Tartaletas de limón y merengue

 Ingredientes:


Para seis tartaletas.


  • Masa quebrada, comprada o casera, lo que queráis
Para la crema de limón:
  • 2 huevos y cuatro yemas
  • 375 gr de azúcar
  • 40 gr de Maizena
  • 40 gr de mantequilla
  • el zumo de 4 limones
  • 50 gr de agua
  • una pizca de sal
La receta de la crema de limón la tenéis aquí


Para el merengue italiano:

  • 3 claras de huevo
  • Unas gotas de limón o un pellizquito de cremor tártaro
  • 140 gr de azúcar
  • 60 gr de glucosa líquida
  • 65 gr de agua
La glucosa ayuda mucho a que el almíbar no se cristalice y facilita bastante la vida, pero en absoluto es imprescindible, podéis poner 200 gr de azúcar y olvidaros de la glucosa.

Os sobrará crema de limón, pero si lográis no comérosla a cucharadas o untada en cualquier sitio, se puede congelar y utilizarla otro día.


Preparación:


Precalentamos el horno a 175 grados, calor arriba y abajo.


Forramos las tartaletas con la masa quebrada (sin olvidar poner spray desmoldante).

La vamos a hornear en vacío, es decir, sin el relleno, así que tendremos que poner en cada tartaleta un trozo de papel de horno y rellenarlas con legumbres, para evitar que la masa suba.

Cuando el horno esté caliente las horneamos 15 o 20 minutos. Las sacamos, les quitamos las legumbres y las dejamos enfriar.


Una vez frías las rellenamos con la crema de limón que ya habremos dejado reposar en la nevera un par de horas.


El merengue italiano:


Ponemos en un cazo el agua, el azúcar y la glucosa, lo calentamos hasta el punto de bola blanda, 115-117 grados, que mediremos con un termómetro apto para azúcar ¡ojo que no sirve cualquiera!.


Cuando vaya por 100-110 grados ponemos a montar las claras y el limón (o el cremor tártaro) con las varillas a velocidad media-alta.


Cuando el almíbar esté listo lo vamos añadiendo a las claras sin dejar de batir, solo un hilillopegadito a la pared del recipiente y con cuidado de que no caiga en las varillas.


Al acabar todo el almíbar seguimos batiendo hasta que el merengue se enfríe, que ya lo notemos a temperatura ambiente, ahora ya lo podemos utilizar.


Lo ponemos encima de la crema de limón como queramos, con una cuchara, con manga pastelera.... como queráis, las decoráis a vuestro gusto.


Metemos en el horno caliente a 170 grados, calor arriba y abajo, las tartaletas y las horneamos unos 10 minutos, hasta que el merengue se empiece a tostar, vigilando bien que no se queme.


Las desmoldamos y las dejamos enfriar en una rejilla.

Si las tartaletas se os reblandecen con la humedad de la crema, podéis pintar el fondo con clara de huevo nada más sacarlas del horno, antes de enfriarlas y rellenarlas, así quedan selladas y más crujientes.


Comments