Valoración y divulgación del saber.

NOTAS PEDAGÓGICAS DE EMILIO ICHIKAWA

PROYECTO DE FORMACIÓN DE VALORES DEL CUBANO Ministries to the Rescue

 Ministerios al Rescate

Florida non profit corporation. (IRS 501(c)(3), Tax exempt letter, pending).


Our purpose: To alleviate the anthropological damage in Cuba.

Nuestro propósito: Aliviar el daño antropológico en Cuba. 

 

Valoración y divulgación del saber.

En nuestra tradición intelectual existen dos maneras bien diferenciadas, diría que opuestas, de considerar el conocimiento:

 

1-Aquella que cree que es un valor.

 

2-Aquella que le tiene por un antivalor.

 

Aunque solemos creer lo primero, la segunda proposición es bastante conocida y se encuentra contenida en una de las interpretaciones posibles de esta sentencia: “El árbol del conocimiento ha matado el árbol de la vida”. En la historia del pensamiento filosófico Occidental existe una larga tradición vitalista e irracionalista que ha valorado negativamente el saber ante la voluntad, la energía vital o el músculo; por lo menos no ha tenido una posición lineal y entusiasta ante el mismo, como esas que lo relacionan directamente con el poder o la libertad.

 

Ahora bien, aquellos que comparten la primera opción creyendo que el conocimiento es un valor, se subdividen a su vez en el asunto de qué hacer con él, de cómo afrontar su divulgación o publicación.

 

1-Unos creen que por ser precisamente un valor el conocimiento debe manejarse responsablemente, por lo que ha de quedar en manos de un grupo de personas elegidas que lo proteja de la chusma básica o de fanáticos irresponsables que le puedan dar mal uso.

 

2-Otros consideran también que, por ser un valor, debe estar en manos del mayor número de personas posibles. Si es de todos, mejor.

 

Esta segunda posición, que pudiéramos catalogar como de democracia o populismo epistémico, constituye una creencia básica de la Ilustración moderna y es, de hecho, la concepción en que nos hemos educado y que subyace a todas nuestras creencias políticas de libertad de expresión y manifestación irrestricta del pensamiento.

 

Se trata de ideales ilustrados respecto a los cuales se instrumentaron con coherencia  algunos proyectos culturales específicos como La Enciclopedia, museos, exposiciones, la educación pública e incluso, todas las variantes iluministas de conquista y evangelización.

 

El trabajo del profesor se realiza entonces en el contexto general de la visión iluminista del mundo. En ese contexto, es también el héroe y protagonista de la aventura del conocimiento. Por eso debe ser conciente de los límites donde ese protagonismo rige y de la moralidad que requiere esa relación tan compleja entre ilustrados e ilustradores.

 

Emilio Ichikawa.

Marzo-2008.

--------------------------------------------------------------------------------------------  © 2008 MINISTRIES TO THE RESCUE – MINISTERIOS AL RESCATE INC.