Mariposas como Bioinidcadoras

CREDITOS: © ANDRADE-C., M. G. 1998. Utilización de las mariposas como bioindicadoras del tipo de hábitat y su biodiversidad en Colombia. Revsita de la Academia Colombiana de Ciencias, Exactas, Físicas y Naturales 22(84): 407-421.

¿Por qué utilizar los insectos como bioindicadores del hábitat?

Una de las preguntas que con mas frecuencia nos hacemos es ¿Por qué utilizar los insectos como bioindicadores del hábitat?, esto obedece a cinco aspectos fundamentales, (1) alta riqueza y diversidad de especies, (2) fácil manipulación,  (3) fidelidad ecológica, (4) fragilidad frente a perturbaciones mínimas y (5) corta temporalidad generacional, teniendo en cuenta para cada uno de ellos lo siguiente:

  1- Alta riqueza y diversidad de especies: cuatro de cada cinco especies de animales son insectos, lo que en términos de probalidades facilita cualquier labor de captura.

  2- Fácil manipulación: Con excepción de las especies con riesgos de fectos táxicos para el hombre, la mayoría requieren bajos esfuerzos de captura, ya sea con trampas de baja o gran slectividad. El tamaño de los ejemplares reduce la labor de captura y el desplazamiento de las muestras.

  3- Fidelidad ecológica. Michas especies de insectos pueden presentar rangos estrechos de tolerancia a los factores abioticos; esto permite, en principio, relacionar determinados grupos de insectos con determinados hábityats y microhábitats.

  4- Fragilidad frente a perturbaciones mínimas: Este factor permite seleccionar variables demográficas o de comprotamiento que pueden ser medidas u observadas en el campo, y lo que es más importante, que tengan una estrecha correlación con las variables abióticas preseleccionadas.

  5- Corta temporalidad generacional: A diferencia de la mayoría de animales, un gran número de especies son polotinas, es decir que tienen varias generaciones en un ciclo anual, lo que posibilita gestiones de monitoreo a corto plazo.

El hacer uso de especies o grupos taxonómicos capaces de reflejar el estado de conservación de una biota, su biodiversidad, endemismo o grado de intervención, es el prinicipio fundamental de los Bioinidcadores (Coddington et al, 1991, Brown 1991, Colwell, 1994, Colwell & Coddington 1996, Pearson 1994, Andrade-C, 1998); estos son taxones o grupos de especies de biología y taxonomia bien conocidas que sean fácilemnte identificables y manipulables tanto en el campo como en el laboratorio. Ademas deben ser abundantes, estables y prefiribelmente sedentarios dentro de un ecositema; deben estar ecològicamente bien diversificados, y es prefirible que tengan ciclos de vida cortos y alta sensibilidad y fidelidad ecológica. estas características se complementan si presentan áreas definidas de endemismos y centros de diversidad (Brown 1991, Pearson 1994).

Muchos de los trabajos realizados con bioinidicadores han sido hechos en insectos, grupo que, además de presentar los requerimentos anteriores, posee densidades poblacionales usulamente latas, lo que permite realizar análisis numéricos o estadisticos comparativamente relevantes. Dos de los grupos que han sido empleados para tales fines son las mariposas y las hormigas. Precisamente, uno de los grupos animales que más sobresaleen cualquier unidad paisajística, es el de las mariposas; sus colores brillantes, usulamente contrastantes con el medio, y su vuelo, más lento que el de los vertebrados y distintivo para diferenmtes grupos taxonómicos, hace que su identificación sea relativamente sencilla y que no implique un sacrifico excesivo de animales.

¿Por que las mariposas?

 Teniendo en cuanta todo lo anterior, entonces nos preguntamos ¿Por què las mariposas?, y para responder esto debemos tener en cuenta que cumplen con los requerimientos que deben tener taxón determinado para ser considerado como bioindicador; los mismos son:

        1. Taxonomía bien conocida y estable.
        2. Buen conocimiento de su biología e historia natural (Ciclo de vida)
        3. Facilidad de observación en el campo
        4. Amplitud de ocupación de habitats y rango geográfico.
        5. Especialización de hábitat de algunas especies.
        6. Patrones biológicos correlacionados conm otros taxa.

Para poder analizar esto debemos tener en cuenta dos aspectos: Residencialidad de las mariposas y gremios alimenticios en orugas y adultos:

Residencialidad de la comunidad de mariposas  

Gremios alimenticos