Miguel Castaño Quiñones

Periodista, socialista y alcalde de León en la II República

Cronología

5 de febrero de 1883: Nace en León.

1910: Junto con Juan Antonio Álvarez Coque y Miguel Carro Llamazares es elegido concejal del Ayuntamiento de León. Aparece representando al Centro Obrero en la convocatoria de una manifestación. Secretario de la Junta Local de Reformas Sociales.

1912: Vocal obrero de la Junta Local de Reformas Sociales

1913: Como miembro de la agrupación socialista es el encargado de liquidar las cuentas de la sección ugetista de Curtidores tras su disolución.

1917: encarcelado a raíz de la huelga general.

1918: Candidato socialista por el distrito de La Vecilla, no sale elegido.

1919: Nuevamente candidato por el mismo distrito, no sale elegido.

1931: Es elegido alcalde de la ciudad de León en las elecciones de abril y posteriormente diputado en las Cortes Constituyentes.

1934: Es relevado de su cargo como alcalde por los sucesos de octubre una de cuyas consecuencias es la imposición de una gestora municipal.

1936: En febrero es repuesto en su cargo como alcalde. Detenido tras el alzamiento es juzgado entre los días 4 y 5 de noviembre, condenado a pena de muerte cuya ejecución tuvo lugar el 21 de noviembre.

Un prohombre del socialismo leonés

Natural de León, nació el 5 de febrero de 1883. Comenzó trabajando como tipógrafo en la imprenta de La Democracia propiedad de Francisco Sanz y dirigido por Daniel Calvo, periódico del que posteriormente fue director y propietario. A la sazón se convertiría dicho periódico en un trasunto de órgano de prensa del socialismo leonés.

Pronto lo encontramos vinculado a la Agrupación Socialista de León. Concejal socialista del Ayuntamiento de León desde 1910 junto con Juan Antonio Álvarez Coque y Miguel Carro Llamazares.

Estuvo encarcelado con motivo de la huelga de 1917. Candidato socialista por el distrito de La Vecilla (León) en las elecciones de 1918 y 1919, sin resultar elegido. Fue el primer alcalde republicano y socialista de León en abril de 1931, puesto que ocupó durante todo el período republicano excepto un año que el ayuntamiento estuvo regido por una gestora municipal nombrada por el Gobierno tras la revolución de octubre de 1934.

Por fin, en las elecciones para Cortes Constituyentes del 28 de junio de 1931 obtiene el acta de diputado por León con 46972 votos. Cargo que ocupa hasta octubre de 1933.

Repuesto como alcalde tras la elecciones de 1936. Al estallar la guerra fue detenido en el Gobierno Civil de León, sometido a Consejo de Guerra los días 4 y 5 de noviembre, fue condenado a muerte y fusilado el 21 de noviembre de 1936 en el campo de tiro de Puente Castro en León.

 

Documento 1

Acta de la sesión Extraordinaria de Constitución del Ayuntamiento de León de 17 de abril de 1931

(Presentes) Señores

: Gobernador Civil, Castaño, Carro, Álvarez Coque, Pallarés, Alfageme, Alonso Cil, Calzada, Pérez Fernández Cabo, López Robles (José), Morán, Fernández (D. Agapito), Valls, Vizoso, Fernández D. Devesa, Lobato, Gatón, Casas, Barthe, López Robles (Joaquín), Puente Ruiz, Feo, Fernández de Celis, González Miranda, Eguiagaray Pallares.

Reunidos el día 17 de abril de mil novecientos treinta y uno, en el salón de sesiones del Excmo. Ayuntamiento, bajo la presidencia del Excmo. Señor Gobernador Civil interino del Gobierno de la República, los Concejales, señores Castaño, Carro, Álvarez Coque, Pallares, Alfageme, Alonso Cil, Calzada, Pérez Fernández Cabo, López Robles (José), Morán, Fernández (D. Agapito), Valls, Vizoso, Fernández D. Devesa, Lobato, Gatón, Casas, Barthe, López Robles (Joaquín), Puente, Feo, Fernández de Celis, González Miranda y Eguiagaray, por el señor presidente se declaró abierta esta sesión extraordinaria a las diez y nueve y cuarenta y cinco.

El Secretario de la Corporación da cuenta de la orden recibida de la Superioridad para que se constituya definitivamente el primer Ayuntamiento leonés de la República, elegido por el voto popular en las elecciones celebradas el doce de los corrientes con arreglo a los preceptos de la Ley de 2 de octubre de 1877.

El Señor Presidente usa de la palabra y dice que es un momento de emoción inolvidable al dar posesión a los legítimos representantes de la voluntad popular, que este Ayuntamiento que se constituye no es sólo para los republicanos triunfantes sino para todo el pueblo leonés, que los Señores Concejales que hoy se posesionan en virtud de las elecciones más trascendentales de la historia de España, les corresponde realizar una labor de enorme importancia y espera que la fructífera lucha de ideas y contraste de opiniones libre y ecuánime, producirá resultados que engrandecerán este pueblo leonés, cuna de la nacionalidad española; termina saludando y se retira del salón.

El señor Secretario procede a dar lectura de los artículos 53 a 57 de la Ley Municipal de 2 de octubre de 1877.

En virtud de lo preceptado en dicha Ley Municipal, ocupa la presidencia interina don Miguel Castaño Quiñones, que ha sido el Concejal elegido por mayor número de votos, y manifiesta que va a proceder a la elección de Alcalde-Presidente de la Excma. Corporación municipal.

Se procede a la elección de Alcalde con arreglo a lo prevenido en el artículo 54, de la citada Ley, o sea, depositando los señores Concejales, llamados por orden de votos, su papeleta en la urna destinada al efecto, y una vez terminada la votación, se verificó el escrutinio, cuyo resultado es el siguiente: Don Miguel Castaño Quiñones, diez y seis votos, papeletas en blanco, ocho; por mayoría absoluta es elegido Alcalde-Presidente de la Excma. Corporación municipal D. Miguel Castaño Quiñones, quien se posesionará de la Alcaldía.

En la misma forma legal se verifica la elección de Tenientes de Alcalde, cuyo escrutinio da el siguiente resultado: Primer Teniente, don Enrique Pallares, por quince votos; papeletas en blanco, siete. Segundo Teniente, D. Crisanto Sáenz de la Calzada, por diez y seis votos, y seis papeletas en blanco. Tercer Teniente, D. Juan Antonio Álvarez Coque, por diez y seis votos, papeletas en blanco, siete. Cuarto Teniente, D. Baldomero Lobato Rodríguez, por quince votos y siete papeletas en blanco. Quinto Teniente, D. Miguel Carro Llamazares, por diez y seis votos, papeletas en blanco, siete y Sexto Teniente, D. Fernando Morán Fernández, por quince votos y siete papeletas en blanco.

Igualmente se procede a elegir los Regidores Síndicos y resultan nombrados los Señores Valls y Alfageme, Primero y segundo Procurador Síndico.

Los señores elegidos toman posesión de sus respectivos cargos.

El señor Alcalde-Presidente dirige la palabra a los Señores concejales y recuerda la expulsión del Ayuntamiento en el año 1923, así como la constitución del Ayuntamiento provisional el día catorce de los corrientes, y agrega que la misión de esta Corporación municipal consiste en la colaboración de todos sus miembros, para que la mayoría trae, junto con el de la justicia, un espíritu de concordia, sin pasiones políticas ni personalismos, y por eso no alude a ningún otro asunto, puesto que todo se ha de juzgar oportunamente. Dice también que siente orgullo de venir todos a estos funestos por voluntad popular y por su designación para la Alcaldía merced al voto de sus amigos, y termina con un saludo al vecindario leonés y a la Prensa, dando un: ¡Viva a la República!

El señor Eguiagaray hace uso de la palabra y dice que la minoría monárquica acata la voluntad popular y espera la consideración personal de la mayoría, ya que los Concejales monárquicos están dispuestos a la obra fiscalizadora más detenida respecto a los Ayuntamientos anteriores, pues cree que a todos animó la mejor voluntad, aunque hubiese errores y espera que se les permita estar con dignidad.

El señor Presidente le contesta recordando que la mayoría depone por anticipado todo aspecto personal y que si se trata, como parece, de defender a quienes actuaron de una manera violenta en la corporación, lo que hizo que por lo menos sufriesen una ofuscación y que se procedió arbitrariamente, por cuanto se vulneraron las leyes al amparo de un régimen de fuerza, sin que esto implique que hubiese hechos delictivos, pero si caprichosos y arbitrarios, no teniendo derecho a invocar el decoro de concejal los que desempeñaron el cargo contra la voluntad del vecindario en un régimen de violencia.

El señor Presidente declara constituido el Ayuntamiento en la siguiente forma:

Alcalde, D. Miguel castaño Quiñones, Tenientes de Alcalde, D. Enrique Pallares Moliner, D. Crisanto Sáenz Calzada; D. Juan Antonio Álvarez Coque; D. Baldomero Lobato Rodríguez; D. Miguel Carro Llamazares y D. Fernando Morán Fernández; Síndicos, D. Vicente Valls Anglés y D. Agustín B. Alfageme, y Regidores, D. Mariano Miaja Carnicero, D. Vitorino Vizoso Guijo, D. José López Robles, D. Francisco Pérez Fernández, D. Enrique Gatón González, D. José Casas Tascón, D. Miguel Alonso Cil, D. José Fernández D. Devesa, D. Agapito Fernández Suárez, D. Joaquín López Robles, D. Enrique Barthe Sánchez Sierra, D. José Eguiagaray Pallares, D. Dionisio González Miranda, D. José Gómez de Argüello, D. Francisco Fernández de Celis, D. Isidro Feo Feo y D. Joaquín Puente Ruiz y levantó la sesión extraordinaria de constitución del Ayuntamiento a las veinte y veintidós, extendiéndose de ella la presente acta que firman los señores que asistieron y yo el Secretario.