Comenzando

Las materias que conforman el campo disciplinar de Componentes Cognitivos y Habilidades del Pensamiento como un eje transversal de todos los contenidos que conforman el bachillerato general del Estado. Un eje que aporta a los demás campos de conocimiento las herramientas de pensamiento y cognición que son necesarias para organizar los conocimientos disciplinares específicos de las distintas materias.

 

Las habilidades de pensamiento y los procesos de metacognición en la educación media superior ayudan al estudiante a:

 Construir conocimientos y competencias con más oportunidades para tener éxito y transferibilidad.
  Aprender a construir las estrategias de resolución de problemas que favorezcan la obtención de éxito y   transferencia con su autorregulación.
 Ser más autónomo en la ejecución de tareas y en los aprendizajes (a autorregularse y saber pedir ayuda)  y
 Desarrollar una motivación para aprender y construir un concepto de sí mismo como estudiante.

Para su conformación, el campo disciplinar se divide en dos bloques que se abordan durante cinco semestres del bachillerato. El primer bloque denominado Habilidades de Pensamiento reúne habilidades tales como describir, memorizar, definir, organizar, analizar y narrar, a través de las materias de Habilidades Básicas del Pensamiento, Métodos y Pensamiento Crítico I  y Gestión del Conocimiento.


Mientras que las competencias que se desarrollan a través del bloque de Procesos Metacognitivos impulsan en el estudiante el uso de procedimientos de, como hipotetizar, justificar, explicar o argumentar que impactan en la manera en que el estudiante organiza sus aprendizajes y transfiere lo aprendido a situaciones novedosas, a través de las materias Métodos y Pensamiento Crítico I, Toma de Decisiones y Creatividad.

Desde esta perspectiva, la formación de un estudiante como un pensador crítico saca partido de múltiples formas de la metacognición para edificar y para transferir el aprendizaje, aplicar sus habilidades a la resolución de problemas, aumentar la autonomía del pensamiento, motivar al estudiante para formar un pensamiento de alto nivel  y concebirse, de manera progresiva, como una persona que posee habilidades para seguir aprendiendo.

La materia de Métodos y Pensamiento Crítico está inserta en el segundo  bloque del campo disciplinar de Componentes cognitivos y en conjunción con las materias de Toma de Decisiones y Creatividad  , conforman la asignatura de   Procesos Metacognitivos. Su carga horaria es de dos horas a la semana para las dos primeras y cinco  horas para Métodos y Pensamiento Critico II. Las competencias generadas en este campo se consideran de corte transversal al resto del currículum del bachillerato, en tanto que, dan servicio  a la consolidación de los conocimientos de los demás campos disciplinares.





http://www.youtube.com/watch?v=U_wE4N-3CXk&feature=fvsr