La imposición de los fanáticos y la vanidad de los bibliotecarios, o por qué Wikipedia no es fiable ni libre

«Ya has usado alguna vez antes Wikipedia, pero solo para consultar. Un día te da la curiosidad de saber cómo de bueno es el artículo en la más famosa de las enciclopedias virtuales de ese tema concreto al que te dedicas profesionalmente o como aficción o te es materia de estudio o simplemente te resulta de interés, o de ese deporte, escritor, película, serie, libro o grupo musical que te gusta. Rápidamente encuentras deficiencias en la información del artículo: parte de la que hay es incorrecta o errónea, y faltan datos importantes. Decides dedicarle unos minutos, que se convierte en media hora larga, tras los cual consigues dejar un artículo bastante mejor que el anterior, lo que te hace sentir que has hecho algo bueno para el resto del mundo. Varias horas después, se te ocurre un par de cosillas que no pusiste, y con entusiasmo de mejorar aún más el artículo, entras en Wikipedia y te encuentras que te han deshecho todo tu trabajo sin mayor explicación. Así que, obviamente deshaces la reversión de esa persona para recuperar tu trabajo. No pasan ni 5 minutos, cuando otro sujeto hace acto de aparición, vuelve a deshacerte los cambios, y los marca como “sabotaje”. De propina, te deja un mensaje personal avisándote de que “si insistes en tu actitud, serás expulsado de Wikipedia”. ¿Cómo dices? Aunque andas un poco escandalizado, decides guardar las formas, así que vuelves a recuperar tu trabajo pero esta vez le dejas un mensaje a este segundo personaje explicándole las mejoras que introdujiste al texto para que comprenda lo mucho que aporta. Ahí dejas el tema, hasta que a la noche, te vuelves a conectar a Wikipedia, asumiendo que el sujeto habrá entrado obviamente en razón. Para sorpresa incomprensible, este personaje te ha vuelto a eliminar tus aportaciones, y encima te ha dejado un mensaje personal diciéndote que has sido expulsado de Wikipedia por “sabotaje reincidente” y que antes de andarte deshaciendo sus cambios (en referencia a deshacer su reversión de tus cambios) “deberías haberte fijado que soy BIBLIOTECARIO” (tal cual, mayúsculas inclusives).»

¿Te suena esta historia? A mi, como a una docena de conocidos míos y muchos más casos que hay por Internet, sí. Hablo de aportaciones que claramente mejoraban los artículos, algo bastante diferente del texto de poca calidad o provocador de los muchos troles y fanáticos que andan por ahí. Se ha repetido miles de veces en Wikipedia, y continúa mientras lees estas líneas. Es un problema estructural de la forma en que se ha organizado Wikipedia, por lo que solo sería solucionable reconstruyéndola de nuevo. Entendamos por qué sucede.

Primero, Wikipedia está dirigido por un grupo de personas llamadas “bibliotecarios” en su jerga, lo que viene a ser administradores. Que existan no es malo, sino todo lo contrario, son necesarios. El problema es la naturaleza de los administradores en Wikipedia.

Pero vayamos por partes. ¿Qué es la “imposición de los fanáticos”? Hay en Wikipedia un número significativo de personas que cuidan con recelo uno o varios artículos (puede ser una persona sola, o varias con creencias afines), a los que realizan pequeñas aportaciones de forma más o menos regular, y que vigilan casi de continúo (“patrullan” en la jerga) para evitar que nadie realice una modificación que no sea suya o que se salga de la "línea de opinión" impuesta. Este enfoque no sería necesariamente negativo, si la persona fuese experta en el tema y borrase solo las aportaciones que no mejoren el artículo, pero lamentablemente en la mayoría de las ocasiones se debe a un apego emocional al tema del artículo (sea un personaje o movimiento político, un cantante o grupo musical carismático, o una aplicación o distribución de software) y el borrado de incorporaciones de otros usuarios es sistemático (especialmente si se trata de una crítica) al tener una idea muy concreta del artículo “ideal”, obviamente con una información muy sesgada a favor de sus creencias. Desgraciadamente, ahí están, y si realizas contribuciones a Wikipedia con cierta frecuencia te los vas a encontrar eliminando o modificando las contribuciones tuyas que no se ajusten a “su esquema”. El problema es que, por pura insistencia y una clara supremacía en horas que dedican a estar en Wikipedia, estos personajes terminan imponiendo su visión personal de la realidad. Esto es la “imposición de los fanáticos”. ¿Y cómo que los bibliotecarios no hacen nada? Seamos realistas, si cualquiera de estos personajes no ha sido expulsado en sus primeros dos días en Wikipedia, es porque son del agrado de los bibliotecarios (que tienen una gran facilidad para expulsar cuando un usuario les resulta “incómodo”). Pero sigamos leyendo.

En menor medida pero con un gran nivel de actividad en Wikipedia, en parte de estos sujetos se acentúa mucho el rasgo de comportamiento perfeccionista y obsesivo-compulsivo de la vigilancia continua hasta un nivel propio de trastorno psicológico (extienden su rango de acción a todos los artículos, de forma que si sigues su historial de ediciones, puedes fijarte que se pasan casi todo el día metidos dentro, los siete días de la semana, casi sin vida fuera del ordenador o computadora). Wikipedia no solo carece de mecanismos para evitarlo, sino que lo incentiva con diferentes recursos: cargos honoríficos como los “patrulleros”, distinciones a las horas dedicadas tipo “patrullero del mes”, y con el tiempo suficiente, el ascenso al ansiado cargo de autoridad “bibliotecario”. ¿Por qué? Porque estos fanáticos extremos, que se pasan hora tras hora, día tras día, trabajando en Wikipedia, son la cantera que alimenta al grupo de bibliotecarios. ¿Pero cómo le pueden dar los otros bibliotecarios el cargo a alguien que ha perdido el punto de vista moderado e imparcial que debería tener una enciclopedia? Se te ha perdido un detalle: esos que forman ahora mismo el grupo de bibliotecarios de Wikipedia, han llegado hasta ahí por mostrar esos mismos rasgos. Cierto es que los “wiki-fanáticos” son subjetivos y parciales en sus aportaciones, pero si en lugar de expulsarlos de Wikipedia a la primera de turno, los bibliotecarios les han ayudado a ir ascendiendo en la escala, es porque sus sesgos ideológicos son compartidos por quienes ya son bibliotecarios y con la incorporación de más personas afines en pensamiento, permiten reafirmar y consolidar la línea de opinión que se está construyendo con Wikipedia. ¿No habías reparado en pensar el enorme alcance de manipulación de la opinión pública que permite Wikipedia a quienes controlan su contenido, dado su importante número de usuarios? Lo hacen todos los grandes medios de comunicación, Wikipedia no podía ser menos. Es el problema de que muchos consideren a Wikipedia como referente informativo. La clave está en introducir las ideas de forma lo suficientemente sutil para que no sea demasiado evidente... pero estar, ahí están. Otras veces es tan descarada la manipulación de los contenidos de Wikipedia por los bibliotecarios, ya sea para censurar a los que considera contrarios a sus ideas (p.ej. VENENUX), o simplemente por el disfrute de la sensación de superioridad cuasi-divina de un cargo que le permite decidir a su voluntad sobre el porvenir del trabajo de tantas personas de todo el mundo (p.ej. actores de doblaje), que no faltan voces para denunciarlo (aunque los buscadores web más importantes tienden a respaldar a Wikipedia en los resultados de sus búsquedas, no olvidemos que Wikipedia ha alcanzado el protagonismo que tiene por el claro apoyo del buscador más usado). Proyectos alternativos como la "Enciclopedia Libre Universal" se han originado a  "causa de nuestro rechazo a la censura, a la existencia de una línea editorial y a la inclusión de publicidad".

Un importante problema derivado de esto, y una de las causas de la falta de fiabilidad de Wikipedia, es la ausencia de revisores expertos (algo duramente criticado por el propio creador original de Wikipedia). Se llega a bibliotecario, no por profundidad de conocimientos en un tema, sino por pasar muchas horas en Wikipedia, pero sin embargo son los responsables de velar por la calidad de los textos. Lejos de ruborizarse y con una descarada falta de modestia, tienen una facilidad pasmosa para tomar decisiones a diario sobre muchos artículos que tratan de temas que desconocen ampliamente, y de esta forma no es difícil encontrar como justificación de un borrado, una explicación tan ofensiva a la inteligencia como “aunque se bastante poco del tema, opino que es una información irrelevante y la borro”. Que alguien sin conocimientos en un tema pueda zanjar en calidad de “decisión final del experto” una discusión entre especialistas, es algo absurdo. ¿Imaginas ese sistema en cualquier revista científica u otra publicación que busque información rigurosa? Pues eso, absurdo.

Esto nos lleva a la segunda parte del problema de Wikipedia: La vanidad de los bibliotecarios. Es como si al jurar el cargo al convertirse en bibliotecario, les hicieran proclamar “Un bibliotecario sabe de todo, y nunca se equivoca”. Convertirte en bibliotecario es de alguna forma parecido a unirte a la mafia siciliana, siempre tienes detrás a la familia apoyándote, y los lazos familiares se defienden hasta último término, así que puedes permitirte ser más fanfarrón de lo que serías sin ese respaldo humano. De esta forma, si criticas el actuar de un bibliotecario (por fundamentada que esté la crítica, incluso si la actuación del bibliotecario es contraria a las propias normas de Wikipedia), se sienten todos atacados, y cierran filas en torno a él. Para un bibliotecario, lo que ha hecho otro siempre está bien, no insistas. Un borrado injustificado, un artículo de propaganda, si lo ha hecho un bibliotecario “debe estar bien” y no se hable más, si lo hace un usuario normal, se deshace sus cambios y se le advierte (y si se considera oportuno, se le expulsa instantáneamente). Una ausencia de crítica interna que atemoriza. Y si para respaldar la actuación de un bibliotecario y cortar las críticas hay que cerrar los debates y listas de discusión abiertos sobre el tema, expulsar a los usuarios más incómodos, y no responder a las peticiones correctas en forma y estilo que les hagan llegar, pues se hace (no será ni la primera vez, ni la última). ¿Y los valores democráticos y de libre expresión que se supone debería defender la que se hace llamar “la enciclopedia libre”? Error. Como ellos mismo establecen: “Wikipedia no es un experimento de democracia”, “no es un foro de libertad de expresión”.

Como resultado de todo esto, en muchas ocasiones me he encontrado proliferando por numerosos sitios web y bitácoras (blogs) de Internet algunas afirmaciones o ideas falsas que tiene su origen directamente en Wikipedia: alguien la colocó ahí y como hay bastante gente que toma absurdamente a Wikipedia como "referencia fiable", pues creen a pies juntillas lo que ahí pone (como si fuese un libro sagrado) y lo divulgan por todas partes. Luego si alguien va e intenta corregir el error, ya le sale al paso el bibliotecario de turno que se lo prohíbe tachándolo de "vandalismo" por intentar borrar o modificar contenido, ¿argumento? pues que hay numerosos sitios web y bitácoras (blogs) de Internet que explican que es así... precisamente esas mismas que lo tomaron de Wikipedia bien directamente o a través de otras que lo hicieron. Todo por la lamentable falta de criterio crítico hacia la información que adolece la población actual en plena "era de la información". Porque es realmente triste comprobar cómo estas afirmaciones o ideas falsas originadas en Wikipedia han llegado en ocasiones a periódicos reconocidos y a revistas de divulgación (social, ambiental,...) de tirada amplia.

Wikipedia, ¿fiable? ¿libre? Indudablemente no.



PD: ¿Una opinión personal sobre Wikipedia?

Centralizar el poder es mala idea. La información es poder. Erigiendo como “la” fuente de información libre y de referencia a Wikipedia, teniendo en cuenta sus profundas carencias en materia de fiabilidad y libertad, solo se consigue concentrar poder en manos de sus dirigentes. Un enorme poder de manipulación y control social. Con la multitud de sitios web especializados y de alta calidad de información, y los buenos buscadores existentes, no hace falta una Wikipedia.