EL REENCUENTRO DE JOSE CON SUS HERMANOS

 
 
 

EL REENCUENTRO DE JOSÉ CON SUS HERMANOS. Tema 16  

Texto  Bíblico: Génesis 42

Introducción: El encuentro de José con sus hermanos marcó la respuesta de sus sueños, se inclinaron ante él y le llamaron señor de ellos, en señal de sometimiento y que estaban bajo sus dominios. La llegada de sus hermanos a Egipto, José sabía que Dios los había reunidos de nuevo, pero con una nuevo propósito.

Objetivo: Vamos a ver los planes de Dios en este reencuentro de José con sus hermanos, pero para nosotros, el propósito de que Dios intervenga en nuestra reconciliación familiar. ¿Usted tiene alejamiento familiar? Será el tiempo de meditar sobre los asuntos  que le separan de la convivencia.

Desarrollo del mensaje:

LOS MOTIVOS Y RAZONES QUE DIOS USÓ PARA METER A ISRAEL A EGIPTO.  Llegaron esos 7 años de sequedad y de hambre, había hambre por toda la tierra, ¡hasta en la tierra de Canaán, la tierra prometida, tierra que fluía leche y miel! Si, la tierra que Dios les había prometido estaba seca no fluía leche y miel ¿qué acaso se equivocó Dios? No, no se equivocó, si les daría esa tierra con abundancia, pero ahora les estaba enseñando a confiar, a creer, pero sobre todo que llegaran a reconocer sus faltas y arrepentirse, para ser un pueblo santo para Dios. Esos hombres hijos de Jacob, eran hombres duros, reacios, sin rienda y sin fe, en algunos capítulos que saltamos, algunos de ellos cometieron irreverencias y grabes pecados.

FUE HASTA QUE ISRAEL SALÓ DE LA ESCLAVITUD DE EGIPTO, PARA IR A LA TIERRA DE CANAÁN, (TIERRA PROMETIDA) SOLO HASTA ENTONCES, ESTA TIERRA YA LOS ESPERABA CON ABUNDANCIA. Para nosotros sería más fácil alimentar a cien personas en el desierto, que a millones saliendo de Egipto a la tierra de Canaán. Pero para Dios le da igual, alimentar a unos pocos que a millones. (De hecho, Dios alimenta a los casi 7 mil millones de gente en el mundo) Pero antes de hacerlos multitudes y pueblo de Dios, estos hijos de Jacob, hermanos de José deberían ir a pedir perdón a su hermano, que un día humillaron y maltrataron. Luego se establecieron, se quedaron 430 años y allí en Egipto se desarrollaron, crecieron. Después de la muerte de Faraón, vino otro Faraón más cruel y los sometió a servidumbre, de tal manera que entre más los esclavizaban, más se multiplicaban. La gente de Jacob que creció tanto en Egipto, ellos sabían que Egipto no era su patria, sino la que Dios tenía para ellos. Así nosotros, estamos en este mundo, pero no somos de este mundo, sino que nos espera la verdadera patria, ¡la celestial!

DESDE QUE ISRAEL SALIÓ EGIPTO, SE VOLVIÓ UNA TIERRA ÁRIDA Y CON MUCHAS CARESTÍAS. Realmente fue José quien hizo de Egipto una potencia en ese tiempo, pero cuando salió se volvió pobre y miserable, la bendición se fue con Israel. Lo que podemos entender es que, donde está el pueblo de Dios va haber bienestar, bendición, abundancia y redención. Cuando la nación de Dios, los hijos de Dios salgamos de esta tierra, cuando Cristo nos lleve a las moradas celestiales, será un desastre esta tierra, será un caos, porque el hijo de perdición se manifestará para destrucción, el anticristo aparecerá y hará estragos en esta tierra.

JACOB, ISRAEL, LES DIJO A SUS HIJOS, NO SE QUEDEN AHÍ PARADOS SOLO VIENDO, VAYAN A TRAER ALIMETO DE EGIPTO. Israel mandó a sus hijos, aunque podía haber mandado a sus criados, pero por varios motivos y razones no envió a criados sino a sus propios hijos, porque si hubiera mandado a sus criados, tal vez nunca hubieran regresado, se hubieran quedado como asilados y José no los hubiera conocido, hubieran pasado desapercibidos. Desde luego, la voluntad de Dios en Jacob, era que mandara a sus hijos. 42:6 Y José era el señor de la tierra, quien le vendía a todo el pueblo de la tierra; y llegaron los hermanos de José, y se inclinaron a él rostro a tierra.

EL PLAN ERA: A) Encontrarse con José. B) Que se sometieran y se postraran ante él, para que se cumpliese el sueño de José. C) Para que aprendieran una buena lección, de no ser tan drásticos, insensibles. D) Para que hubiera arrepentimiento de sus fechorías. E) Aprendieran a temer a Dios.

APESAR DE QUE JOSÉ ERA YA MUY IMPORTANTE EN EGIPTO, NUNCA DEJÓ DE SER EL HOMBRE NOBLE Y SENSIBLE. José seguía siendo temeroso de Dios, seguía confiando en Él. Nunca se desanimó, nunca perdió la fe, nunca se detuvo en llegar a la meta. Caso contrario. Hay creyentes que por cualquier cosa, se desaniman, se quejan, hacen caprichos, berrinches, no les gusta que les digan sus errores, o que se les amoneste, se les llame la atención, o simplemente no les gusta algo, eso es suficiente para desertar. Muchos muchachos y muchachas se van de la iglesia porque el único galán que hay en la iglesia. La o lo decepcionó. O se disgustan por algo, a veces, por cosas que ni viene al caso, sin importancia. Perdieron el camino, la dirección correcta, regalaron la corana de vida eterna que les correspondía, se van al mundo o a otras iglesias. Pero no esperaron la promesa de Dios, no esperaron el cumplimiento de Dios en ellos.

PREGUNTA: ¿POR QUÉ NO FUE JOSÉ EN TODOS ESOS AÑOS QUE ESTUVO EN EGIPTO COMO SEÑOR A BUSCAR A SU FAMILIA? Canaán estaba muy cerca de Egipto, pero José supo esperar el tiempo de Dios. Porque no quería echar a perder el plan de Dios, él sabía que llegaría ese día y ese día había llegado. ¡Estaba contento y satisfecho! No se adelantó, pero tampoco se atrasó, ya que el tiempo de la buena voluntad de Dios, llegaría esperando con fe y paciencia. Nosotros debemos esperar el tiempo, el día de Dios. Filipenses 1:6 Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. (Estoy firmemente convencido, de que, quien empezó en nosotros la buena obra, la terminará perfeccionada, hasta el día del regreso de Jesucristo)

JOSÉ CONOCIÓ A SUS HERMANOS, PERO ELLOS A ÉL NO. José estaba completamente formado y hecho un hombre de capacidades y entendido. José se mostró duro y exigente con sus hermanos. Eso lo hizo para darles una buena lección, no de venganza, sino para que rectificaran sus malas conductas. Les dijo: Génesis 42:9 Entonces se acordó José de los sueños que había tenido acerca de ellos, y les dijo: Espías sois; por ver lo descubierto del país habéis venido. 10 Ellos le respondieron: No, señor nuestro, sino que tus siervos han venido a comprar alimentos. 11 Todos nosotros somos hijos de un varón; somos hombres honrados; tus siervos nunca fueron espías. 12 Pero José les dijo: No; para ver lo descubierto del país habéis venido. 13 Y ellos respondieron: Tus siervos somos doce hermanos, hijos de un varón en la tierra de Canaán; y he aquí el menor está hoy con nuestro padre, y otro no parece. Eso es lo que José quería saber, quería saber de su hermano Benjamín. José quería oír de su hermano menor, (Benjamín) Su mamá Raquel había muerto cuando él nació y le pusieron por nombre Benoni o Benjamín (hijo de la mano derecha)

JOSÉ PUSO EN LA CÁRCEL A SUS HERMANOS. ¿Usted cree que José fue cruel con sus hermanos? No, realmente tuvo comparación de ellos, él fue muy blando a comparación de ellos con él. 42:17 Entonces los puso juntos en la cárcel por tres días. Pero en el verso 18, José les dice: Y al tercer día les dijo José: Haced esto, y vivid: Yo temo a Dios. José ya les estaba dando muestras de ternura. Les dijo: Vallan por su hermano el menor, lleven alimento a su padre pero se quedará uno como muestra de que me están diciendo la verdad. Les prometo que nada le va a pasar a su hermano que se queda como rehén. Y fue Simeón el que se quedó en la cárcel. Desde luego que José estaba muy conmovido de todo lo que estaba aconteciendo, sabía que era la respuesta de Dios.

JOSÉ LES JUEGA ALGUNAS BROAMAS PESADAS. El dinero que pagaron se los devuelve en los sacos. Estas noticias le llevan a su padre Jacob, y les dicen que quedó uno como rehén Simeón, pero deberían llevar al hermano menos, (a Benjamín) solo así sabré, dijo José que no son espías. Jacob les reprochó su incapacidad de resolver los asuntos, pero Rubén y Judá se responsabilizaron en devolver a Benjamín. Jacob no quería darles a Benjamín, sabía que sus hijos eran muy irresponsables. Capítulo 43:6 Dijo entonces Israel: ¿Por qué me hicisteis tanto mal, declarando al varón que teníais otro hermano? 7 Y ellos respondieron: Aquel varón nos preguntó expresamente por nosotros, y por nuestra familia, diciendo: ¿Vive aún vuestro padre? ¿Tenéis otro hermano? Y le declaramos conforme a estas palabras. ¿Acaso podíamos saber que él nos diría: Haced venir a vuestro hermano?

(Cap. 43:11 a 14) Realmente Israel sentía en su corazón una respuesta de parte de Dios, tanto que le manda regalos aquel varón de Egipto (a su hijo José) Regalos como: Bálsamo, miel, perfumes, nueces, almendras, era lo que producían ellos mismos, y le envió el doble del dinero, para que pagaran lo que debían y para traer más alimento. Jacob les dijo que fueran claros en decirle que pudo haber sido una equivocación de que regresaron con el dinero del trigo. Vayan con aquel varón y lleven a mi hijo Benjamín, que el Dios Omnipotente les de Su misericordia y les regrese a su hermano Simeón. Y a Benjamín, si he de ser privado de mis hijos, que así sea.

DESCENDIENTES DE BENJAMÍN HERMANO DE JOSÉ. Entre los descendientes de Benjamín fueron: Saúl el primer rey de Israel, También fue Pablo, el hebreo de hebreos, del linaje de Benjamín. Descendientes de José: Efraín y Manasés.

LOS HIJOS DE ISRAEL SE PRESENTAN DE NUEVO CON JOSÉ. (43:23 a 33) Antes de pasar ante José, le cuentan al mayordomo lo que había sucedido, del dinero, pero el mayordomo les dijo: -“No tengan miedo, vuestro Dios les dio esos tesoros en sus costales”. Este hombre mayordomo, había sido influenciado en la fe de José.

Y Usted, ¿Su fe ha influenciado a otros? O, el mundo y su gente lo han influenciado a usted. ¿Qué dice la Palabra? En Jeremías 15:19 Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, Yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos. 20 Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque Yo estoy contigo para guardarte y para defenderte, dice Jehová. 21 Y te libraré de la mano de los malos, y te redimiré de la mano de los fuertes.

JOSÉ LOS LLEVA A SUS HERMANOS A SU CASA. Les dieron de comer, les lavaron los pies. Cuando José llegó se inclinaron para saludarlo y le dieron todos los regalos que su padre le había mandado. José les pregunta: -¿Cómo está su padre, aún vive? Contestaron: Si, nuestro padre está bien y le manda saludos. Nuevamente se inclinan ante él para darle el saludo de Israel. Pero al ver José a su hermano Benjamín no pudo detener el llanto, tanto que salió rápidamente y fue a llorar en lo privado. Luego que lloró y se lavó, regresó con ellos. Versos 33 Y se sentaron delante de él, el mayor conforme a su primogenitura, y el menor conforme a su menor edad; y estaban aquellos hombres atónitos mirándose el uno al otro. 34 Y José tomó viandas de delante de sí para ellos; mas la porción de Benjamín era cinco veces mayor que cualquiera de las de ellos. Y bebieron, y se alegraron con él.

NUEVAMENTEJOSÉ LES JUEGA OTRA BROMA. Resulta que cuando se fueron sus hermanos, manda al mayordomo a llenar sus costales y pone de nuevo el dinero en sus costales y pone la copa de José en el saco de Benjamín. Entonces José le da la orden de ir a alcanzarlos para reprenderlos del robo y la copa donde suele adivinar su señor, (adivinar, era solo una alegoría, figurativa) Ellos contestaron: -Que nos esculquen, que busquen en cada uno, y si la encuentra en alguien, ¡que muera! Y nosotros seremos sus esclavos. Dijo el mayordomo: -Hágase como ustedes dicen. Encontraron la copa de José en el costal de Benjamín. Los regresaron ante José y les dijo: -¿Qué han hecho? ¿Por qué me pagan así, si yo les he ayudado y ahora se han robado mi copa, saben que yo puedo adivinar? 44:16 Entonces dijo Judá: ¿Qué diremos a mi señor? ¿Qué hablaremos, o con qué nos justificaremos? Dios ha hallado la maldad de tus siervos; he aquí, nosotros somos siervos de mi señor, nosotros, y también aquel en cuyo poder fue hallada la copa.

JOSÉ LES DIJO: EN QUIEN ENCUENTRE MI COPA DE PLATA, ESE SERÁ MI SIERVO, USTEDES REGRESARÁN. 44:18 Entonces Judá se acercó a él, y dijo: Ay, señor mío, te ruego que permitas que hable tu siervo una palabra en oídos de mi señor, y no se encienda tu enojo contra tu siervo, pues tú eres como Faraón. 19 Mi señor preguntó a sus siervos, diciendo: ¿Tenéis padre o hermano? 20 Y nosotros respondimos a mi señor: Tenemos un padre anciano, y un hermano joven, pequeño aún, que le nació en su vejez; y un hermano suyo murió, y él solo quedó de los hijos de su madre; y su padre lo ama.

SI NOSOTROS REGRESAMOS SIN SU HIJO MENOR SE VA A MORIR. Le cuentan todo lo que pasó o lo que hicieron con José, pero aún encubrían la verdad. Le dijo Judá: -Yo me quedo en su lugar, para sobreguardar la vida a mi padre.

CAPITULO 45 JOSÉ SE DA A CONOCER CON SUS HERMANOS. Verso 1 No podía ya José contenerse delante de todos los que estaban al lado suyo, y clamó: Haced salir de mi presencia a todos. Y no quedó nadie con él, al darse a conocer José a sus hermanos. 2 Entonces se dio a llorar a gritos; y oyeron los egipcios, y oyó también la casa de Faraón. 3 Y dijo José a sus hermanos: Yo soy José; ¿vive aún mi padre? Y sus hermanos no pudieron responderle, porque estaban turbados delante de él. 4 Entonces dijo José a sus hermanos: Acercaos ahora a mí. Y ellos se acercaron. Y él dijo: Yo soy José vuestro hermano, el que vendisteis para Egipto.

JOSÉ LES DICE LOS MOTIVOS POR LO CUAL JOSÉ PASÓ TODAS ESAS PENURIAS. Versos 5 Ahora, pues, no os entristezcáis, ni os pese de haberme vendido acá; porque para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros. 6 Pues ya ha habido dos años de hambre en medio de la tierra, y aún quedan cinco años en los cuales ni habrá arada ni siega. 7 Y Dios me envió delante de vosotros, para preservaros posteridad sobre la tierra, y para daros vida por medio de gran liberación. 8 Así, pues, no me enviasteis acá vosotros, sino Dios, que me ha puesto por padre de Faraón y por señor de toda su casa, y por gobernador en toda la tierra de Egipto.

JOSÉ MANDA A TRAER A SU PADRE. Versos 9 Daos prisa, id a mi padre y decidle; Así dice tu hijo José: Dios me ha puesto por señor de todo Egipto; ven a mí, no te detengas. 10 Habitarás en la tierra de Gosén, y estarás cerca de mí, tú y tus hijos, y los hijos de tus hijos, tus ganados y tus vacas, y todo lo que tienes. 11 Y allí te alimentaré, pues aún quedan cinco años de hambre, para que no perezcas de pobreza tú y tu casa, y todo lo que tienes. 12 He aquí, vuestros ojos ven, y los ojos de mi hermano Benjamín, que mi boca os habla. 13 Haréis, pues, saber a mi padre toda mi gloria en Egipto, y todo lo que habéis visto; y daos prisa, y traed a mi padre acá.

FARAÓN LES DA LO MEJOR DE EGIPTO, LO MEJOR DE LA TIERRA Y HASTA DE LAS RIQUEZAS. A Israel le dan las noticias de que José está vivo y Jacob se pone contento y va a José, entran a Egipto y se desarrollan, se multiplican, hasta que muere el buen Faraón. Luego se levanta otro faraón cruel que no reconoció la labor de José y empezó el calvario de Israel en Egipto. 

DIOS HABLA CON ISARAEL: 46:1 Salió Israel con todo lo que tenía, y vino a Beerseba, y ofreció sacrificios al Dios de su padre Isaac. 2 Y habló Dios a Israel en visiones de noche, y dijo: Jacob, Jacob. Y él respondió: Heme aquí. 3 Y dijo: Yo Soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque allí Yo haré de ti una gran nación. 4 Yo descenderé contigo a Egipto, y Yo también te haré volver; y la mano de José cerrará tus ojos.

ASÍ CONCLUYE ESTA HISTORIA DESDE EL LLAMDO DE ABRAHAM HASTA QUE JACAB ENTRA A EGIPTO Y ESTA NACIÓN CRECE HASTA HACERSE NUMEROSA EN LA TIERRA DE EGIPTO. Jesús fue el gran enviado para guardarnos del mundo. (Juan 17: 6 a 22)

 

 

  

 

 

ESTUDIOS DE ADRIAN HERNANDEZ