20.-Sábado antes

Sábado antes de la confirmación, 19 de Mayo 2012.

En sitio conveniente...,,,,,,,,,,

        Se suele dedicar la mañana y las primeras horas de la tarde a la Convivencia final, preparatoria al Domingo de Confirmación.

        La Parte principal se dedica a la "oración", bien mediante el rezo de "laudes", explicando los salmos, o con u  sólo salmo, como este año, que nos prepare a la "Celebración de la Penitencia", que nos disponga, adecuadamente, con el perdón de los pecados y la Gracia de Dios, a la recepción  de Óleo Santo con el que se nos crismará y se nos otorgará, por el ministerio de la Iglesia, el Don del Espíritu Santo.

        Se invitó a todos los jóvenes a participar este año en la peregrinación haciendo el "Camino de Santiago", con la parroquia de San Francisco de Borja de Gandía., mediante folleto propaganda,,,
........................

        La finalidad es, pues, prepararnos al sacramento de la penitencia, que es el último acto de esta convivencia y que reciben todos los admitidos a la confirmación
....................................................................................................... y cuantos los acompañan, si lo desean.

        Este año centró la celebración el Salmo 50 que se entregó a  cada uno de los chicos y chicas, en folio aparte,  así como a los demás asistentes, catequistas..... 
De esta manera se facilita el rezo en dos coros de los tramos que contienen los versos del salmo.

        Después de un momento de meditación, cada uno expresa lo que le sugiere la Palabra o la estrofa del salmo que más le ha llegado al alma, lo que le ha gustado, o más le ha impresionado..


Salmo 50 Miserere
3 Misericordia, Dios mío, por tu bondad,
por tu inmensa compasión borra mi culpa;
4 lava del todo mi delito,
limpia mi pecado.

5 Pues yo reconozco mi culpa, 
tengo siempre presente mi pecado:
6 contra ti, contra ti solo pequé,
cometí la maldad que aborreces.

En la sentencia tendrás razón,
en el juicio resultarás inocente.
7 Mira, en la culpa nací,
pecador me concibió mi madre.

8 Te gusta un corazón sincero,
y en mi interior me inculcas sabiduría.
9 Rocíame con el hisopo: quedaré limpio;
Lávame: quedaré más blanco que la nieve.

10 Hazme oír el gozo y la alegría,
que se alegren los huesos quebrantados.
11 Aparta de mi pecado tu vista,
borra en mí toda culpa.

12 Oh Dios, crea en mí un corazón puro,
renuévame por dentro con espíritu firme;
13 no me arrojes lejos de tu rostro,
no me quites tu santo espíritu.

14 Devuélveme la alegría de tu salvación,
afiánzame con espíritu generoso:
15 enseñaré a los malvados tus caminos,
los pecadores volverán a ti.

16 Líbrame de la sangre, oh Dios,
Dios, Salvador mío,
y cantará mi lengua tu justicia.
17  Señor, me abrirás los labios,
y mi boca proclamará tu alabanza.

18 Los sacrificios no te satisfacen:
si te ofreciera un holocausto, no lo querrías.
19 Mi sacrificio es un espíritu quebrantado;
un corazón quebrantado y humillado,
tú no lo desprecias.

20 Señor, por tu bondad, favorece a Sión,
reconstruye las murallas de Jerusalén:
21 entonces aceptarás los sacrificios rituales,
ofrendas y holocaustos,
sobre tu altar se inmolarán novillos.

                                                                                      

NB
[La Biblia de Jerusalén le pone a este salmo sencillamente el título de Miserere, palabra con la que comienza el texto latino. La introducción al salmo, versículos 1 y 2, dice: «Salmo de David, cuando el profeta Natán lo visitó después de haber pecado aquél con Betsabé». Este salmo penitencial tiene un estrecho parentesco con la literatura profética, sobre todo con Isaías y Ezequiel. Dios, totalmente puro e íntegro, al perdonar, manifiesta su poder sobre el mal y su victoria sobre el pecado (v. 6). El v. 7 nos recuerda que todo hombre nace impuro, y por ello inclinado al mal, Gn 8,21; aquí se alega esta impureza fundamental como circunstancia atenuante que Dios debe tener en cuenta. La doctrina del pecado original quedará explícita en Rm 5,12-21, en correlación con la revelación de la redención por Jesucristo. En el v. 16 se ha querido ver a veces una alusión al asesinato de Urías por orden de David, 2 S 12,9. También se ha leído allí la expresión de la muerte prematura del malvado como castigo por los pecados, según la doctrina tradicional. En el v. 20, al regreso del destierro, se espera, como señal del perdón divino, la reconstrucción de las murallas de Jerusalén. Y el v. 21 es una precisión litúrgica añadida más tarde: en la Jerusalén restaurada se dará todo su valor a los sacrificios legítimos, es decir, oficialmente prescritos. Para Nácar-Colunga el título de este salmo es Confesión de los pecados y súplica de perdón. Es un verdadero acto de penitencia, que según una tradición brotó del corazón y de los labios de David, cuando Natán le reprendió por su pecado)                 <<<<<´´                                                    ´>>>>>>>>>>>>más pincha>>>

                                                                        

    Así, pues, tomando la palabra, seguidamente, la catequista Dolo, explicó todo el salmo mientras relataba los hechos del pecado de David, Rey,......que fue reprendido después por  el profeta Natàn.

    Recalcó la libertad que tenemos para hacer cada cual lo que quiera, pero animó a los jóvenes a volver siempre a Dios, a convertir nuestro corazón al Señor, como David, que en su humildad, reconociendo su pecado, fue escuchado y perdonado y amado sobremanera de Dios,

    Brevemente intervino Kiko y Claudio ofreciendo su testimonio de fe en Cristo, al que se esfuerzan en seguir, pues Él es el único que da sentido a su vida., el único en el que encuentran alegría verdadera y descanso.

Se pasó a la Iglesia donde tuvo lugar la celebración penitencial para los confirmandos y demás asistentes ...........


http://www.franciscanos.org/oracion/salmo050.htm


 Esto es todo lo que recuerdo

                                                                                                  


 Verdaderamente, siempre, lo humano es mejorable........pero lo que hemos hecho, eso es lo que ha sido.
 
Todo ha estado bien............
......porque unos siembran y otros siegan pero sólo Dios da el crecimiento,

El hombre es como el de la parábola del Reino, que sembró la semilla en su campo y mientras dormía, la semilla creció y dio fruto, mas, sin que el hombre supiera como.

Cuando  llega a su sazón, se le hecha la hoz y se siega. 

 Así, pues, nosotros hemos sembrado, pero como SIERVOS INÚTILES, sólo hicimos algo de lo que teníamos que hacer. 
Nos alientan las palabras del Santo Padre el Papa Benedicto XVI en Frascati-Italia sobre la evangelización:
.....................................................Jesús los manda de dos en dos y les da instrucciones, que el Evangelista resume en pocas frases. La primera se refiere al espíritu de desapego: los apóstoles no deben ser apegados el dinero y a las comodidades. Luego Jesús advierte a los discípulos que no siempre recibirán una acogida favorable: a veces serán rechazados; más aun, podrán ser también perseguidos. Pero esto no los debe impresionar: ellos deben hablar en nombre de Jesús y predicar el Reino de Dios, sin preocuparse por tener éxito. 
El éxito se lo dejan a Dios".

Bendito sea Dios, nuestro Padre.


Yo no pude asistir el domingo a la Misa en la que los confirmandos recibieron el Sacramento, no puedo pasar reseña del acto.

¡Alabado sea Jesucristo!
     
Comments