo asuman sino que ciegamente defiendan el lema publicitario "Ubuntu consiguió hacer "Linux" fácil, para seres humanos". ¿Pero acaso no es cierto que Ubuntu a día de hoy ha logrado ser bastante fácil de usar? Pues claro que sí, pero igual que han hecho todas las distribuciones GNU/Linux (con la excepción de algunas enfocadas a usuarios avanzados), gracias al trabajo de muchos proyectos diferentes de software libre creados por mucha gente variopinta que han proporcionado las herramientas necesarias. ¿Pero no consiguió Ubuntu un gran aumento del número de usuarios de GNU/Linux? Esto es solo un bulo publicitario, el mayor incremento de usuarios de GNU/Linux tuvo lugar a raíz de la aparición de los sistemas de escritorio completos KDE y GNOME, y desde entonces ha habido un crecimiento progresivo, posiblemente a una tasa que ha ido aumentando con el tiempo por el efecto de conectividad / contagio en la transmisión de información (ver estadísticas). ¿Pero no es Ubuntu recomendable para usuarios principantes? No lo es, como se desarrolla en el siguiente apartado.


Por qué recomendar Debian y no otras distribuciones mayoritarias

La razón fundamental es porque Debian instala por defecto un sistema operativo completo constituido solo por software libre (desde la versión Debian 6.0, alias "Squeeze"). Es la única de las distribuciones mayoritarias que hace esto, todas las demás instalan obligatoriamente software privativo imposible de desinstalar fácilmente – ¿Eso es lo que espera alguien que se interesa por el movimiento del software libre? Definitivamente, no. Y esto lo he comprobado personalmente, al constatar en muchas ocasiones la profunda decepción y frustración que experimentan los usuarios de distribuciones como Fedora, Mageia, Mandriva, Mint, OpenSUSE, PCLinuxOS, Ubuntu,... cuando le explicas esto.

Solo Debian (desde la versión Debian 6.0, alias "Squeeze") y aquellas derivadas que mantienen su compromiso con el software libre, así como las distribuciones que usan exclusivamente el kernel "GNU Linux-libre", además de Ututo y ConnochaetOS, ofrecen a sus usuarios un sistema operativo libre.

La política de software libre de Debian (y aquellas derivadas que la siguen) es fomentar el software libre pero no imponerlo, al ofrecer un sistema operativo completamente libre pero sin añadir mecanismos para impedir la instalación voluntaria de software privativo. De esta forma, si el usuario se encuentra en una situación comprometida que le fuerza a usar un determinado software privativo, podrá hacerlo si así lo decide. La gran ventaja respecto al enfoque de instalar por defecto software privativo es que el usuario parte de un sistema operativo completamente libre y es plenamente consciente de tomar la decisión de instalar o no un determinado software privativo.

Adicionalmente, otras características apreciadas de Debian frente a otras distribuciones como Ubuntu:

  • Fuerte enfoque en la robustez/estabilidad y seguridad (Ubuntu y derivados tienen importantes deficiencias como el emplear "sudo" globalmente, incluir en la instalación por defecto software privativo cuya seguridad es desconocida así como software para el envío de información personal a empresas asociadas como Amazon, y por otra parte usa por defecto las versiones más recientes pero menos probadas de los programas o aplicaciones mientras que en Debian ofrece una versión estable con un sistema de actualización opcional ("backports") y versiones "en pruebas" (testing) o "inestable" (sid) para usuarios más experimentados).
  • Carácter comunitario y no empresarial: Desarrollada por una comunidad de voluntarios bien organizada (por contra Ubuntu está desarrollada por una empresa dirigida por un multimillonario y ubicada en un paraíso fiscal).

Si quieres usar Debian, mira aquí.